Vietnam (XXIII)

NOTA DEL ADMINISTRADOR: Debido a un fallo en el antiguo servidor de imágenes habrá paginas en las que no se vean estas en su párrafo correspondiente, y ya que volverlas a poner todas en su sitio llevaría muchísimo tiempo se ha insertado al final de cada crónica un vídeo para poder verlas.

 

Cuando llegamos a la estación de tren, comprobamos, que debido a los días del Tet, hay dos trenes que van hacia el sur, en vez de uno. Los dos van llenos, pero al tener el país, solo una vía de tren que va a las ciudades, pues cada vez que se cruzan con el que va en sentido contrario, tienen que parar en una estación, para dejar pasar al que viene.

PASAJEROS AL TREN

Esto hace que el trayecto a Danang, de 700 km, dure cerca de 20 horas, lo bueno es que hemos conseguido litera, lo malo, es que son compartimentos de 6, y las literas, no se pliegan, por lo que todo el camino, uno debe de ir de pie en el pasillo, o tumbado . Optamos por ir la mayor parte durmiendo, llegamos a hacerlo por al menos 16 horas, pasando las otras cuatro, mirando por la ventana, haciendo fotos , o curioseando en el tren todo aquello, que nos extraña, como una caja que hay en el pasillo, el cual contiene un martillo de emergencia para romper los cristales en caso de accidente, muy diferente a los que hay en nuestro país.

Cuando llegamos a Danang, lo primero que hacemos es irnos a cenar al restaurante cochambroso del pho exquisito, para luego ir a recoger la moto y los cascos, en el parking del centro comercial.

PERDIMOS LOS PAPELES

Al llegar a éste, tenemos dos malas noticias, la primera, es que Maruxiña, que por voluntad propia, decidió hacerse cargo de los tickets de las dos cosas, ha perdido el perteneciente a la moto, por lo que no tenemos derecho a reclamarla, y la otra, es que cuando encuentro la moto, a esta le han robado las gomas de los estribos delanteros, y la palanca de arranque manual, además tiene pinchada la rueda trasera.

Gracias a que la encargada del parking, me reconoce, ya que habíamos ido más veces a este, y siempre bromeaba con ella, podemos sacar la moto, y llevarla cerca donde me arreglan el pinchazo.

Saco dos buenas lecciones de este incidente, la primera es que la próxima vez que tenga que dejar mi moto en algún parking, por un periodo de más de una semana, el hablarlo antes con algún responsable, para que la moto me la tenga vigilada, y la segunda, es para el futuro, no dejar a Maruxiña, que se responsabilice, por mucho que quiera, de algún documento de importancia.

MOTO VENDIDA

Cuando llegamos al hotel, su encargado, me tiene guardada una buena sorpresa, me ha encontrado comprador para la moto de Ángel, por lo que quedo exonerado del incordio, que supone, el mandarla para Hanoi, y el tener que molestar a Hai y a su marido, para que fueran a buscarla. Esto hace que se trastoque los planes para Sergio, un amigo que viene a visitarme a finales de Marzo, y con el que había previsto, viajar él en la moto de Ángel, y Maruxiña y yo en la mía desde Hanoi a Vienten, pero algo se me ocurrirá, cuando llegue.

En los dos días siguientes, al tener una buena temperatura, decidimos, irnos a la playa, que Maruxiña, echa en falta, y tiene unas ganas locas por bañarse en el mar de China.

 

PLAYA Y DISCOTECA

Cuando llegamos a la playa, que está a 200 metros del hotel, mi compañera, está pletórica, no deja de sonreír durante todo el día, y estar de un humor excelente, e incluso, decide esa misma noche, invitarme a cenar, y luego a una discoteca de Danang, donde acabamos haciendo amigos, e incluso ella baila, en la misma, siendo la única que lo hace en todo el local.

En el último día que estamos en Danang, después de una mañana en la playa, marchamos a un restaurante de Hoy An, para comer, y despedirnos de sus dueños, con los que, tras haber sido asiduos a su local, hemos entablado amistad. Posteriormente, al regreso al hotel, decidimos hacer la cena en él, para también despedirnos de sus dueños, quienes, nos invitan a unas pastas especiales para el Tet, que no son demasiado dulces, pero valoramos su intención, ya que se han portado excelentemente con nosotros, incluso el dueño de este, se ofreció, para llevarme al taller a reponer las estriberas de mi moto, y a regatearme el precio, pagando por ellas sólo 60 céntimos.

Al final de la velada, realizamos una corta tertulia de cortesía con los dueños, y nos hacemos una foto con ellos, y nos despedimos de la mujer, ya que al día siguiente no estará en el hotel, cuando salgamos camino de Hue .

PLAYAS DE ENSUEÑO Y  FRÍA NIEBLA

Por la mañana, al ritmo de la ranchera que más me gusta “La Llorona”, salimos de Danang, camino de Hue, subiendo el mismo puerto que hacía dos meses y medio antes, había bajado. En esta ocasión, las cascadas, debido a la inexistencia de las lluvias, no bajan por las laderas de las montañas, sin embargo, parecen tomadas por nubes, que poco a poco, las inundan con un manto blanco . Las playas que se divisaban desde la subida del puerto, siguen tan bellas como siempre. Cuando Maruxiña las contempla, no puede evitar el comentarme, que por ella, se quedaría dos noches a dormir en ellas, no importándole, que no haya ningún hotel cercano, que con la playa ya se apaña.

Proseguimos la subida, y cuando llegamos a la cima, la niebla ya está presente, acompañando a esta, el frío de la altura a la que estamos, que no sale del camino ni de nuestros cuerpos, hasta que no volvemos a bajar por el lado norte, transformándose en lluvia siendo la misma la que se convierte en compañera no invitada de viaje hasta que no entramos en Hue.

PREPARATIVOS PARA LA CIUDAD PROHIBIDA

Encuentro increíblemente mi antiguo hotel a la primera, y su recepcionista se acuerda de mí, y me vuelve a hacer el precio ya regateado de la anterior vez, por la habitación y por la excursión en autobús que recorre toda la ciudad, sus templos, y palacios que se encuentran a las afueras.

Como ya había dicho en la crónica anterior sobre Hue, sólo visité la ciudad prohibida, y uno de sus palacios, ya que en ese momento sabía que volvería a esta ciudad acompañado de Maruxiña, y quería ver algo por primera vez, no todo por segunda.

Nos damos una relajante ducha, y salimos a comprar las cosas que nos son necesarias para el aseo, y la cena ya que hemos decidido, hacerla en la habitación, para no estar dando vueltas por la ciudad en busca del regateo constante, para que nos salga normal.

Al día siguiente, después del desayuno en el hotel, cogemos el bus, y nos vamos a ver en primer lugar la ciudad prohibida. En ella sólo permanecemos una hora, algo que es poco, para poderla visitar en su totalidad , y me alegro de haber estado antes, pero a mi compañera poco le importa, ya que no es de las cosas que más le interesan, algo en lo que ella y yo no coincidimos.

RECLAMOS TURÍSTICOS

De allí nos vamos a lo que ya es típico en los bus turísticos, puestos de té, donde ofrecen degustación de los mismos, con la intención escondida de vender sus productos. Ni Maruxiña ni yo bajamos del autobús, ya que a ninguno de los dos nos atrae esto.

Luego visitamos una casa particular antigua, y su jardín, algo que también es para dejar propina a su propietaria, que supongo está compinchada con el guía, al igual que el dueño de los puestos de té.

La casa, en sí, no tiene nada de particular, solo un bonito jardín, y el poder ver la manera tradicional de cómo vivían hace 100 años los habitantes de cierto poder adquisitivo en Vietnam. Esto me da la idea, de que es posible que a mi regreso a mi país, monte un tour  por mi pueblo, para enseñar a los turistas incautos, el mismo, y después de llevarlos a que admiren su torre mora, y la iglesia, en sí, es lo más histórico que tiene, darles un paseo por las cuatro esquinas, donde desde hace tiempo se sientan algunas personas, a ver pasar a otras, y que hagan fotos a la silla de Machuca, o que admiren el recinto ferial, paseo “al claro”, y el interminable geriátrico, obras faraónicas, que nada tienen que envidiar a la perennidad, de otras como La Sagrada Familia, puentes, autovías, o la llegada del AVE a Cuenca.

UN POCO DE BUDISMO

El siguiente lugar a donde nos dirigimos, es un templo, que sí es gratuito, a orillas del río, y es el más importante de Hue, donde nos recibe una torre de estilo oriental de siete plantas , que representan los siete estados emocionales Budistas, que se dejaron expresados en Pujas (versos) que paso con cierta dificultad a intentar iluminar al lector, e intento traducir, de manera que se pueda entender.

1/ Veneración, se da expresión al aprecio por la existencia misma de valores superiores encarnado en, `Las Tres Joyas'(1. Buda- seres iluminados, 2. Dharma- Las enseñanzas de Buda, 3. SangHa- La comunidad de budistas). Hacen ofrendas de manera mental y de manera real; comprometiendo plenamente sus corazones y así desarrollando un estado mental de receptividad.

2/ Saludo Reverente, los sentimientos devocionales hacia Las Tres Joyas se intensifican. Se dan cuenta de lo lejos que están todavía de encarnar estos ideales en sus propias vidas. El respeto, veneración e incluso asombro que sienten como resultado de tal comprensión le conmueven espontáneamente a rendir tributo. Esto puede expresarse de manera física, en forma de inclinación o postración, o puede imaginarse mentalmente.

3/ Ir al Refugio a Las Tres Joyas. Así que, en el Tercer Verso deciden comprometerse a llegar a ser el Buda, a seguir el Dharma y a practicar en armonía con otros.

4/ Reconocimiento de las faltas. De manera abierta reconocen sus estados mentales torpes, los hábitos y tendencias que impiden y entorpecen sus progresos. Lo exponen todo de forma abierta y decidiendo no actuar con ignorancia o torpeza de nuevo, intentan soltar todos los sentimientos de culpa y ansiedad.

5/ La Alegría de sus méritos. Además, se regocijan de la existencia de Las Tres Joyas y del bien hecho por todos los seres de todos los lugares.

6/ Ruego y Súplica. Admiten la necesidad de ayuda y dirección; piden a los Budas y Bodhisatvas que enseñen el Dharma y que iluminen la oscuridad de todos los seres.

7/ Transferencia del Mérito y Auto-renuncia.  Aquí, transfieren cualquier “mérito” que hayan podido acumular durante la práctica de la Puja hacia el bienestar de todos los seres. También expresan su aspiración de ponerse al servicio de todos los seres de cualquier lugar en su búsqueda de la Iluminación y emancipación del sufrimiento. En este verso aspiran a llegar a la “vislumbre emocional” de la actitud altruista y de la preocupación por otra persona, que es la naturaleza esencial del Bodhisatva.

Se perfectamente que esto a muchos puede sonar a chino, pero no os preocupéis, a mí también me suena, ya que no soy un entendido de estos lares, y la información que os doy, a mí también me dio dolor de cabeza, sólo intento acercárosla, y exponerla de una manera que se pueda entender, en resumidas cuentas, es como para los católicos, son los preceptos a seguir en el sacramento de la confesión, a) Examen de conciencia, b) Arrepentimiento, c) Contrición, d) Confesar todos los pecados, y e) Penitencia. En lo único que se diferencia el budismo, es que en estos preceptos se insta a “iluminar a los demás”.

En el mismo lugar también visitamos la tumba de un maestro lama, el cual murió en el lugar, y fundó el templo .

UN POCO DE ESPAÑOL DE ECUADOR

De allí, marchamos a comer, en un bufet, del cual ya no es necesario que le diga al lector, que yo siempre saco rendimiento de estos.

Posteriormente salimos de la ciudad , y nos dirigimos a ver tres palacios y tumbas, de los que yo ya he expuesto uno, precisamente donde conocí a Yani, la ibicenca. En esta ocasión,  no entré porque ya había estado en él y me quedé tomando un café. Encuentro a una chica, que en el habla inglesa, le encuentro acento español, y cuando le pregunto si habla español, me contesta que no habla español, que es ecuatoriana, por lo que me río, y cuando cae en su error, comenzamos los tres una conversación.

Se llama María José, se ha tomado un descanso, antes de retomar sus estudios de odontología, y está recorriendo el sudeste asiático. Intercambiamos nuestros correos, y quedamos en avisarnos mutuamente cuando estemos por Sudamérica,  pues es posible que se una a parte de nuestro periplo, posteriormente nos despedimos, y nos deseamos suerte.

La última, visita que realizamos, es precisamente el palacio y tumba que más merece la pena de visitar, es el de Minh Mang, la más colosal de todas, tanto que tuvo que finalizarla su sucesor Thieu Tri, en 1843. Tiene bosques, lagos de uso exclusivo para el emperador, y pequeñas casas en medio de éstos, pero el recinto central es el más grande y majestuoso, y en él se encuentra el “Pabellón de la luz”, situado en lo alto de tres terrazas superpuestas que representan los tres poderes (Cielo, Agua y Tierra) .

Finalizado el recorrido en bus, regresamos a la ciudad, en barco , el cual nos deja en la estación de autobuses, y desde donde marchamos al hotel extenuados, y a dormir pronto, ya que al día siguiente, nos espera un largo camino hasta Dong Hoi, por lo que tenemos que salir a las siete de la mañana.

EN EL LABERINTO DE DONG HOI

Tal y como habíamos pensado, nos levantamos temprano, y a primera hora estamos en la puerta del bufet de desayuno del hotel. Posteriormente, marchamos de Hue, y en teoría por la recomendación de un trabajador del hotel, nos vamos sentido Dong Hoi.

Cuarenta minutos después, paro en un pueblo que no me suena en absoluto de mi anterior viaje, y pregunto a varias personas por Dong Hoi, todas nos indican hacia una calle del pueblo, la cual acaba en un puente cortado. Acordándome de todos sus parientes, doy marcha atrás, y cuando me encuentro a la última persona a la que le pregunté por la dirección, me vuelve a indicar el puente cortado, contrariado le digo que no que está cortado, entonces este desesperado, corre como si de una carrera de los 100 metros lisos se tratara, y se para en la puerta de un hotelucho de nombre Dong Hoi. No podemos evitar la risa, ante la contrariedad de nuestro lazarillo, saco mi mapa, y le enseño el nombre del pueblo, y entonces, nos dice que hay que regresar a Hue, y de allí coger otra carretera.

Con un gran mosqueo, desando lo andado, ya que de nada ha servido el levantarnos temprano, y regreso hasta llegar a la puerta de vuestro hotel, en el que Maruxiña viendo el cabreo acrecentado que llevo, conciliadora entra en el recinto, y sale acompañada por el empleado de Éste, que coge su moto, y nos lleva por el camino que es el bueno, diferente al que él en un principio nos había indicado.

UN POCO DE TÚNELES

Dos horas y media después, ya estamos a 60 km. de Dong Hoi, donde nos desviamos, para que mi compañera vea los túneles de Vinh Moc. Cogemos una carretera distinta, a la que yo había recorrido la primera vez, costeando, y con un maravilloso paisaje, que hace las delicias de Maruxiña.

Entramos en el recinto, con la intención en un primer momento, de realizar el recorrido que yo hice en su día, pero posteriormente desistiendo de ello, ya que mi compañera, después de la operación de vista que sufrió hace menos de un año, ve menos que un gato de escayola en el interior de los túneles, los cuales no están demasiado iluminados, y corre serio peligro de lesionarse en algún traspiés, por lo que hacemos una pequeña parte.

Reanudamos nuestro camino, y llegamos a Dong Hoi, sobre la una y media del medio día, cambiando en esta ocasión de hotel, ya que en el anterior donde había estado alojado, nos cobraban 12 $, por una habitación con vistas al pasillo, encontrando uno que es totalmente nuevo, y a pie de playa, por el mismo precio.

Marchamos pronto a comer, en un restaurante, del que repetiremos todos los días que estamos en esta ciudad, ya que es muy bueno, y nos cobran lo justo, y no el precio consabido al turista.

Los dos días que permanecemos en Dong Hoi, no los podemos aprovechar para ir a sus magnificas playas, pero si, para pasear por su puerto, donde vemos como los barquer@s suministran los barcos atracados en el mismo, y reman con sus pies en vez de con las manos. Recorremos el mercado de pescado de la ciudad, y disfrutamos de un café, mientras vemos la ceremonia de un monje budista bendiciendo alimentos en la puerta, para que las personas sean felices por el resto de la semana .

DE  NUEVO, EL TARAVITAZO

Pienso en lo que me queda por recorrer precisamente en la próxima semana, que seguramente, será una parte de lo que me queda por ver de este país, y la excitación mezclada por preocupación, van arraigando ya en mi. Pasaremos por la ruta Ho Chi Ming, la cual en la guerra era la que utilizaban los norvietnamitas, para abastecer a sus aliados del sur, y por la que introducían armas y alimentos pera el ejército del vietcong. Es una de las rutas, con menos turistas, y de la que estoy seguro, con magníficos paisajes, ya que pasa al lado de tres parques nacionales que tienen fama de ello.

Tengo la excitación de comenzar a ver algo que antes no he visto, cosa que durante las últimas semanas no ha sucedido, ya que he desandado todo el camino anteriormente andado, y me encontraba a medias, solo experimentado nuevas costumbres que desconocía. A partir de ahora, vuelvo a ver territorio desconocido por mí, con la consecuente preocupación del pan diario que ya casi tenia olvidado, el de carreteras desconocidas, el regateo de hoteles, y el de pueblos y aldeas, donde no sé ni tan siquiera, si hay un lugar donde poder comer. Pero todo esto a la vez de manera muy diferente a como lo he vivido con anterioridad, ya que en el asiento trasero de mi moto, llevo a una persona, que al igual que yo, sufre un fuerte taravitazo, y del que de momento tenemos difícil recuperación.

 

11 comentarios en «Vietnam (XXIII)»

  1. Hola Antonio: Muchos meses de no saber de tí, somos los asturianos que nos encontramos en Ninh Binh (Hoa Lu), a ver si me pongo al día.Además estamos tomando nota de todo lo de Laos, pues es el proyecto que tenemos para el año que viene. Por lo que cuentas, es lo que más nos apetece de la zona. Este año estuvimos casi 1 mes por Namibia. Alquilamos un coche con 2 tiendas arriba (el alojamiento es carísimo), aunque al final regateando encontramos acomodos. No tiene nada que ver con Vietnam, pero igual de atractivo, desde el río Kunene, en el norte (frontera con Angola) a las dunas de Sesriem (al sur en el desierto), sus tribus, los Parques de Etosha y Namib. Enfín, una maravilla que seguro llegaras y disfrutaras con más tiempo que nosotros. Me alegro mucho que sigas con tu proyecto, que la compañera de viaje sigue ahí. Lo único que echo de menos es la moto ¿qué pasó?. A lo mejor tengo que leerlo todo para enterarme. Un abrazo muy fuerte. Ana-Olga

  2. Don Antonio: ole, ole y ole
    un Cordobes con dos cojones….ya quedan poquitos como tu, que se pongan el mundo por montera.
    Pocos comentarios veo para tantos amigos….
    Oye, NO tienes ni idea de la inmensa ayuda que me has podido prestar con una foto que he visto en tu pagina…pero ni te lo imaginas.
    No te quepa duda de que un dia hablaremos dilatadamente.
    Salud Antonio, y Carpe Diem.

  3. Hola Antonio, acabo de mandarte un mensaje a un número de teléfono muy largo que tu María le dió a mi madre, pero no se si será el número correcto o si te llegará el mensaje.
    Solo es para felicitarte por tu cumpleaños, mi madre no sabe como ponerse en contacto contigo, y hoy está r que r, recordando que es tu cumpleaños y no te puede felicitar. Besos, abrazos y felicidades de Rosalía, José; Luisa; Mari y resto de la familia.
    Respecto a tus crónicas, me tengo que poner al día, las tengo algo atrasadas, pero parece ser que tu también has estado algo desconectado del internet. Lo dicho besos y felicidades. Me pondré al día y te comentaré algo, por ahora algo perdida y lo que se es porqué me lo han contado. Salud para todos.

  4. Antoñito… que maravilla leer tus textos. Hacen que me teletransporte con vosotros. estoy deseando leer los de Birmania y vuelta a Tailandia para poder revivir esos momentos en mi mente con vosotros. Lo dicho. Ahorra que te ahorra este año para poderme unir a vosotros alla donde esteis, que ya sois mi pequeña gran familia nómada (vamos, el primo Antonio). Acuerdate de hacer lo de las rss para que cada vez que cuelgues algo nos llegue puntual y te leamos. Ha sido un placer compartir un trocito de vuestra aventura, y las que nos quedan por delante, que seguro que caeran mas! un abrazo enorme y un besote a marusiña, a la que esperamos ver estas navidades!

  5. Hola, Antonio soy de nuevo Mari,hoy día de Andalucía en el que no trabajo y ya llevo varios días de descanso, he tenido tiempo de actualizarme y ver como te van las cosas en tu viaje, eres como Indiana Jones pero en el Vietnan, todo son aventuras de las que sales «airoso». Compruebo, que no solo te estás enriqueciendo culturalmente, sino también como persona al entrar en contanto con una cultura diferente y especial según nos manifiestas en tus crónicas.Disfruto leyéndolas. Y pensarás, ¡ pero que pelota es la Mari !
    Bueno Antonio, saludos y besos de toda mi familia, en especial de mi madre que te ha echado de menos en la boda de mi Luisa. En la que solo hemos asitido la familia de ambas partes, y ya sabes tu eres uno más de la familia García- Maestre. Tu silla que sepas que la teniamos reservada.
    Aunque sea de tarde en tarde, espero visitar tu Bloc, actualizarme, mantenerme informada e informar a la familia de tus aventuras y posibles desventuras en tierras tan lejanas.
    y lo dicho saludos y besos de toda la familia García Maestre.

  6. Decir que Maruxinia sale en las fotos guapisima, asi es ya se va calentando el ambiente para el carnaval, esperemos este año este animado y nos acompañe el tiempo, yo para seguir con la tradiccion me vestire de mascara a ver que tal….

  7. Hola a todos de nuevo, gracias pepi, por lo de siempre, ya se que a ti te gusta dar siempre cania con lo de las criticas, pero te tengo que decir, que a los politicos, jamas le afectan, ya que nunca cambian su apreciacion por las cosas, aunque haciendo de abogado del diablo, te dire, que el estar en un cargo publico, no es algo que sea demasiado facil, ya que en nuestro pais, nunca llueve a gusto de todos, y siempre hay gente descontenta, y la oposicion, cuando sube al poder, acaba comportandose, igual que los que estaban antes, y yampoco hacen nada, quizas tenemos los politicos que nos merecemos, y quien tiene que cambiar antes somos nosotros.
    Hola Ana-Olga, que alegria me dais, el recibir noticias vuestras, lo de Mongolia, aun me quedan unos 4 o 5 anios para ir por esos lares, aunque yo estare encantado de proporcionaros la informacion que este a mi alcance, espero que os lo paseis bien por Africa, pero recordad que alli sois unos blancos perfectos jeje.
    Arantxa, gracias por tus comentarios, y me alegro que te gusten las fotos, lo del pelo, no es por estetica, sino por comodidad, ya que me incomoda mucho el llevarlo largo con el casco, y corto es mucho mas comodo, pero hasta ahora no he encontrado un peluquero, que me supiera entender de como queria que me lo cortara, para muestra un boton, Maruxinia, fue a la pelu, y se lo cortaron corto por los lados, y le dejaron largo por detras, parece que lleva un corte de pelo, de la nueva temporada del manicomio, pero a la canalla le queda bien, por lo que ella siempre se puede reir mas de mi que yo de ella.
    Roge, ya veo que conoces a la perfeccion a Maruxinia, que le vamos a hacer, ya se que todos perdemos cosas, pero me acuerdo de la insistencia que tuvo, cuando me pidio el tiquet del aparcamiento, por que lo queria guardar ella, supongo que lo guardo tambien, que ni ella lo pudo encontrar, lo malo es que ahora me insiste en guardar los pasaportes, cosa a lo que ya no me arriesgo, vaya a ser que tenga que venir a rescatarnos la cabra de la legion, ya que no creo que la ministra de exteriores, este demasiado por la labor, a no ser que le reportara votos.
    Yani, gracias a ti tambien, por continuar en la brecha, espero que te vaya todo bien por ibiza, te veo muy animada, eso siempre es bueno, y ya sabes, cuando quieras recargar baterias, aqui te espero.
    Reyes, que se que me lees, cuentame que tal por el frio Leon, al igual que Esther, ya mismo tienes por estos lares a Sergio, haber cuando te atreves tu. Chorreandito, en el pueblo supongo que ya os estais preparando para carnaval, este anio supongo que hace mas falta que nunca, el reir, asi que animo a todos y un abrazo muy grande a todos los taravitazos, cuidaros mucho, que como yo siempre digo, el euribor, los bancos y los politicos, son mucho mas peligrosos que el Vietcong.

  8. Hola Antonio:
    Me alegro de que os hayais adaptado tan bien Maruxiña y tu. Que dure.
    Ya veo que también os encontrasteis muy a gusto en Hoi An. Nosotros estuvimos 5 días y también. Es más, al saber que ibas a volver pensaba recomendarte un restaurante que teniamos al lado del hotel (el Café 43) de lo mejorcito que encontramos con una gente maravillosa. Pero bueno, por lo que veo de restaurantes vais servidos.
    Y lo que me extraña es que encontreis Hanoi muy ruidoso y tal, es verdad que lo es, pero bueno, no me lo puedo imaginar de otra manera. Nosotros pasamos 3 veces y a mi me encantó con su ruido y demás.
    Lo de Mongolia lo vamos aparcar (para cuándo andes tu por allí abriendo camino) de momento, pues la información que encontramos era poco y el pais estara muy bien pero las infraestructuras, ctras. hoteles etc son muy escasas o nulas. Asi que, estamos con el proyecto a Namibia y si nos diera tiempo Botswana, por lo menos el delta del Okawango.
    Ya te comentare.
    Un abrazo.
    Ana-Olga

  9. Me encantan 2 fotos en concreto:
    La primera es en la que Maruxiña asoma la cabeza por la ventana del tren.
    Y la segunda es el paisaje de la playa con las montañas y las nubes PRECIOSOOOO!!!

    PD: te queda muchisimo mejor el pelo asi cortito como lo llevas ahora

  10. Hola Taravitazos.Qué bién,.otra vez a asumir los retos que plantea lo desconocido.No temas Lolailo,hasta ahora lo has hecho muy bien y ahora tienes ayuda con la Maruxiña(aunque pierda cosas importantes,eso nos pasa a todos).Bravo pòr tu crítica del pueblo,da caña que eso es mejor que los falsos y comprados alagos ,aunque a nuestro queridos políticos no les gustan las críticas.Estás muy guapo pelado.Besos

Responder a Arantxa Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *