Mexico (Oaxaca)

MÉXICO III

Oaxaca y un poco de Ciudad de México

Lo primero, quiero agradecer la incorporación voluntaria (creo que es algo masoquista al igual que todos los que componemos el equipo, sino no se entiende) de Edurne a El Taravitazo. Desde la crónica de Guatemala, es quien se encarga de publicar los videos en el canal Youtube, añadiendo y editando las correspondientes fotos y canciones, evitando así que los videos sean “capados” por los tan sobrevalorados “derechos de autor”. Pido a los señores de la SGAE, que tengan clemencia con ella. Probablemente no sabe lo que hace.

Entramos a México por la misma frontera por la que habíamos salido. Decidimos desintoxicarnos de la experiencia agridulce de Guatemala en dos lugares de Chiapas que nos habían enamorado.

El primero más cercano a la frontera, Santo Domingo. Allí, impertérrito lugar y sorprendida familia al vernos, La 50 nos acogía esta vez como uno más de la familia.

Dejé a la Chapulina en manos de Andrés, el mecánico de motos de Santo Domingo y el mejor de motos que he encontrado en mi periplo por México.

Me reencuentro con Kevin, moto taxista y amigo, además del buen amigo que es para mí, Diego, miembro de la familia de La 50.

Los cinco días que pasamos en el alojamiento como no podía ser de otro modo, fueron maravillosos. Nuestro objetivo era el estado de Oaxaca y nuestro camino inevitablemente pasaba al lado de Cabeza de Toro.

BORDEANDO EL TURISMO

Decidimos estar allí una semana, que nos vino estupendamente. Reencuentro de nuevo con buenos amigos como Ari y la sorpresa que en Cabeza de Toro era la feria.

Con las baterías cargadas ya, decidimos poner rumbo a Oaxaca y hacer primero su costa.

Pasamos por Huatulco y tal como llegamos nos vamos, al ver que es otro Cancún. Añadido a que la costa Oaxaqueña es mucho más turística que la Chiapaneca, nos encontramos en el mes más vacacional de la costa, Agosto.

Recaemos al final en Zipolite, que aunque no está exento de turistas, las preciosas calas, la situación intermedia entre puerto Ángel y puerto Escondido, nos hace que decidamos estar al menos tres días.

Decidimos alojarnos en Luna Nueva, uno de los más de 100 alojamientos que hay en la pequeña localidad. Con un estilo balinés, esta casa de huéspedes de dos plantas, ofrece habitaciones confortables, con baño fuera, cocina compartida, aparcamiento y wifi, por 200 pesos la noche.

Repasando mis archivos, me doy cuenta que no he realizado ninguna foto ni de Zipolite ni de los alrededores. Hay que destacar, que las playas cercanas a Zipolite, en dirección Puerto

Ángel, aunque sean turísticas, son muy bonitas.

Nosotros después de visitar éstas, dedicamos un día a perdernos con la moto en dirección a Puerto Escondido y desviarnos de la carretera principal donde sí encontramos a través de caminos de tierra, playas larguísimas y sin gente.

Y BORDEANDO LOS HONGOS ALUCINÓGENOS

Dejamos Zipolite y nuestro siguiente destino es San José del Pacífico. Pequeña población de la sierra, famosa por los hongos alucinógenos.

Hay numerosos hospedajes y de entre ellos nos decidimos por las Cabañas San José. Situado al lado de la parada de comunitarios. Se accede por una pequeña calle empinada. Se ve un cartel de los alojamientos desde la carretera.

Tomamos la habitación doble mas económica que cuesta 90 pesos, con baño fuera. No hay internet en ninguno de los hospedajes de la población.

001


002
Mucho me ha costado el escribir sobre este tema, pues es difícil hacer entender a las personas que no son duchas en estos temas, sobre las propiedades de éste mundo alucinógeno, lo que considero un regalo de la naturaleza.

Yo mismo me sorprendí mucho, cuando la primera persona que me habló sobre los hongos alucinógenos de esta población, fue una maestra de escuela que se encontraba de excursión con sus alumnos en las cataratas de Aguazul.

Ella me insistía una y otra vez, que no debía de dejar pasar la oportunidad de visitar esta localidad y probar los hongos ante mi incrédula mirada.

Debo de decir, que aunque algunas personas toman estos hongos para tener sensaciones encaminadas al entretenimiento o tener experiencias que nada tiene que ver con la realidad, lo que estos hongos tienen la capacidad de ofrecer. La mayoría de personas que encontramos en el lugar, nada tenía que ver con la búsqueda de esas sensaciones. Eran más bien personas cultas, con buenas posiciones en su trabajo (médicos, arquitectos, profesores etc.) fue lo que nosotros teníamos de vecinos.

Para explicar de un modo simple lo que este hongo proporciona a todo aquel que se decida a probarlo. De una manera más práctica, diría que es como un puerto usb a la madre naturaleza que te hace entender muchas cosas sobre ella y es muy medicinal.

Repara situaciones vividas y no gratas, equilibra la balanza de la vida, repara tu mente y te hace entender muchas otras cosas que antes hubiera sido imposible de hacerlo.

Es muy difícil explicar con palabras lo que se experimenta en este trance y nada tiene que ver lo que unas personas y otras sienten.

Particularmente, recomendaría al viajero, que tenga esta experiencia al menos una vez en su vida. Prometo que no quedará defraudado.

Yokito San que jamás ha tomado ningún tipo de droga en su vida, tenía muy claro desde que llegó al lugar que era una experiencia que quería tener.

Llamar a estos hongos droga, en mi humilde opinión, es faltar al respeto a lo que la naturaleza te ofrece. Repito y que quede muy claro, NADA TIENE QUE VER CON DROGAS ESTOS HONGOS. NI CREAN ADICCION, NI TE QUEDAS COLGADO O COLOCADO DE POR VIDA. SI ES CIERTO, QUE EL CEREBRO SE SOMETE A UNA SITUACION ANORMAL, POR LO QUE EN ABSOLUTO ES RECOMENDABLE CONSUMIR ESTOS HONGOS DEMANERA ASIDUA.

Las personas que encontré en el lugar, que venían de lejos para esta experiencia, lo hacían como mucho una vez al año.

En el estado de Oaxaca es algo que está muy inmerso en su cultura, historia y muy normalizado por sus habitantes.

UNOS CONSEJOS PREVIOS

Debo dar algunos consejos para aquel que decida probar los hongos.

La persona que decida probarlos, ha de estar con su mente equilibrada y no estar en una situación personal con problemas.

Mientras duran los efectos de los hongos (2-4 horas), siempre el que los ha tomado es consciente de que está bajo los efectos de la psilocibina, sustancia que contienen estos hongos y que hacen que se alucine. Es por ello que no le va a dar al consumidor por intentar volar o cualquier otra tontería.

Si la experiencia no es grata o se quiere cortar rápidamente, aconsejo, comer y beber. Después de esto, los efectos bajan considerablemente.

ES MUY IMPORTANTE CONSUMIR LOS HONGOS EN EL LUGAR DONDE CRECEN. Ten en cuenta, que esto es algo que regala la naturaleza y está dentro del conjunto y armonía del medio. De lo contrario, la experiencia no será igual y los efectos serán muy diferentes. Yo recomendaría un lugar dentro del bosque.

JAMÁS SE DEBE DE INTENTAR CONDUCIR BAJO LOS EFECTOS. ES MUY PELIGROSO EL HACERLO, PUES NO SE TIENE CONTROL SOBRE MUCHOS SENTIDOS PRIMORDIALES PARA LA CONDUCCION. Si se va al lugar con un vehículo, es mejor dejarlo estacionado y adentrarse en el bosque. Una vez que hayan pasado cuatro horas, que los efectos han desaparecido, es cuando se puede volver a conducir.

Dependiendo del peso y complexión de la persona, la cantidad que se debe de consumir es diferente.

Por ejemplo Yokito San tomo una media parte de la dosis y yo que peso casi el doble consumí parte y media.

No es necesario estar acompañado, sino más bien lo contrario. Cuando se está bajo sus efectos, no quieres estar al lado de nadie, sino solo con tus sentimientos. Pero si se puede estar juntos, de una manera distante por si se quiere comentar algo puntualmente (100-200 metros).

Dependiendo de la dosis, por las etapas que vas pasando son las siguientes:
A los 30-40 minutos de tomarlos (normalmente se consumen hervidos y se toma el agua y la seta), es difícil controlar algunas respuestas biológicas como la risa. Por lo que es habitual que la persona que consuma esto hongos, ría sin poder evitarlo.

Una hora después de haberlos tomados, empiezan los efectos alucinógenos, tales como el son al que se mecen las hojas de los arboles, los colores de las flores o el movimiento del bosque, antes imperceptible para el ojo.

Aconsejo que se vaya con acopio de agua y pañuelos, pues el lagrimeo y la mucosidad es constante.

A partir de aquí, dependiendo de la dosis ingerida, se tendrán diferentes efectos. Van desde la precepción de sentimientos de las plantas o el conjunto de la naturaleza a algo más chamánico y profundo.

Desde luego yo no voy a describir lo que sintió ninguno de los dos, porque es muy personal.

Ten en cuenta, que a veces te enfrentas a tus propios miedos y ves con claridad tu alma. Sale de ti todo lo bueno y malo que conforma tu persona debiendo afrontar y encauzar este conjunto de sentimientos.

Si es cierto, que una vez terminada la experiencia, en los siguientes días, entiendes cosas que antes no entendías y tienes una percepción de la naturaleza, su medio y cuidado, que antes no tenias.

A MODO DE JUSTIFICACIÓN

Me ha costado mucho decidir si exponía esta experiencia o la dejaba en mis recuerdos como otras muchas que he tenido en mi viaje y decidí no publicar.

Después de mucho debate personal y sabiendo que no todo el que lea estas líneas me va a entender, decidí escribir esta experiencia por varios motivos.

El primero porque creo que es buena y recomendable la experiencia de los hongos en San José del Pacifico y con estas líneas, quizás pueda ayudar al que este decidido realizar esta experiencia.

El segundo, porque jamás me ha importado la opinión más que de mi familia y amigos más cercanos. Sé que ellos, que me conocen mejor que nadie, me entenderán.

003
004
San José del Pacifico, no solo ofrece hongos alucinógenos al visitante. Es muy grato el paisaje que lo rodea, así como la visita a sus pueblos aledaños como San Andrés Paxtlan, Santiago o un poco más alejado y en el camino hacia Oaxaca, Miahuatlan de Porfirio Díaz. En este último, es imprescindible para el viajero la visita a su mercado.

005
006
007
008
009
OAXACA, VUIELTA A LA NORMALIDAD

Finalizada nuestra experiencia en San José del Pacifico, llegamos a la preciosa ciudad de Oaxaca.

Allí hay numerosos hospedajes y los precios son mucho más altos que en la mayoría de los lugares visitados.

Sin embargo, encontramos uno, que tiene una calidad muy alta, que está en pleno centro (al lado del mercado de artesanías, en la calle J.P. García) con buena wifi, baño dentro, aparcamiento para la Chapulina y habitaciones enormes por 250 pesos. Es el Hotel San Antonio.

Recomiendo la visita a la oficina de turismo de Oaxaca situada junto al teatro Benito Juárez. Allí con una amabilidad desbordante informaran al viajero de todo lo imprescindible a visitar tanto en la ciudad como en el estado.

Pasear por las calles del centro de la ciudad, así como por las numerosas iglesias que tiene la ciudad, la mayoría de estilo barroco, es todo un deleite.

Lo único que no recomendaría al visitante, es el mercado de las artesanías. Es turístico en demasía y los productos que ofrecen se pueden conseguir en otros mercados a mejor precio.

010 Oaxaca (11)
011 Oaxaca (10)
012 Oaxaca (12)
013 Oaxaca (13)
014 Oaxaca (16)
015 Oaxaca (17)
016 Oaxaca (18)
017 Oaxaca (19)
018 Oaxaca (2)
019 Oaxaca (21)
020 Oaxaca (22)
021 Oaxaca (23)
022 Oaxaca (24)
023 Oaxaca (25)
024 Oaxaca (26)
025 Oaxaca (27)
026 Oaxaca (29)
027 Oaxaca (30)
028 Oaxaca (32)
029 Oaxaca (35)
030 Oaxaca (36)
031 Oaxaca (40)
032 Oaxaca (4)
033 Oaxaca (42)
034 Oaxaca (43)
035 Oaxaca (44)
036 Oaxaca (45)
037 Oaxaca (46)
038 Oaxaca (48)
039 Oaxaca (5)
040 Oaxaca (6)
041 Oaxaca (8)
042 Oaxaca (9)
Finalizada la visita de tres días en la ciudad, más que suficiente. Tomamos la carretera 135 que nos lleva hasta San Juan Bautista Cuicatlan.

Solo esperábamos hacer noche en este lugar, pero a tan solo dos kilómetros antes de la ciudad, el paisaje nos maravilla y decidimos estar al menos dos días, que acaban convirtiéndose en cuatro. Imperdible este lugar, su zona y sus pueblos aledaños.

AYUDANDO A LOS PERROS

Tomaos habitación en uno de los mejores lugares que nos hemos alojado. El buen carácter, amabilidad, cultura y familiaridad de Elvira y José Luis, hacen de la Casa de Huéspedes Cristal la mejor opción sin duda alguna para el viajero que quiera disfrutar de esta apacible localidad.

Son habitaciones sencillas, limpias, con baño fuera no tienen competencia debido al carácter de sus dueños.

Elvira la dueña, que me recuerda por su bondad y carácter a mi tía Loli. Utiliza todo el dinero que recauda con este establecimiento en mantener un refugio para perros abandonados.

Debido a la amistad que forjamos con los dueños, ofrecen no cobrarnos nada a partir del segundo día de estancia. Nosotros rehusamos, ya que sabemos que ese dinero va directamente al mantenimiento de una buena obra.

Recomiendo la visita a Santa María de Papalo, por las vistas que ofrece su carretera y el pueblo. Cerca, se ha descubierto lo que se cree la mayor cueva del mundo. Aun están investigando los espeleólogos la distancia que hay entre la entrada y la salida que se cree es mayor del mundo, alcanzado los 200 km.

También es recomendable la visita a Santiago Quiotepec, pequeña población interesante por sus vistas.

043 Cuicatlan y alrededores (42)
044 Cuicatlan y alrededores (44)
045 Cuicatlan y alrededores (16)
046 Cuicatlan y alrededores (19)
047 Cuicatlan y alrededores (25)
048 Cuicatlan y alrededores (36)
049 Cuicatlan y alrededores (37)
050 Cuicatlan y alrededores (39)
051 Cuicatlan y alrededores (40)
052 Cuicatlan y alrededores (41)
053 Cuicatlan y alrededores (46)
054 Cuicatlan y alrededores (60)
055 Cuicatlan y alrededores (48)
056 Cuicatlan y alrededores (50)
057 Cuicatlan y alrededores (55)
058 Cuicatlan y alrededores (63)
059 Cuicatlan y alrededores (65)
060 Cuicatlan y alrededores (66)
061 Cuicatlan y alrededores (72)
062 Cuicatlan y alrededores (77)
063 Cuicatlan y alrededores (78)
064 Cuicatlan y alrededores (83)
065 Cuicatlan y alrededores (87)
066 Cuicatlan y alrededores (80)
067 Cuicatlan y alrededores (92)
068 Cuicatlan y alrededores (94)
069 Huautla (8)
El trayecto en la ruta 135 desde antes de San Juan Bautista Cuicatlan hasta Teotitlan de Flores Magon (60 km), son uno de los cinco mejores que he realizado en todo mi viaje. Las curvas perfectas, el buen asfalto, la falta de tráfico y sobre todo sus paisajes de cañones y cactus gigantes hacen que sea casi de película la conducción por esta más que recomendable ruta.

Nuestro siguiente destino es Huautla de Jiménez. También conocido por ser un lugar donde personas de todo el mundo llegan para tener la experiencia con los hongos alucinógenos.

Nosotros en esta ocasión, al haber quedado más que satisfechos con nuestra experiencia en San José del Pacifico, rehusamos el repetirla.

Acertamos de lleno, pues esta población al ser muy turística, ha perdido en gran medida el sentido real que tiene esta práctica. En la época de los años 60, 70 se hizo famosa una chaman que guiaba a los que lo necesitaban en el viaje con los hongos. María Sabina, que así se llamaba esta señora, guió entre otros a personalidades como Jhon Lennon, Bob Dylan, Aldous Huxley e incluso a Walt Disney.

Hoy en día, lo que queda en esta localidad, es una vil copia de lo que en realidad representó esta señora. Se puede encontrar alguna que otra mujer que ofrece el mismo servicio, no siendo más que un sacacuartos para turistas desprevenidos.

Yo personalmente, que nunca tomé antes estos hongos, no lo aconsejaría, pues nadie mejor que uno mismo para guiarse en su viaje.

En la localidad, optamos por alojarnos en La Galería, una casa rural a las afueras, regentado por una amable familia y que al viajero lo pueden introducir en lo que en realidad significa la experiencia con los hongos.

Habitación doble con baño dentro y wifi 200 pesos.

070 Huautla (9)
071 Huautla (14)
072 Huautla (12)
El entorno de esta localidad, también es muy recomendable así como la visita a pueblos aledaños.

073 Huautla (1)
074 Huautla (2)
075 Huautla (3)
076 Huautla (4)
077 Huautla (5)
EN LA PRESA DE LAS CIEN ISLAS

Continuamos camino hasta la presa a la que llaman las 100 Islas debido al número de islas que tiene en el interior del lago. Después de recorrer muchos pueblos y hostales, optamos por Jalapa de Díaz.

Nos alojamos en el hotel Ruper, al lado de la comisaría de Policía. Habitaciones pequeñas, pero muy limpias, baño, wifi y aparcamiento por 150 pesos.

La visita a la rivera del lago, a sus pueblos (San Felipe Tilpan y San Pedro Ixcatlan) por las vistas que ofrece es recomendable.

078 Jalapa de Diaz y alrededores (10)
079 Jalapa de Diaz y alrededores (12)
080 Jalapa de Diaz y alrededores (13)
081 Jalapa de Diaz y alrededores (14)
082 Jalapa de Diaz y alrededores (6)
083 Jalapa de Diaz y alrededores (9)
084 Jalapa de Diaz y alrededores (3)
Pero hay un lugar, que no está en ninguna guía y que nosotros encontramos preguntando a los lugareños que es forzosa la visita del viajero.

En un puente de la carretera, cerca de San Bartolomé Ayautla, hay un camino sinuoso y de gran pendiente que se adentra por en la selva y lleva al viajero hasta un hermoso paraje con una gran cascada (preguntar por estas cascadas a los locales, porque no hay letrero alguno que indique nada).

Como referencia, al lado del puente hay un restaurante regentado por una pareja de ancianos. El señor se llama Moisés.

Recomiendo llevarse agua y comida para pasar el día entero allí, pues tanto el río cercano a la carretera con sus cristalinas aguas, como la cascada que está a unos 45 minutos a buen paso, valen la pena. Las fotos no hacen en absoluto justicia al hermoso lugar.

Nosotros visitamos el lugar tres de los cuatro días que permanecimos en Jalapa de Díaz.

085 Jalapa de Diaz y alrededores (16)
086 Jalapa de Diaz y alrededores (19)
087 Jalapa de Diaz y alrededores (20)
088 Jalapa de Diaz y alrededores (25)
089 Jalapa de Diaz y alrededores (29)
090 Jalapa de Diaz y alrededores (32)
091 Jalapa de Diaz y alrededores (35)
092 Jalapa de Diaz y alrededores (36)
093 Jalapa de Diaz y alrededores (40)
También es de interés visitar los pueblos aledaños a Jalapa de Díaz, de San Felipe Usila, San Juan Bautista Tlacoatzintepec y San Pedro Sochiapam. Este último famoso por su caldo hecho con piedras calientes.

Si el viajero decide visitar estos pueblos, ha de tener paciencia e ir con el depósito de combustible lleno, pues los caminos son arduos y no hay ninguna gasolinera en ellos.

094 Jalapa de Diaz y alrededores (44)
095 Jalapa de Diaz y alrededores (47)
La siguiente parada la hacemos muy cerca, en la ciudad de Tuxtepec. Tanto la ciudad a excepción de las calles de los mercados y los pueblos aledaños, debido a la sequia, no tienen demasiado interés.

Nos alojamos en el hotel Catedral, justo al lado de la plaza de la Catedral.

Habitaciones limpias, con baño dentro y posibilidad de aparcar la Chapulina por 180 pesos.
Continuamos viaje, y en esta ocasión decidimos parar en la antigua localidad minera de Capulalpan de Méndez.

Esta localidad es turística y numerosas personas la visitan cada año.

En realidad no tiene demasiado que ofrecer salvo un entorno de bosques que tampoco es de interés especial.

Hay numerosos alojamientos y todos bastante caros, sobre todo las cabañas que no bajan de 700 pesos.

Nosotros recorremos casi todos los lugares y después de un arduo regateo, decidimos quedarnos en lo que a nuestro juicio es el mejor lugar de la localidad. Por sus vistas, por la comodidad que ofrece al huésped (habitación con terraza, baño, wifi y chimenea), pero sobre todo por la tozudez de Reina, la guapa mujer que esta al cargo, que no nos deja marchar sin que lleguemos a un acuerdo conveniente para ambas partes.

Shanan Cabañas, está situado en las afueras, cerca de la serrería. Certifico que cuenta con una de las mejores vistas de todos los hospedajes de la localidad, y con los mejores servicios así como la mejor calidad de cabañas y personal.

La población de Capulalpan de Méndez en sí, no tiene demasiado que ofrecer excepción de su iglesia y su plaza central, magníficamente restaurada. Sin embargo, las localidades aledañas de Ixtlan de Juárez y Villa Talea de Castro (esta última, muy recomendable por el pueblo y las vistas de la carretera por la que se accede) valen mucho la pena el permanecer al menos un fin de semana en Capulalpan de Méndez.

La tranquilidad del lugar junto con las vistas es lo que hacen especial a este alojamiento que esta a tan solo 1 hora de Oaxaca.

096 Capulalpan y alrededores (4)
097 Capulalpan y alrededores (2)
098 Capulalpan y alrededores (6)
099 Capulalpan y alrededores (7)
100 Capulalpan y alrededores (8)
101 Capulalpan y alrededores (9)
102 Capulalpan y alrededores (10)
103 Capulalpan y alrededores (11)
104 Capulalpan y alrededores (12)
105 Capulalpan y alrededores (13)
106 Capulalpan y alrededores (14)
107 Capulalpan y alrededores (15)
108 Capulalpan y alrededores (16)
109 Capulalpan y alrededores (19)
110 Capulalpan y alrededores (20)
111 Capulalpan y alrededores (21)
112 Capulalpan y alrededores (22)
113 Capulalpan y alrededores (23)
114 Capulalpan y alrededores (24)
115 Capulalpan y alrededores (25)
116 Capulalpan y alrededores (26)
117 Capulalpan y alrededores (27)
118 Capulalpan y alrededores (28)
119 Capulalpan y alrededores (29)
120 Capulalpan y alrededores (30)
121 Capulalpan y alrededores (32)
121 Capulalpan y alrededores (32)
123 Capulalpan y alrededores (35)
124 Capulalpan y alrededores (36)
125 Capulalpan y alrededores (33)
126 Capulalpan y alrededores (37)
Y EN TORNO AL MEZCAL

Oaxaca es el estado del Mezcal, y por ello es indispensable la visita a alguno de los numerosos pueblos donde se fabrica este licor.

Nosotros en un principio decidimos ir a la localidad de Mitla, donde hay numerosas destilerías de Mezcal. El precio de los alojamientos nos tira para atrás pues el más barato estilo pulguero es de 400 pesos.

Aprovechamos la Chapulina y decidimos buscar en pueblos aledaños. Damos en la diana cuando encontramos a tan solo 8 km Santiago Matatlan que además está en fiestas.

Cuando preguntamos por alojamiento, nos indican que solo dos, uno a la entrada del pueblo desde Mitla y el otro a la salida.

El de la entrada no nos convence, pero al preguntar por el nombre del alojamiento de la salida, debido a la confusión con el acento, entendemos que su nombre es las 7 putas.

Riéndonos y sorprendidos, yo en mi interior pienso que si el nombre es debido al trabajo que se realiza en el interior del establecimiento, al menos debería quedarme una semana. A día por puta.

Al llegar a esta casa de huéspedes, el dueño de gran afabilidad nos corrige y nos indica que se llama las 7 Puntas.

Con cierto desazón, que al momento de ver la habitación y el precio ésta, se disipa. Nos alojamos por tres días en esta casa de huéspedes, con habitaciones limpias, baño interior, aparcamiento y wifi por 160 pesos.

Lo primero que hacemos inmediatamente después de dejar nuestras pertenencias, es recorrer las destilerías del pueblo. En todas ellas nos quieren cobrar por enseñárnoslas y decirnos como se elabora el mezcal.

Decidimos entonces volver a Mitla, donde hay más de cien destilerías.
Paramos en el aparcamiento de una, pero sin la intención de visitarla, solo para consultar el mapa.

La chica encargada de este lugar se nos acerca y nos invita a visitar la destilería de manera gratuita y responder a todas las dudas que tengamos.

No lo pensamos dos veces y decidimos visitar la Destilería Casa Espadín.

Esta Destilería que recomiendo, está situada en Carretera internacional Km 3 de San Pablo de Mitla.

El mezcal en su origen era una bebida popular, para personas con capacidad económica limitada y no se le tenía en gran consideración. Fue desde hace unas décadas que empezó a apreciarse su calidad y sabor. Entonces el mezcal empezó a considerarse como uno de los productos más tradicionales y de calidad de México.

El mezcal se fabrica con la penca del agave (variedad de cactus) una vez que la planta llega a su madurez. Esto puede tardar entre 6 y 10 años. La planta se cosecha y se cortan las hojas, dejando solamente el corazón al que también se le conoce como piña por su forma, la cual es cocida y después molida.

Las especies de maguey que son permitidas para la producción del mezcal por la Norma Oficial Mexicana son: el maguey espadín (Agave Angustifolia), maguey cenizo (Agave Esperrima), maguey de mezcal (Agave Weberi, Agave Potatorum) y Agave Salmiana.

Después de la recolección de las pencas, el proceso tradicional se inicia con la cocción de éstas en los hornos. Son pozos cónicos que se construyen en el suelo con una diámetro que varía entre 2.5 y 3.5 metros. En ellos se introducen piedras calientes, hojas de agave, petate, tierra y por último las pencas de maguey.

Las piñas permanecen cocinándose en el horno por 3 días mientras absorben los sabores de la tierra, madera y humo.

Después de la cocción, las piñas se colocan en un aro de piedra o concreto donde una rueda de piedra unida a un poste es tirada por un caballo para hacerla rodar y moler las piñas.

La masa obtenida se coloca en tinas de madera de 1.000 a 2.000 litros, se agrega agua y se deja fermentar por un lapso de 3 a 15 días con sus propias levaduras y microorganismos.

Una vez terminada la etapa de fermentación, se procede a separar el agua y el alcohol producido. La mezcla se vacía en un alambique de cobre, en la base de éste se colocan leños que se encienden para poner el etanol a hervir y transformarlo en vapor. Este vapor es conducido a un serpentín que se encuentra sumergido en un tanque con agua para condensar el vapor.

En la primera destilación se obtiene un alcohol de hasta 25°, para ajustar la graduación alcohólica se realiza una segunda destilación para alcanzar 40°.

Existen dos variedades de mezcal que se obtienen mediante modificaciones al proceso estándar de elaboración, estas variedades son:

Minero: Se obtiene mediante doble destilación, es de sabor fuerte.

De gusano: Mezcal minero al que se le agrega un gusano de maguey en su interior (hypopta agavis). Este es un gusano que vive en la planta y al que se le cree con propiedades afrodisiacas. Es por ello, que en la botella se suele poner dos gusanos. Uno para el hombre y otro para la mujer.

El mezcal posee otra clasificación en base al añejamiento, el cual ocurre más rápidamente en comparación con otras bebidas alcohólicas. Para añejar el mezcal, éste se coloca en barricas de madera de roble blanco por períodos que oscilan entre 2 meses y 7 años. Durante este tiempo el color y el sabor del mezcal se modifican, tornándose de un color dorado y el sabor varía dependiendo del tipo de madera. Los tipos de mezcal en base al añejamiento son:

Blanco: Mezcal sin color, ha sido almacenado al menos 2 meses.

Reposado: Ha permanecido en barricas durante un periodo de 2 meses a 1 año.

Añejo: Se ha almacenado por lo menos un año en las barricas.

El añejamiento modifica los sabores característicos del mezcal por lo que se recomienda almacenar la bebida en botellas de vidrio para conservar mejor todas sus características.

127 Mitla Mezcal (2)
128 Mitla Mezcal (3)
129 Mitla Mezcal (4)
130 Mitla Mezcal (5)
131 Mitla Mezcal (6)
132 Mitla Mezcal (7)
133 Mitla Mezcal (8)
134 Mitla Mezcal (9)
135 Mitla Mezcal (10)
DE FIESTA

Finalizada la visita, volvemos de nuevo a Santiago Matatlan, pues comienza el pasa calles y la ofrenda floral en breve.

Antes de todo, visitamos su iglesia que es una de las más bonitas que hemos visto de todo el país. Allí como curiosidad, recomiendo visitar la Santa Custodia, pues es de talla en madera es de características mayas. Solo hay tres en el mundo y una está en este pueblo.

137 Santiago Matatlan (2)
138 Santiago Matatlan (3)
139 Santiago Matatlan (4)
No me cansaré de repetir el buen carácter y cordialidad del pueblo mexicano. En este pueblo sumido en fiestas, este carácter se acrecienta y somos invitados a participar de la fiesta como uno más. Invitación que no rechazamos y que después de varias tomas de mezcal que reparten a todos los que participan en los festejos, incluso nos atrevemos a bailar portando los gigantes y cabezudos.

141 Santiago Matatlan (13)
142 Santiago Matatlan (9)
143 Santiago Matatlan (14)
144 Santiago Matatlan (17)
145 Santiago Matatlan (21)
146 Santiago Matatlan (22)
147 Santiago Matatlan (25)
148 Santiago Matatlan (29)
149 Santiago Matatlan (32)
150 Santiago Matatlan (38)
151 Santiago Matatlan (39)
152 Santiago Matatlan (42)
153 Santiago Matatlan (43)
154 Santiago Matatlan (44)
155 Santiago Matatlan (46)
156 Santiago Matatlan (50)
157 Santiago Matatlan (51)
158 Santiago Matatlan (53)
159 Santiago Matatlan (55)
160 Santiago Matatlan (60)
161 Santiago Matatlan (61)
162 Santiago Matatlan (63)
163 Santiago Matatlan (66)
164 Santiago Matatlan (68)
165 Santiago Matatlan (70)
166 Santiago Matatlan (72)
167 Santiago Matatlan (74)
168 Santiago Matatlan (78)
169 Santiago Matatlan (82)
170 Santiago Matatlan (97)
171 Santiago Matatlan (85)
172 Santiago Matatlan (100)
173 Santiago Matatlan (106)
174 Santiago Matatlan (105)
175 Santiago Matatlan (108)
176 Santiago Matatlan (109)
177 Santiago Matatlan (111)
178 Santiago Matatlan (112)
179 Santiago Matatlan (113)
180 Santiago Matatlan (114)
181 Santiago Matatlan (119)
182 Santiago Matatlan (120)
183 Santiago Matatlan (123)
184 Santiago Matatlan (124)
185 Santiago Matatlan (125)
186 Santiago Matatlan (128)
187 Santiago Matatlan (131)
188 Santiago Matatlan (132)
189 Santiago Matatlan (133)
190 Santiago Matatlan (134)
191 Santiago Matatlan (138)
192 Santiago Matatlan (140)
193 Santiago Matatlan (142)
194 Santiago Matatlan (147)
195 Santiago Matatlan (149)
196 Santiago Matatlan (151)
197 Santiago Matatlan (152)
198 Santiago Matatlan (153)
199 Santiago Matatlan (155)
200 Santiago Matatlan (156)
201 Santiago Matatlan (158)
202 Santiago Matatlan (159)
203 Santiago Matatlan (164)
204 Santiago Matatlan (24)
205 Santiago Matatlan (28)
206 Santiago Matatlan (110)
207 Santiago Matatlan (117)
208 Santiago Matatlan (118)
209 Santiago Matatlan (71)
210 Santiago Matatlan (165)
211 Santiago Matatlan (167)
212 Santiago Matatlan (168)
La fiesta llega al punto álgido con el castillo y toros de fuegos por la noche.

213 Santiago Matatlan (170)
214 Santiago Matatlan (172)
215 Santiago Matatlan (175)
216 Santiago Matatlan (178)
217 Santiago Matatlan (181)
218 Santiago Matatlan (183)
219 Santiago Matatlan (184)
220 Santiago Matatlan (189)
221 Santiago Matatlan (191)
222 Santiago Matatlan (193)
Por la mañana decidimos visitar la zona arqueológica de Lyobáa en Mitla.

A nosotros no nos pareció sin embargo de un interés especial, pero para gustos colores.

223 Mitla arqueologico (1)
224 Mitla arqueologico (2)
225 Mitla arqueologico (3)
226 Mitla arqueologico (4)
TIEM DE REENCUENTRO

Después visitamos el emplazamiento de Hierve el Agua, situada unos 25 km de Mitla.
La entrada al lugar cuesta 75 pesos por persona y a nosotros nos resulto algo decepcionante por el gran número de visitantes en el lugar.

Lo interesante de este lugar son sus balnearios y sus cascadas petrificadas.

227 Hiervelagua (1)
228 Hiervelagua (2)
229 Hiervelagua (3)
230 Hiervelagua (4)
231 Hiervelagua (5)
232 Hiervelagua (6)
233 Hiervelagua (8)
234 Hiervelagua (10)
235 Hiervelagua (12)
236 Hiervelagua (13)
237 Hiervelagua (14)
Por la tarde, volvemos a Mattlan, que está en su último día de fiestas.

Al día siguiente, regresamos en varios tramos hasta Sann Cristóbal de las Casas en Chiapas y allí nos reencontramos con nuestra querida familia Mexicana, la de Fabi y Gabriel.

Ellos de nuevo nos acogen con los brazos abiertos y nos indican que la Chapulina la dejemos con ellos.

A pesar que Crosby, un motero que conocimos casualmente se ofreció también a que la dejáramos bajo su custodia (te estamos muy agradecido por ello compañero). El lugar que Fabi y Gabriel nos han preparado para guarecer a la Chapulina que debe de permanecer un año hasta nuestro regreso, es incontestable.

Sobre la Chapulina diré, que ha roto todas mis malas expectativas y superado todas las buenas. Se ha comportado de una manera muy estoica, en todos los caminos y pruebas a las que la hemos sometido. Además, se nos ha averiado una sola vez, cuando ya contaba 15.000 km y con la cortesía de hacerlo a nuestro regreso a San Cristóbal y a tan solo doscientos metros de un taller mecánico. La reparación, un defecto de fabrica que la garantía no cubría, no subió a mas de 25€. Es por ello que hasta el momento ha entrado esta pequeña moto en la historia del Taravitazo, siendo una de las tres mejores motos que hemos tenido.

Espero que el año que viene, siga su buen hacer y continúe dándonos alegrías.

Sobre la familia de Fabi y Gabriel, no sé que más decir, sino reiterar nuestra eterna gratitud por todo lo que han hecho por nosotros. Decirles que volveremos a verlos y esperamos algún día tener la oportunidad de devolverle todos esos favores que nos han hecho sin la más mínima reticencia a hacerlo. Que os habéis ganado un lugar en nuestros corazones y que estas letras las escribo lleno de emoción.

Muchos besos familia, nos vemos en breve.

HACIA CIUDAD DE MÉXICO

Tomamos el autobús desde San Cristóbal a Ciudad de México. Aconsejo para comprar el billete, no ir a la estación de autobuses, sino a las compañías que se encuentran en sus inmediaciones. El billete es la mitad de barato, y el autobús es tan confortable como los demás.

Cuando llegamos a Ciudad de México, siendo esta la ciudad con más habitantes del mundo, esperábamos una ciudad caótica y con un tráfico incesante.

En su lugar nos encontramos una ciudad en un domingo tranquila, varias calles centrales cortadas, para la práctica de deporte y alguna que otra zona verde.

Hemos decidido tomar habitación en un hotel cercano al monumento a la independencia por un motivo: Está cerca de la zona histórica y los museos y también cerca de la embajada de EE.UU., situada en la zona financiera o distrito Rosa.

Los EE.UU. ha rechazado mi visado vía internet por haber visitado Irán cuatro años antes.

Debido a que mi próximo destino es Japón y mi vuelo hace escala de tres horas en Houston, tengo la obligación de sacarme un visado.

Al haber sido rechazado mi visado vía internet, si no quiero perder mi billete que no tiene opción de devolución, debo de pagar 160$ no retornables, para hacerme una entrevista en la embajada y poder tener el visado.

El hotel que hemos decidido tomar es el Hotel Oxford, situado justo al lado del museo San Carlos y cerca del monumento a la independencia.

Las habitaciones creo que son las más grandes que hemos tenido en ningún alojamiento anterior, 35 metros cuadrados. Con baño dentro buena wifi y un precio irreducible a pesar de haberlo intentado y que nuestra estancia es por 15 días de 220 pesos diarios.

238 DSC_1140
239
240 DSC_1143
241 DSC_1144
Por supuesto que hemos chequeado otros lugares e incluso apartamentos. Pero ninguno llega a los servicios, calidad, tamaño y precio del Hotel Oxford.

Además, está en una zona, que por la noche se llena de meretrices y a mí en particular me alegra la vista.

En el primer día de nuestra estancia quedamos con Eva, quien conozco desde hace años a través de Facebook.

Damos un paseo por el centro de la ciudad y nos enseña los lugares más emblemáticos de la ciudad.

El museo de Bellas artes, Av. Cinco de Mayo y la Plaza de la Constitución, que es la segunda mayor del mundo después de Tiananmen en Pekín.

Allí en esa plaza conocida también por Zócalo, se encuentra la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional, el Antiguo Palacio del Ayuntamiento y el edificio del Gobierno, todos de estilo barroco.

242 Ciudad de Mexico (9)
243 Ciudad de Mexico (11)
244 Ciudad de Mexico (12)
245 Ciudad de Mexico (13)
246 Ciudad de Mexico (15)
247 Ciudad de Mexico (16)
248 Ciudad de Mexico (17)
249 Ciudad de Mexico (18)
250 Ciudad de Mexico (19)
Además, también se puede visitar el museo del Templo Mayor, de la época mesoamericana.
Decidimos hacer la visita de todo más adelante, pues nuestra estancia como ya he dicho será de 15 días.

En los dos días siguientes, nos dedicamos a realizar las gestiones a obtener el visado de EE.UU.

EN TORNO A UN VISADO ESQUIVO

El día de la entrevista, me deniegan el visado sin más justificación que porque no.

Mientras realizaba la espera en la cola para la entrevista, puse oído a todas las entrevistas que pude y todos los solicitantes los despedían con la misma frase que a mi “Lamentablemente no puedo concederle su visa para entrar en EE.UU.”.

En la entrevista me preguntaron por haber visitado Irán, cosas tan insólitas como el porqué llevaba barba. A lo que les di una respuesta más que coherente “El Rey de mi país también lleva barba y no le preguntan por ello. Si piensa que soy musulmán y esta es una objeción para entrar en su país, tráigame una botella de vino Rioja y un plato de jamón ibérico que se lo agradeceré comiéndolo con mucho gusto”.

Caigo en la cuenta, que esto ya se sabe de antemano y a la gran mayoría de solicitantes (el día que yo estuve se le dio una respuesta afirmativa a solo 2 de cada cien personas y fue por realización de estudios en ese país) se les deniega.

Sin embargo, en la página oficial de la embajada dan grandes esperanzas a los solicitantes con la única intención que paguen los 160$ que luego no devuelven.

A mi particularmente me han hecho perder el importe de mi billete de avión y el visado. Un total de 730 €, que juro por mi vida que recuperaré del bolsillo del gobierno de ese país.
¿Cómo hacerlo? Es muy sencillo, en EE.UU. no manda el gobierno al igual que en la mayoría de los países capitalistas, sino las grandes corporaciones y multinacionales.

Una sociedad consumista se abastece de los consumidores, manipulándolos para hacerlos creer que necesitan los productos que venden para ser felices. El poder en realidad está en manos de los consumidores que con cerrar el gasto hacia esas empresas, empezarán a tener perdidas.

Para atraer a los consumidores, los establecimientos dan productos gratis u ofrecen servicios gratuitos al estar en sus establecimientos.

No me refiero al kétchup o la mostaza precisamente, sino a servicios tales como el wifi, el poder pasar las horas interminables de aeropuerto en un Starbucks Coffee sin comprar absolutamente nada, o el pasar la noche en uno de sus cómodos sofás sin consumir nada y ahorrándose el hotel.

Ni me da vergüenza ni me avergonzaré de ello, pues simplemente estoy recuperando lo que es mío.

Pero yo voy mas allá de recuperar mis 730 €. Tengo que hacerles perder a ellos como protesta tres veces más de lo que a mí me hicieron perder. Solo de esta manera, creo que quedare en balanza.

No consumiré ningún producto que tenga algo que ver con esas multinacionales directa o indirectamente aunque ello suponga ahorrarme unos céntimos.

Me he sentado tranquilamente con Yokito que lleva anotado todo en su libreta de hasta el más mínimo detalle de lo que gastamos y en que lo gastamos y quedo estupefacto.

Tenemos un mínimo de gasto en esos productos (gasolina, refrescos, comidas, algún que otro helado del Mc Donalds que me encanta, compañías telecomunicación y aerolíneas) de 87,6 € y un máximo de 1.200€ mensuales.

Creo que yo a ellos les haré perder el dinero conmigo antes que yo recupere lo mío. Aun así a día de hoy 8 de diciembre del 2017, y según mis cálculos anotados minuciosamente. Casi tres meses después de haber tomado esta decisión, y haber viajado por México (últimos días), España, Moscú y sobre todo Japón que es medio sucursal de EE.UU. y sus corporaciones, he ahorrado 324,32€ de la manera anteriormente descrita. Pero lo mejor de todo es que creo que este estilo de vida de no consumir productos de esas multinacionales, se va a convertir en un estilo de vida que además de ser económico, es mucho más sano.

TERREMOTO

El mismo día que realizo la entrevista en la embajada, a la una y cuarto del medio día, un terremoto de 7,1 sacude la Ciudad de México.

A nosotros nos habían avisado el día anterior que habría un simulacro de terremoto a las 11 de la mañana, pero estábamos en la embajada y no nos percatamos.

Sin embargo, cuando empezó el temblor, estábamos en el hotel y cuando decidimos salir por patas ante los temblores, no podíamos dar dos pasos rectos.

Cuando al fin alcanzamos la calle, en nuestra salida del hotel adelanté a una limpiadora de edad avanzada que iba más lenta.

Volví a por ella que ya se encontraba en el hall del hotel y permanecimos en el pequeño parque al costado del hotel hasta que todo terminó.

Ya sufrimos un terremoto 10 días antes en San Cristóbal de las Casas de mayor magnitud, pero que sin embargo no se sintió tanto.

Este debido a que el epicentro se encontraba cerca de la capital y por la condensación de habitantes, las victimas ascendieron a 370 muertos.

Este blog es de viajes y por ello no relataré nada de lo que hicimos o dejamos de hacer los siguientes días al terremoto. Así como tampoco publicaré ninguna foto de edificios en ruinas o personas atrapadas mientras otros intentan ayudar.

Los museos de la ciudad, permanecieron cerrados por seguridad dos semanas posteriores al terremoto.

Es por ello que solo pudimos visitar y no en su totalidad el museo de Bellas Artes que nos dejó impresionados con los murales de Diego Rivera.

251 Ciudad de Mexico (45)
252 Ciudad de Mexico (47)
253 Ciudad de Mexico (49)
254 Ciudad de Mexico (50)
255 Ciudad de Mexico (51)
256 Ciudad de Mexico (52)
257 Ciudad de Mexico (56)
258 Ciudad de Mexico (57)
259 Ciudad de Mexico (58)
260 Ciudad de Mexico (59)
261 Ciudad de Mexico (60)
262 Ciudad de Mexico (62)
263 Ciudad de Mexico (43)
Pasear por las calles y plazas de la ciudad visitando el Zócalo o el Ángel símbolo de la ciudad de México cuando disponíamos de tiempo.

264 Ciudad de Mexico (1)
265 Ciudad de Mexico (2)
266 Ciudad de Mexico (3)
267 Ciudad de Mexico (5)
268 Ciudad de Mexico (7)
269 Ciudad de Mexico (20)
270 Ciudad de Mexico (22)
271 Ciudad de Mexico (23)
272 Ciudad de Mexico (24)
También pudimos visitar algo imperdible en la ciudad. La basílica de Guadalupe que si permaneció abierta.

273 Ciudad de Mexico (27)
274 Ciudad de Mexico (29)
275 Ciudad de Mexico (30)
276 Ciudad de Mexico (31)
277 Ciudad de Mexico (32)
278 Ciudad de Mexico (33)
279 Ciudad de Mexico (34)
280 Ciudad de Mexico (37)
281 Ciudad de Mexico (38)
282 Ciudad de Mexico (39)
283 Ciudad de Mexico (40)
284 Ciudad de Mexico (41)
285 Ciudad de Mexico (42)
También es de imprescindible visita, algo que los japoneses tienen como de especial importancia, pues este es un país de ávidos lectores, la biblioteca Vasconcelos.

Diseñada por el arquitecto mexicano Alberto Kalach (a él se le debe esa estantería de seis pisos que asimila una “Matrix”), la biblioteca fue inaugurada en el 2006.

Los puntos interesantes de este lugar son: el esqueleto de cetáceo que está en el centro de la biblioteca (hallado en Baja California Sur) y que fue intervenido por el artista Gabriel Orozco; su jardín en forma de laberinto que tiene más de 59 mil ejemplares de 168 especies; y, claro, su acervo de más de 600 mil ejemplares y 106 mil títulos diferentes. Esta visita va e tu honor Eladio.

Situada en Eje 1 Norte Mosqueta S/N, col. Buenavista.

286 Ciudad de Mexico (66)
287 Ciudad de Mexico (68)
288 Ciudad de Mexico (69)
Uno de los días de nuestra estancia, Eva nos invita a su casa a comer y conocemos a su extensa y agradable familia que nos agasajan con una espléndida comida y una gratificante tertulia.

Ponemos fin a nuestro periplo en tierras mexicanas a las que volveremos por devoción a recoger a La Chapulina.

YA HACIA JAPÓN

Nuestro siguiente destino es Japón, donde visitaremos a la familia de Yokito San y recorreremos la isla de Kyushu, la tercera más grande del país.

Nuestro viaje a Japón se hace por separado desde el aeropuerto de Cancún. Yokito San realiza el vuelo sin problemas pues ella obtuvo el visado de EE.UU. vía internet sin problemas y yo vuelo a España donde estoy unos días con mi familia y amigos, luego a Moscú donde permanecí 1 día y posteriormente a Japón.

Algo que el viajero debe de saber es que si ha entrado a México vía terrestre y sale vía aérea, en el aeropuerto debe de pagar 500 pesos. También ha de tener cuidado cuando compre su billete de avión, que tenga las tasas de aeropuerto incluidas. Ya que de lo contrario, deberá pagar un extra mas de unos 60 € dependiendo hacia donde sea su destino.

Algo que ha de tener en cuenta el viajero que deba pasar una larga espera en el aeropuerto de Cancún (yo tuve que estar 23 h.). Es que al agua corriente de los lavabos (por ley en todos los aeropuertos internacionales, el agua debe de ser potable y en su defecto tener fuentes con agua potable), tiene un exceso de cloro a propósito para que el viajero se le obligue a gastar un mínimo de 3 € por una botella pequeña de agua.

Como yo voy ya con el colmillo afilado, encuentro la solución. En las oficinas de alquiler de coches hay maquinas expendedoras de bebidas que por 0,75 € se puede obtener refrescos o agua.

También se puede tomar un autobús de enlace entre las diferentes terminales (es gratuito) y en la gasolinera que está a 500 metros de la terminal 2 hay un supermercado con precios normales.

No le quepa duda al lector que este servidor paso la mayor parte de su espera roncando en los cómodos sofás del Starbucks Coffee de la terminal 3 que abre a las 5 de la mañana.

Roncando a pierna suelta y sin consumir nada de ese establecimiento. Ahorré los 14 € de i/v del autobús, los 6 € de taxi i/v al hotel y los 10 € que me hubiera costado una cama en dormitorio del hotel más barato de la ciudad.

GRACIAS A MEXICO Y A TODOS LOS MEXICANOS POR HABERNOS DADO TANTO Y ABRIRNOS LOS BRAZOS.

EN VUESTRA PROPIA EXPRESION…

¡¡ SOIS PADRISIMOS!!

 

MEXICO (OAXACA) SEGUN YOKITO SAN

NO OLVIDES VISITAR EL TARAVITAZO EN YOUTUBE

One thought on “Mexico (Oaxaca)

  1. Buenas mañanas desde La Victoria, a Antonio y Yoko.
    Por fin me he sentado a leer las crónicas. Me encantan esta vez (lectura, fotos y montaje visual). Se nota que habéis disfrutado. México queda anotado para mis viajes.
    Respecto a las plantas alucinógenas y al empezar a leer quería
    comentarte algo, pero observo que tu mismo reflexionas y dices lo que quería yo decirte…así que no hago comentario alguno al respecto.
    Me encantan las iglesias, templos y fiestas religiosas de allí. Aunque los colonizadores inculcaban la religión entonces con sangre y fuego, ellos no olvidan la madre tierra y sus frutos. Todo lo adornan con flores y frutas…je, je…algo que da la madre naturaleza y no tanto plata y dorado como en occidente, tanto “capillita” y tanto lujo.
    Se te ha olvidado un detalle para resaltar en uno de los cuadros de Diego Rivera,…El creador, o Pantocrator de militar y a Lenin detrás …je,je…observando…era una puntualización…no te enfades…pero eres tan detalloso…que se te ha escapao ese detalle…je, je.
    Respecto al visado por internet, que creías que con esas barbas te lo iban a dar…estos americanos están aterrorizados con los islamistas…al verte con las barbas recularon del susto..ji, ji, ji…así que casi te hicieron perder dinero…pero al menos te dejaron la barba…
    Los paisajes preciosos, aunque en Andalucía tenemos algunos aunque sean aislados…así que a ver cuando ¡ nos escribes una crónica de por aquí…!…pero te traes a la Chapulina.
    Bueno Antonio, dale un abrazo a Yokito y le haces saber que es una buena fotógrafa…hago extensivo el saludo y abrazo de toda la familia García Maestre….hasta la próxima crónica pareja…y que espero le des el toque especial…el que nos gusta leer a los que te seguimos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *