Vietnam (II)

Los tres días siguientes en Hanoi, los dedico a diversas cosas, entre ellas una de mis favoritas: perderme por las calles de los mercados, y dejarme impregnar por los olores de puestos de comida, e hierbas aromáticas. Me dejo perder entre callejones y patios de comunidad, sorprendiendo a los vecinos en sus charlas o en sus quehaceres diarios.

01.-altardeconfucioconluces

02.-banhbaomasadearrozhuevo

03.-banhdaymasadearrozycerd

callejon

cochinilloenpuestodecom

comidatpicadecarnedeter

coronasdefloresparaenti

bufalosenlashorasdecalo

vestidotradicionaldevie

 

YA TENGO VISADO Y MOTO

También he conseguido arreglar mi problema con el visado, por fin después de mucho trotar y aconsejado por la Lonely Planet, entro en una agencia de viajes, Vega Tour, la cual por un precio bastante asequible, me programa un viaje a la capital de Laos (por carretera), para el día 5 de octubre, donde debo de estar 6 días, volver a solicitar visado en la embajada de Vietnam de ese país, ellos me dan la documentación necesaria para solicitar visado por 6 meses más, y regresar a Hanoi, todo por unos 150 $, en otras agencias donde pregunté, me cobraban 250$, por una extensión de dos meses, imaginaros la diferencia.

He alquilado una moto para las siguientes dos semanas y recorrer las montañas del noroeste del país. El precio es un poco caro, 9$ diarios, pero con esto no quiero correr riesgos, debido al poco tiempo que tengo, y he preferido una Honda Neo Futura de 125 cc. nueva, y he tomado la decisión después de hablar con un chico francés, el cual se ha recorrido el país en una vieja moto rusa Minsk, que compro por 250 $,  y todo esto, pese al disgusto de mi madre, es una experiencia que no quiero dejar a un lado.

En el hotel he conocido a uno de los recepcionistas, un chico muy sano y agradable, el cual no me deja que lo invite, si no es correspondiéndome el también en invitaciones. Maicolm, con el cual he salido un par de veces en sus descanso a cenar. Es increíble, esta gente solo dispone de 15 minutos para comer, además no entienden lo que son las vacaciones, por mucho que me he empeñado en explicárselo, los sindicatos aquí brillan por su ausencia, a pesar de ser una república socialista, aunque en España, no es que sirvan de mucha ayuda, será porque son los únicos sindicatos de la U.E. que cobran del gobierno.

vendedornocturnodebanhb

maicolmmuybuenagente

mercadillonocturno

teletiendacallejeropela

tertuliaengaleria

vendedoraambulantedepom

 

DELICIAS GASTRONÓMICAS

 Por fin he encontrado un restaurante que para el viajero haría las delicias de fusión entre la comida tradicional y el servicio de un restaurante europeo, se llama Net Hue, en el 208 b, de Hang Bong, del distrito de Hoan Kiem de Hanoi. He pedido de primero Che Chuoi, 9000 dongs, es una sopa de plátano y coco con carne de cerdo y con cubitos de hielo, deliciosa, de las cosas que más me han gustado; de segundo Nem Lui, 35000 Dongs, son una especie de pinchitos, hechos con carne picada (kebab), insertados en tallos de bambú, y a la brasa, lo cual le da a la carne un aroma increíble, acompañado de hojas de harina de arroz, con hierbas aromáticas, y salsa de cacahuetes.

De regreso al barrio del hotel, decido descansar a orillas del lago Hoan Kiem, y se me acerca un señor mayor, el cual habla un poco de español, me explica que era soldado del vietcom, y con la respiración entrecortada, me cuenta historias de la guerra, tiene uno de los brazos quemado, y me dice que es por las bombas de los americanos, pero resulta que este señor no está resabiado contra los americanos, sino con su gobierno, me cuenta que después de 5 años de guerra, después de haberlo dado todo por su país, tiene hoy en día una pensión de tan solo 30$ mensuales, con lo que mal vive. Después de darle 12.000 dongs (con esto un vietnamita tiene de sobra para comer, y seguro que no soy al primer turista que se le acerca a decirle lo mismo), continúo hacia el hotel, hago unas fotos a la única iglesia que queda en Hanoi, la catedral de San José, realizada por los franceses, y abierta por la puerta principal al público y feligreses solo los domingos, entre semana tienes que llamar a su puerta lateral derecha para que te abran. Dejo para ver lo que creo más interesante, el Templo de la Literatura, del siglo X, pues tengo seguro que volveré aquí, no por placer, sino para arreglar temas de visado, y seguramente a recoger a alguien que venga a verme.

Finalizo la última jornada en Hanoi, con una mezcla de sentimientos desde el alivio de dejar atrás el caos de gente y vehículos de la ciudad, pasando a la ansiedad por comenzar mi viaje en moto, y llegando a la incertidumbre al no saber qué me espera en las montañas. En conclusión, Hanoi, es un buen lugar para el proceso de adaptación al país, pero que no recomiendo para estar más de una semana, como todas las ciudades.

catedralfrancesadesanjo

chechuoi

salsasyaditivoscomunese

antiguosoldadodelvietco

MOTOS Y BANDOLEROS

Al día siguiente por la mañana voy a por la moto que tenía alquilada, me acerco a la agencia donde me solucionan el visado y compruebo que no tengo que estar 6 días en Laos, sino 2, entonces, como el viaje he decidido hacerlo en autobús, y son 22 h. de ida y 22 de vuelta, contrato el mismo en un autocar cama, que en vez de asientos lleva camas (prometo hacer fotos),35 $ trayecto, y esto me permite estar casi una semana más con la moto, pero volveré para el 9 a Hanoi, ya que me han dicho que hay una de las fiestas más importantes del año, y estaré allí hasta el 14.

Me despido de Qua Sau, la cual me advierte que en las montañas hay bandidos y bandoleros (por lo que detrás de cada curva me espero a Curro Jiménez y al algarrobo), e intento salir de Hanoi. Tardo aproximadamente hora y media, el tráfico es caótico, en las intersecciones aunque tengas preferencia, los vehículos, bicicletas, y viandantes, cruzan directamente, sin mirar, y realmente pienso, mientras me encuentro en una de las arterias principales que una moto, en todo mitad atravesada y con el pié puesto, que un guardia civil de tráfico de España acabaría con las existencias de las fábricas de bolígrafos Bic en dos días.

Otra curiosidad, es que las intersecciones, están llenas de chanclas de la gente que cruza corriendo, y una vez perdida, a ver quién es el valiente que cruza a por ella otra vez. Poco a poco voy dejando el mundanal ruido, y adentrándome en el campo. El entorno va cambiando, y voy dejando los edificios atrás, para empezar a ver casas bajas, las calles metropolitanas por campos de arroz, las carreteras son las peores por las que he circulado en mi vida, los autobuses, adelantan a los camiones, aunque yo vaya de frente, en las intersecciones con otras carreteras o caminos son mortales, ya que las personas y vehículos entran de lleno, sin mirar, pero increíblemente no hay accidentes, ya que está prohibido circular a más de 60 km/h, (lo único que respetan los vietnamitas), yo con mi motocicleta de 125 cc. yendo a 80, adelanto sin problemas a todo terrenos, y turismos, al principio me arrepiento de haber alquilado una moto, pero cuando veo la manera en que circulan los autobuses, y la poca responsabilidad de los conductores de estos, me alegro, además, puedo sin ningún problema meterme donde ni siquiera, un todoterreno puede.

camionesconbambumaichau

llendohacialasetniascon

EN LOS CAMPOS DE ARROZ

Por fin después de 4 horas de camino en moto, para recorrer 170 km., llego a Mai Chau, una población situada en un valle entre montañas de gran altura, pero de poca extensión, y rodeado de campos de arroz, donde las casas son de madera, y sobre pilares del mismo material, entablo conversación con un lugareño, y acordamos que le pague por dos días de estancia, con desayuno unos 5,5 € Para dormir lo hago en el salón junto con toda la familia, ya que las casas son totalmente diáfanas, y el dueño tiene la gentileza de montarme un colchón con una mosquitera en el suelo. Roto por el cansancio, caigo en un profundo sueño, solo roto a las 3 de la mañana, por un gallo, el cual le hace la firme competencia al de “La Matilde”, (vecina de mi pueblo, la cual tiene un gallo que corre serio peligro de muerte, cuando a las 4 de la mañana me despierta siempre), y me doy cuenta que estoy solo en el salón. Al día siguiente me entero que la familia entera decide trasladarse a la planta de abajo, ya que mis ronquidos no les dejan pegar ojo. Sobre las 9 de la mañana me despierto y desayuno fruta, tortas de plátano y arroz, y café solo, decido recorrer la comarca, ya que estaré otro día más. Conforme me adentro en caminos y paso por aldeas, los niños al verme todos gritan Hello, y les devuelvo el saludo Cuando paro a beber cerveza, a los 5 minutos estoy rodeado de aldeanos, que me miran con curiosidad, comentan de mí, y me tocan mi nariz sonriendo entre ellos, ya que la nariz de ellos es totalmente chata y les atrae. Después de unos 200 km. por la zona, y ver bosques, cruzar puentes colgantes sobre el rio, y comprobar la deforestación que van sufriendo los bosques, debido a la tala sin escrúpulos de los árboles de bambú, regreso por fin a Mai Chau, rendido, vuelvo a irme a dormir, esta vez los caseros, no intentan dormir conmigo, si no que se van directamente a la planta inferior.

niaconnaranjamaichau

nioconbfalomaichau

niosdeetniatay

pajareria

patoenpuestocallejero

preparandolacenasiosfij

puentecolgantemaichau

salidadelcolegiozonamai

EN BUSCA DE LOS TAY

Al día siguiente continuo camino hacia Son La, 4ª ciudad del país, pero antes decido adentrarme en las montañas en busca de la etnia Tay. Conforme voy subiendo por caminos de cabras en las montañas el paisaje es espectacular, y me alegro nuevamente de haber alquilado la moto. Paro en una pequeña tienda de la aldea de éstos, y mientras apuro un cigarro, me dejo embriagar por la tranquilidad que se respira, unas mujeres tejen faldas, los hombres conversan entre ellos, y los niños se me acercan a curiosearme. Decido continuar, por la carretera infernal, y hacia las 4 de la tarde por fin llego a Son La, donde me alojo en un hotel con internet, para ponerme al día, y darme una ducha para quitarme los 23 kg. De polvo que llevo encima. Es un hotel de mismo nombre de la ciudad, construido por el gobierno donde la mayoría de los clientes son militares y funcionarios, con habitaciones de unos 50m2. Dejo mi ropa para la lavandería, y decido quedarme en la ciudad dos días, para poner mi crónica al día, y comunicarme con los míos, cosa de la cual me alegro, ya que durante la noche y gran parte del día siguiente cae un a tormenta descomunal (no voy a conducir en moto por estas carreteras con lluvia, aun no quiero vivir la experiencia de una hospitalización). Esta ciudad no tiene nada que ver, excepto una antigua cárcel francesa, que no merece que hable de ella, ya que no tiene nada de diferente a las antiguas cárceles, y aprovecho la mañana para enviar postales, y soy testigo de la celebración de una boda en el hotel. Hago fotos a las curiosidades de ésta, y por la noche converso con la recepcionista Ten Cua Minh la Hong, la cual es de etnia Thai, mientras me habla tose constantemente, y le ofrezco pañuelos de papel, ella coge uno, pero continua sacándose mocos y pegándolos en su moño tieso (laca natural), y lo más gracioso es que todas las mujeres cuando viajan en casco lo hacen con este moño, y en lo alto el casco, por lo que le ponen una extensión a la correa del mismo para que pueda abrochar, por lo que a uno le da la sensación de que cuando ve muchas juntas de estar en el planeta de los “caracono”.

cuaminhlahongrecepcioni

desenredadoradecabellos

mujeresensuslaboresetni

cuadrodelagaleriadequas

trajesdecelebracin

sobrasdebodatodoserecic

Gracias al traductor de internet, me puedo enterar, que su etnia, está totalmente insertada en la sociedad, ya que ella misma trabaja en el hotel (ni Dios habla inglés), por la noche decido ir a su sala de masajes, el primero que me doy en Vietnam, y no es de los de final feliz, no seáis mal pensados, y por los resultados no será el último, 6€ una hora (teniendo en cuenta que en los hoteles se duplica el precio), me quedo como nuevo, y preparado para al día siguiente continuar, por cierto he probado el mejor café con condensada de mi vida en el hotel: espeso como el café turco, y con un sabor estupendo.

exprimidordecaadeazucar

festinnocturnofonduevie

lpidasparacementerio

priemerafotoenvietnamae

7 comentarios en «Vietnam (II)»

  1. NENE VEO K ESTAS DIFRUTANDO. GRACIAS POR EL AGRADECIMIENTO, ESPERO K VUELVAS PRONTO Y PODER VER LAS FOTOS Y SOBRE TODO VERTE Y PODER TOMAR ALGO. ALGUNOS SITIOS MOLAN, Y LA GENTE SE VEN AGRADABLES, ESPERO PODER HABLAR PRONTO CONTIGO, UN BESO Y UN ABRAZO D TU AMIGO JOAQUIN Y ELI. SIGUE DIFRUTANDOLO POR NOSOTROS K NO PODEMOS

  2. q pasa lopez… ya veo q estas bien y disfrutandolo al maximo… me extraña bastante q la familia q t acogió, t dejaran solo en el comedor por tus ronquidos (PERO SI TU NO RONCAS, ERES UN POCO OSO, SOLAMENTE) esq me des-orino… Oye a ver si pones alguna foto en la que te esten haciendo un masaje, y si es con final feliz, tambien… jeje
    bueno campeon, m alegro q estes bien y ten cuidado con los bandoleros (sobre todo el estudiante, q aunque no lo menciones era armas tomar)
    t mando este link pa q heches unas risas…
    un abrazo men

    http://www.youtube.com/watch?v=dRzeJ2zdyko

  3. Mes tas dejando flipao… Que buebos tienes macho. Hace falta tenerlos bien puesticos pa hacer lo que estas haciendo… y sin red.
    Mucha suerte y sigue escribiendo y poniendo foticos que haces que tenga unos raticos mu entretenidos, ¿con la moto llevaras casco?…, no seas malo y cumple con las normas de trafico que te quiero enterico. bsicos.

  4. Bueno antonio, aunke no tengas mucho tiempo de acordarte de nosotros y no me hayas puesto en los agradecimientos… ejem!!(ke me puesto celoso y todo) jajaj ke sepas ke por aki nos acordamos mucho de ti y nos tienes embobados con tus cronicas ke por cierto aunke no me gusta leer y no he acabado un libro en mi vida, no me pierdo detalle de las tuyas, la verdad ke con esto haces ke estemos cerca pero a la vez lejos de ti, solo desearte ke en este viaje cojas toda la experiencia posible y nos la hagas llegar, pk la verdad ke estoy seguro ke te seguimos todos tus amigos por aki, hubo un momento ke pense ke volverias desvirgado de detras tio, te juro ke me meaba!!! bueno tio solo deseo ke disfrutes y ke vuelvas pronto y poder darte un abrazo cabroncete y pegarnos una buena fiesta, ke se te mucho de menos tio,
    un abrazo grande para una gran persona

  5. Antoniooooo!!! Madre miaaa… si esque… esto engancha mas que un culebrón! Miramos cada día el blog para ver si hay alguna novedad. Es muy curioso que en Córdoba no pudimos tomarnos el café con condensada y allí lo encuentres jejeje, y encima sea el mas bueno de toda tu vida! Por cierto, como veo en las fotos la alimentación es muy variada y hay que decir que algunos platos parecen muy apetecibles (otros no tanto eh…). Bueno, sólo añadir que tengas cuidado en esas carreteras tan amenazadoras y que sigas exprimiendo al máximo tu aventura. Un beso y suerte!
    PD: me huelo que una postal está al caer 😉

  6. Hola lolailo,que cronicas más entretenidas e instructivas,desde luego no esperaba menos de tí.No te obsesiones con el turisteo,hay sitios muy turísticos y que merece la pena conocer.Por desgracia la globalización está dejando pocos paises «vírgenes»,pero creo que de todo se puede sacar lo positivo.Sigue disfrutando y cuidado con la moto.si viajar contigo en moto por España es toda una experiencia,en Vietnan tiene que ser para mearse.Besos de una mongola

  7. Hola guapo !
    Ya veo que te va bien con tu proyecto. Pero que «güevos» que tienes. Te envidio mucho (sanamente, ya sabes lo que me gustaria estar por ahí). Por favor no dejes de tenernos informados de tus andandas. Me lo paso bomba leyendo y viendote en las fotos, no pierdo detalle. Mandanos una postalita aquí a tu segunda vivienda en León, que yo sigo recogiendo tu correo, je,je. Bueno, pasatelo muuuuuy biennn y que tengas muchas suerte. Un besazo de Andres y Reyes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.