Cuba (II)

“Si fuera bueno tener socios, Dios tendría socios”; refrán persa.

HABLANDO DE SOCIOS

Esto mismo, debió de pensar Fidel Castro, pues de otra manera, no se entendería la manera en la que acabó su relación con las otras dos figuras más importantes de la revolución cubana, Camilo Cienfuegos y Ernesto Guevara (El Ché).

El primero, el comandante Cienfuegos, un hombre que tenía tanto arraigo popular como Fidel Castro, desapareció en octubre de 1959 en un vuelo entre las ciudades de Camagüey y La Habana.

El Comandante, que se caracterizaba por usar un sombrero de ala ancha y que según sus amigos era muy bromista, ejercía un gran atractivo sobre las masas, había participado en la expedición del yate Granma y fue uno de los líderes de la invasión de Oriente a Occidente junto a Ernesto Guevara.

Su prematura muerte le posibilitó convertirse en uno de los mártires y símbolos de la revolución cubana.

Según la versión oficial, el comandante había viajado a Camagüey para arrestar al también comandante Huber Matos, jefe militar de la provincia. Éste, había remitido a Fidel Castro una enérgica carta en la que denunciaba la penetración y control que los comunistas estaban ejerciendo en todas las esferas del gobierno revolucionario.

La carta, sin dudas, uno de los documentos más costoso en la historia de Cuba, hizo que Matos cumpliera veinte años de cárcel y que Cienfuegos nunca llegase a su destino.

Jamás se encontró el avión ni los cuerpos de las tres personas que viajaban en el.

El segundo, Ernesto Guevara (El Che), que para muchos es un símbolo de integridad y bondad, para los cubanos era una persona intransigente. Todo aquel que le llevara la contraria, estaba condenado a ser ejecutado por él mismo con un tiro en la cabeza.

Cuando el Ché salió de Cuba, para luchar en el Congo, escribió una carta de despedida, por si caía en el camino, en la cual dejaba claro que renunciaba a volver a Cuba y a ostentar algún mando en el gobierno cubano.

El Ché, que era pro chino, era opuesto a Fidel Castro que era pro soviético.

Fidel Castro, no tardó en mostrar esta carta a los cubanos, imposibilitando de esta manera el regreso del Ché a Cuba.

Así, Fidel Castro Ruz, quedo libre para realizar las purgas y cambios que estimaba oportunos, para que la revolución según la entendía, continuara su camino en el país.

Sin embargo, hay que decir a favor de Fidel Castro, que siempre fue fiel a sus ideales. Como primeras medidas que tomó al llegar al poder, fue la de dotar a los cubanos de educación y sanidad gratuita. Cuando EE.UU. intentó en numerosas ocasiones (por medio de invasiones, bloqueo económico, desacreditaciones, rebeliones interiores, intentos de asesinatos etc.) quitarlo de en medio, él continuó siendo el líder que los cubanos necesitaban y no se movió ni un ápice de sus principios hasta la muerte.

Es el primer líder-dictador de un país, que al menos yo conozco, que no consintió que calles, monumentos o alguna otra obra llevara su nombre. Siempre pensó, que lo importante no eran las personas, sino las ideas, y lo que debía de quedar después de la desaparición inevitable de la persona, era su obra y su idea.

Como dice Silvio Rodríguez “No sé si Fidel Castro creía en el paraíso en la tierra. Pero en lo que si creía al 100% era en la posibilidad de luchar por ello”.

DE NUEVO EN LA RUTA

Abandonamos Sancti Espíritus después de 5 días (con tres es más que suficiente) y viajamos a Ciego de Ávila en camión (20 pesos (0,8$)). En autobús de Viazul cuesta 5$.

Para que el viajero se haga una idea, el precio del transporte en camión, es de aproximadamente 0,01$ por kilómetro, y la velocidad media en este transporte es de 30km/h.

– ¿Porque estás empeñado en ir a Ciego de Ávila?; me dijo Paco de León, cuando él me hablo de la ciudad y yo le expresé mi determinación a visitarla.

Él, que ha visitado la ciudad en varias ocasiones por motivos personales, me previno.

– No hay demasiadas cosas para ver, es más, los turistas pasan de largo; y – matizó- la gente es maravillosa.

Mis ojos se iluminaron a este razonamiento a la vez que mis ganas por visitar la ciudad eran ya inamovibles.

Cuando llegamos a Ciego de Ávila, nos costó encontrar alojamiento por el precio que buscábamos hasta llegar al Hostal Doña Teresa situado en la C/ Narciso López Nº 73 esquina C/ Joaquín Agüero y carretera central. Telf. 55 247269, email juliocesarcuba@hotmail.es.

Allí, encontramos a Julio César el chico que lo regenta y que en los días venideros, comprobaremos que consigue todo, sea lo que sea.

– Las dos habitaciones que tengo están ocupadas, pero mi tía Olga quizás los pueda alojar.

Justo en el centro de la ciudad, a una cuadra de la plaza central, la casa Las Conde en la C/ Abrahán Delgado Nº 8, nos ponemos de acuerdo y nos hospedamos tres días por 40 $.
Es una casa nueva, limpia con baño inmenso, buen salón, aire acondicionado y unas grandes habitaciones.

 

01 Ciego de Avila (58)

02 Ciego de Avila (56)
03 Ciego de Avila (57)

 

UNA MARAVILLOSA GASTRONOMÍA

El primer atractivo que le encontramos a Ciego de Ávila es su maravillosa gastronomía.
Aconsejo dos lugares que no hay que perderse.

El primero se llama El Árabe, situado en un edificio en el bulevar que es diferente al resto, pues es de arquitectura árabe.

Los precios son muy competitivos (90 pesos (3,80 $) comida tradicional criolla con bebida y postre, para dos personas) la limpieza impoluta solo equiparable al buen servicio.
05 Ciego de Avila (4)
06 Ciego de Avila (3)
07 Ciego de Avila (2)
08 Ciego de Avila (1)

El segundo se llama La Fondita, situado en la Plaza Central justo al lado del Museo de Decoración.

Completitos (platos de carne, arroz con frijoles y ensalada) desde 22 a 25 pesos (0,94 a 1$).
04 Ciego de Avila (60)

Hay otro que me aconsejaron, situado en el último piso del edificio más alto de la ciudad (llamado 12 plantas), situado en la Plaza Central que se llama Solaris. Sin embargo, estaba cerrado por reformas y no pudimos degustarlo.

Otras varias razones importantes por las que el viajero no debe de perderse su visita y estancia al menos de dos días en Ciego de Ávila.

Los teatros (muy interesante el de guiñoles), cines y exposiciones culturales (estas últimas gratuitas).

El pasear por el bulevar y por las calles donde las casas cuentan con soportales que evitan el calor al caminante, es un grato placer para la vista.

También es interesante la visita al lago, situado al norte de la ciudad, por las esculturas de hierro sobre animales.

Al final del recorrido, hay cuatro máquinas de tren a vapor, que también merecen la pena.

09 Ciego de Avila (10)
10 Ciego de Avila (11)
11 Ciego de Avila (12)
12 Ciego de Avila (13)
13 Ciego de Avila (14)
14 Ciego de Avila (15)
15 Ciego de Avila (16)
16 Ciego de Avila (17)
17 Ciego de Avila (18)
18 Ciego de Avila (19)
19 Ciego de Avila (20)
20 Ciego de Avila (21)
21 Ciego de Avila (23)
22 Ciego de Avila (24)
23 Ciego de Avila (25)
24 Ciego de Avila (26)
25 Ciego de Avila (27)
26 Ciego de Avila (28)
27 Ciego de Avila (29)
28 Ciego de Avila (30)
29 Ciego de Avila (31)
30 Ciego de Avila (32)
31 Ciego de Avila (35)
32 Ciego de Avila (37)
33 Ciego de Avila (39)
34 Ciego de Avila (40)
35 Ciego de Avila (41)
36 Ciego de Avila (43)
37 Ciego de Avila (44)
38 Ciego de Avila (45)
39 Ciego de Avila (46)
40 Ciego de Avila (47)
41 Ciego de Avila (48)
42 Ciego de Avila (5)
43 Ciego de Avila (50)
44 Ciego de Avila (51)
45 Ciego de Avila (52)
46 Ciego de Avila (53)
47 Ciego de Avila (54)
48 Ciego de Avila (59)
49 Ciego de Avila (6)
50 Ciego de Avila (7)
51 Ciego de Avila (8)
52 Ciego de Avila (9)

Los dos museos que hay en la ciudad (1 CUC la entrada), no valen demasiado la pena.

LA COMITIVA FUNERARIA

Ciego de Ávila, está en la carretera principal que une La Habana con Santiago de Cuba. Por esta misma carretera, pasará la comitiva con las cenizas de Fidel Castro, que recorrerán el país.

Julio César, el chico que regenta el hostal Doña Teresa, muy solicito y amabilidad personificada con el que forjamos una buena amistad, nos invita a ver la comitiva del recorrido de las cenizas de Fidel Castro desde la terraza de su hotel.

Desde las 7 de la mañana, la gente ya se espera el paso de la caravana aunque anunciaron que no lo haría hasta las 10.

Momento histórico, que por casualidades del destino nos ha pillado en nuestra visita a Cuba y que no pienso desaprovechar con mi cámara.

53 Ciego Avila comitiva Fidel (1)
54 Ciego Avila comitiva Fidel (10)
55 Ciego Avila comitiva Fidel (12)
56 Ciego Avila comitiva Fidel (14)
57 Ciego Avila comitiva Fidel (15)
58 Ciego Avila comitiva Fidel (16)
59 Ciego Avila comitiva Fidel (17)
60 Ciego Avila comitiva Fidel (18)
61 Ciego Avila comitiva Fidel (19)
62 Ciego Avila comitiva Fidel (2)
63 Ciego Avila comitiva Fidel (21)
64 Ciego Avila comitiva Fidel (22)
65 Ciego Avila comitiva Fidel (23)
66 Ciego Avila comitiva Fidel (24)
67 Ciego Avila comitiva Fidel (26)
68 Ciego Avila comitiva Fidel (27)
69 Ciego Avila comitiva Fidel (29)
70 Ciego Avila comitiva Fidel (30)
71 Ciego Avila comitiva Fidel (31)
72 Ciego Avila comitiva Fidel (32)
73 Ciego Avila comitiva Fidel (33)
74 Ciego Avila comitiva Fidel (34)
75 Ciego Avila comitiva Fidel (35)
76 Ciego Avila comitiva Fidel (36)
77 Ciego Avila comitiva Fidel (37)
78 Ciego Avila comitiva Fidel (39)
79 Ciego Avila comitiva Fidel (5)
80 Ciego Avila comitiva Fidel (40)
81 Ciego Avila comitiva Fidel (41)
82 Ciego Avila comitiva Fidel (42)
83 Ciego Avila comitiva Fidel (43)
84 Ciego Avila comitiva Fidel (45)
85 Ciego Avila comitiva Fidel (46)
86 Ciego Avila comitiva Fidel (47)

Al final, la comitiva pasa sobre las 14:30h. Es muy emotivo, ver las muestras de dolor y agradecimiento por parte de los cubanos, que a pesar de la larga espera bajo el sol, cuando pasa el féretro con las cenizas del comandante, ensordece los motores de los vehículos la seña de “Yo soy Fidel”.

87 Ciego Avila comitiva Fidel (48)
88 Ciego Avila comitiva Fidel (49)
89 Ciego Avila comitiva Fidel (50)
90 Ciego Avila comitiva Fidel (51)
91 Ciego Avila comitiva Fidel (52)
92 Ciego Avila comitiva Fidel (55)
93 Ciego Avila comitiva Fidel (58)
94 Ciego Avila comitiva Fidel (59)
95 Ciego Avila comitiva Fidel (60)
96 Ciego Avila comitiva Fidel (62)
97 Ciego Avila comitiva Fidel (7)

De alguna manera, Sancti Espíritus y Ciego de Ávila, nos ha marcado en nuestro viaje por Cuba.

DE NUEVO EL TURISMO Y EL TURISEXO

Tomamos conciencia de ello, al llegar en camión (25 pesos) a Camagüey y encontrarnos de nuevo una ciudad llena de turistas.

A pesar de esto, en un primer momento decidimos quedarnos tres días.

En un peregrinaje por los hostales y casas de huéspedes, nos quedamos en la casa de Jorge y Mayra en la C/ San Ramón Nº 239, a dos manzanas de la céntrica calle República.

Llegamos a un acuerdo de 45 CUC por tres días, incluido un escueto desayuno compuesto por un huevo frito, pan y un zumo.

Habitaciones y baño limpios con aire acondicionado. Definiría esta estancia con más pena que gloria y no la recomendaría. Las dos televisiones y la radio de la casa, están constantemente funcionando desde las 7 de la mañana a las 11 de la noche con volumen alto y descansar se hace un poco difícil.

Una de las pocas personas honradas que descubrimos en Camagüey es el bici taxista Iván.
Aquel viajero quiera recorrer la ciudad con un buen guía, bilingüe y honrado, puede contactar con él a través de su correo electrónico ivanp28@naut.cu o por el teléfono +53 55935228.

La ciudad me deja un tanto perplejo, ya que el barrio antiguo, no tiene nada excepcional y sin embargo es parada de la mayoría de turistas que visitan el país.

Por la noche, vemos que una de las razones por las que algunos turistas vienen a Camagüey es por l@s jineter@s.

Esta figura es la que ha trascendido muchas veces de Cuba. Simplemente es prostitución tanto para mujeres como para hombres.

Es por lo que es normal, ver que los turistas que pasean por el centro, son amig@s del mismo sexo que vienen a la caza de chic@s cuba@s.

Decidimos levantarnos muy temprano, para ver la ciudad y de esta manera evitar esta clase de turismo y la otra que también invade las calles. La de los tours organizados.

Paseamos por sus calles vacías al amanecer y podemos disfrutar del despertar de la ciudad.

98 Camagüey (1)
99 Camagüey (10)
100 Camagüey (11)
101 Camagüey (12)
102 Camagüey (13)
103 Camagüey (14)
104 Camagüey (15)
105 Camagüey (16)
106 Camagüey (17)
107 Camagüey (18)
108 Camagüey (19)
109 Camagüey (2)
110 Camagüey (20)
111 Camagüey (21)

LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Descubrimos algo único que tiene esta ciudad en la Plaza de San Juan de la Cruz.
Una talla de la Santísima Trinidad del siglo XVI, que se encuentra en la iglesia que preside la plaza.

Esta talla, es la única que hay en el mundo. Normalmente la Santísima Trinidad, siempre ha sido representada de la siguiente forma.

El Padre por un señor mayor con pelo canoso y barba.
El Hijo por la figura que todos conocemos de Jesucristo con los estigmas de la cruz.
El Espíritu Santo por la figura de una paloma.

En esta talla, la representación de la Santísima Trinidad, es representada en las tres formas, por tres tallas iguales, con la figura de Jesucristo. Pero con la diferencia que en el padre sus manos están en la forma del signo de la creación.

El hijo representado con los típicos estigmas de la crucifixión y el Espíritu Santo saliendo del pecho de la figura de Jesucristo una paloma.

La talla se sabe que data del año 1594 y se realizó en Andalucía, pero no se sabe el autor.

La iglesia católica prohibió el realizar más tallas iguales a ésta, ya que creía que no encajaban en las creencias que trata de transmitir.

112 Camagüey (22)
113 Camagüey (24)
114 Camagüey (25)
115 Santisima Trinidad Camagüey
115b Santisima Trinidad Camagüey
116 Camagüey (26)
117 Camagüey (29)
118 Camagüey (31)
119 Camagüey (33)
120 Camagüey (34)
121 Camagüey (35)
122 Camagüey (36)
123 Camagüey (37)
124 Camagüey (38)

MAS GASTRONOMÍA

Cuando a las 10 de la mañana los turistas en manada pastoreados por los guías empiezan a invadir la ciudad. Decidimos salir de la parte antigua y visitar la solitaria Plaza de la Revolución cercana al estadio de beisbol, donde fuera juegan los chicos que algún día pretenden hacerlo de manera profesional dentro del estadio.

125 Camagüey (39)
126 Camagüey (4)
127 Camagüey (40)
128 Camagüey (41)
129 Camagüey (42)
130 Camagüey (45)
131 Camagüey (47)
132 Camagüey (48)
133 Camagüey (49)
134 Camagüey (50)
135 Camagüey (52)
136 Camagüey (55)
137 Camagüey (57)
138 Camagüey (58)
139 Camagüey (60)
140 Camagüey (62)

Descubrimos en esta ciudad, buscando un lugar para almorzar, algo que hasta el momento desconocíamos.

Justo al lado del Hotel Colón en la calle República, está la Asociación Gastronómica provincial de Camagüey donde se puede también comer de una manera excepcional por tan solo 35 pesos (1,4$).

Hablado con uno de los empleados, me comenta que en cada capital de provincia, hay una asociación gastronómica, y que cada día uno de los chefs asociados cocina el menú.
Algo que sin duda aprovecharemos en nuestras futuras visitas al resto de las capitales de provincia.

141 Camagüey (63)
142 Camagüey (64)

También descubrimos en pleno centro, una pizzería del estado con una gran terraza, que en un principio puede llevar a pensar que es cara.

Al final de la calle República, justo en frente de la iglesia de Santa María, se encuentra la pizzería La Piazza, donde se puede cenar pizzas o pasta por 12 pesos (0,28$) por persona.

AL MARGEN

Dejamos Camagüey justo el día en que termina el duelo por Fidel Castro y la finalización de la veda de alcohol, música y baile.

Con la decisión de descansar de lugares turísticos en la mente, a las cinco y media de la mañana, estamos ya en la terminal de ómnibus y camiones de Camagüey que está situada en la estación de trenes, muy cerca del barrio antiguo.

Después de inspeccionar la Lonely Planet que me cedió Peki (siempre te estaré agradecido por dejarnos lo que para nosotros es la guía de lo que no se debe de hacer, y lo decimos con absoluto agradecimiento), tenemos la disposición de llegar a Amancio, una pequeña población a en el sur de la provincia de Las Tunas y a 15 km de Guayabal, un lugar con una pequeña playa.

El por qué, es muy sencillo, ninguna de estas dos poblaciones sale en la famosa guía y por lo tanto suponemos que no habrá un solo turista.

El camión desde Camagüey hasta Amancio tarda 3 horas y media y cuesta 25 pesos.

Nada más bajar en Amancio, encontramos cerca de la terminal de ómnibus una casa colonial, con habitaciones amplias, nevera, aire acondicionado, baño en el interior, jardín delantero y trasero.

La Casa de Diana, situada en C/ José Martin, Nº 45, es el lugar ideal para hospedarse en Amancio. La tranquilidad que se respira, mezclada con la amabilidad de Diana que constantemente nos colma de atenciones, hacen que la semana que decidimos hospedarnos se haga muy corta.

Conseguimos negociar el precio hasta los 12 CUC por día.

143 Amancio (15)
144 Amancio (16)
145 Amancio (17)
146 Amancio (18)
147 Amancio (20)
148 Amancio (21)

Nada más dejar nuestras mochilas en la habitación, inspeccionamos el pueblo, que cuenta con 3 casas más de alojamiento, pero situadas en la carretera central, por lo que no disfrutan de la tranquilidad de la que nosotros hemos elegido.

El pueblo cuenta con varias tiendas, parques, una casa de cambio, un banco e incluso un policlínico.

También tiene varios restaurantes, entre ellos recomendaría 3 lugares para comer.

La casa del arroz, situado cerca de la iglesia, donde el servicio es muy atento, la comida buena y los precios los más económicos de todos los lugares que hemos visitado hasta el momento. Una comida para dos personas con bistec de ternera, carne a la habanera, arroz blanco, potaje de frijoles negros y huevo frito 24,5 pesos (0,98$).

Otro lugar que hay que probar, está cerca de donde nos hospedamos. Se trata de un puesto de bocadillos, donde tienen la mejor minuta adobada (pescado adobado y rebozado), que hasta el momento hemos probado en Cuba.

El lugar se llama La Esquinita y está regentado por una amable familia, que al segundo día ya nos hacemos amigos.

El tercer lugar, también está en la misma calle donde nos hospedamos.

Lo regenta Nicolás y Marleny, dos muy buenas personas y grandes conversadoras, que hacen unos estupendos platos a precios muy competitivos.

Lo recomiendo sobre todo para la cena. Indudablemente, acabamos también forjando amistad con ellos.

Esto pasa con todas las personas que conocemos en Amancio.

Este hecho es de lo más satisfactorio, pues el viajero puede conocer la auténtica vida sencilla del pueblo cubano, que tiene mucho que ofrecer más allá de resorts en playas de arena blanca, mojitos, músicos que tocan para los forasteros y aglomeraciones de turistas que envilecen paisaje, cultura y gentes.

Amancio, cuenta con una destilería de ron, una fábrica de azúcar, un museo gratuito y guiado por su amable directora y parques. En uno de ellos, el que está al lado de la fábrica de azúcar, hay wifi.

El pasear por el pueblo en coche de caballo por un solo peso, viendo sus casas de madera y arquitectura colonial del sur de Estados Unidos, es también una agradable sensación.

149 Amancio (1)
150 Amancio (11)
151 Amancio (12)
152 Amancio (13)
153 Amancio (14)
154 Amancio (2)
155 Amancio (24)
156 Amancio (25)
157 Amancio (26)
158 Amancio (27)
159 Amancio (28)
160 Amancio (29)
161 Amancio (3)
162 Amancio (30)
163 Amancio (31)
164 Amancio (32)
165 Amancio (33)
166 Amancio (35)
167 Amancio (34)
168 Amancio (36)
169 Amancio (37)

Amancio, se fundó cuando se creó la fábrica de Azúcar, a principios de Siglo XX, por una empresa Estadounidense. De ahí que las casas más antiguas de la ciudad, tengan este tipo de arquitectura.

CERVEZA DISPENSADA

Los sábados (día de mercado) y domingos, en el bar cercano a nuestro hospedaje, abren los barriles de cerveza dispensada (cerveza de grifo a 0,24$ el vaso). Todo el pueblo se reúne en el lugar para beber, cantar y bailar. Nosotros que visitamos el lugar, somos arrastrados por los locales, para unirnos a ellos como uno más.

170 Amancio (38)
171 Amancio (39)
172 Amancio (4)
173 Amancio (40)
174 Amancio (41)
175 Amancio (42)
176 Amancio (43)
177 Amancio (44)
178 Amancio (47)
179 Amancio (48)
180 Amancio (49)
181 Amancio (50)
182 Amancio (51)
183 Amancio (52)
184 Amancio (54)
185 Amancio (7)

Que no piense el viajero, que la música más escuchada en Cuba, es la tradicional cubana.
Desgraciadamente, el reggaetón, hace años que desembarcó en Cuba. Aunque en lugares pequeños y pueblos se alterna con la música tradicional.

Donde hay solo música tradicional cubana, es donde hay turistas que buscan esto y se les oferta por supuesto a cambio de un precio.

Sería igual de iluso, que un extranjero, que visita España, piense que los españoles estamos escuchando todo el día flamenco y bailando sevillanas.

En la semana que estamos en Amancio, decidimos visitar Guayabal, donde está la pequeña playa que localizamos en el mapa que trajimos. A solo 15 km del pueblo.

Para ir desde Amancio a Guayabal, hay que tomar un camioncito que sale desde la terminal de ómnibus. Tomar la precaución de tomar número de turno para entrar en el transporte, o de lo contrario es posible que nos quedemos sin poder subir a él.

Guayabal es una aldea de pescadores y poco más. La pequeña playa que posee, está situada en el único lugar de hospedaje del pueblo, un camping que ofrece bungalós.

Aunque la arena está limpia, el agua al estar llena de vegetación en su fondo es más oscura, por lo que el viajero no debe de esperar un agua clara, pero si limpísima que no deja ver el fondo.

Sin embargo la ausencia de turismo tanto local como foráneo, hacen que el lugar sea de lo más apetecible.

186 Guayabal (1)
187 Guayabal (2)
188 Guayabal (3)
189 Guayabal (4)

Cuando preguntamos al único encargado del camping sobre los precios de los bungalós, nos deja anonadados, 55 pesos (2,20 $) con ventilador y baño dentro y 70 pesos (2,80$) con aire acondicionado y baño dentro.

Nosotros decidimos continuar en Amancio, donde ya tenemos amigos y los servicios más que necesarios.

También visitamos la población de Colombia, situada a 32 km al norte de Amancio.

Se puede ir en camión (5 pesos), autobús (1 peso) o coche compartido (10 pesos). Todos ellos salen desde la terminal de ómnibus de Amancio.

Colombia a pesar de ser mayor que Amancio, no tiene habitaciones en alquiler para turistas, pero buscando se puede encontrar alguna que no está dada de alta.

Casa Mayra en C/ 14, Nº 7, con una magnífica habitación con aire acondicionado, baño dentro y jardín trasero es una de ellas. Las habitaciones se ofrecen por 15$ negociables.

Para comer, Colombia dispone de varios paladares con buenos precios y los habitantes, al ser también una población exenta de turismo, son honrados y muy amables.

Para visitar, la ciudad, posee dos discotecas, varios parques donde por la tarde ponen música y sirven cerveza dispensada. Un museo gratuito, varias tiendas y una fábrica de azúcar, que nos dejan visitar prometiendo no hacer fotos de su interior.

190 Colombia (1)
191 Colombia (10)
192 Colombia (12)
193 Colombia (13)
194 Colombia (15)
195 Colombia (16)
196 Colombia (19)
197 Colombia (18)
198 Colombia (2)
199 Colombia (20)
200 Colombia (3)
201 Colombia (4)
202 Colombia (5)
203 Colombia (6)
204 Colombia (7)

Colombia es una buena opción para el viajero, que quiera salir de Amancio e ir hacia Manzanillo, en la provincia de Granma.

AHORA, EN TREN CUBANO

Cada cuatro días, pasa por allí el tren que va desde Manzanillo hasta La Habana y viceversa.
Con la intención de llegar a Manzanillo, montamos en el tren que viene con tres horas de retraso.

Viajar en tren en Cuba es toda una prueba para la paciencia y el cuerpo. Va lento y algunos de los asientos están rotos. Añadido a esto, han vendido más billetes que asientos y los dos vagones que van para Manzanillo están a rebosar.

La distancia desde Colombia a Manzanillo es de 156 km y el tren tarda cinco horas y media.

El trayecto es de lo más entretenido por los vendedores ambulantes que ofrecen comidas y bebidas y los comentarios de los pasajeros.

A las cuatro horas llegamos a Bayamo, la capital de Granma y decidimos bajarnos allí, antes de nuestro destino, debido a que estamos muy cansados y para ver la ciudad.

Al día siguiente continuaremos camino hasta Manzanillo por camino, más rápido que el tren.

Aun así, tenemos pensado volver desde Manzanillo hasta la Habana en tren. Una distancia de 754 km, recorrida en casi 24 horas.

El tren sale cada cuatro días desde Manzanillo a La Habana y viceversa. Los billetes de tren, se compran el mismo día que se viaja a las 10 am, y sale a las 8 pm. El precio por el total del billete (solo hay una categoría, sentado y sin A.C.) es de 27 pesos (1,08$). Es la opción más económica que hay para recorrer el país.

En Bayamo, nos dirigimos, donde los empleados del tren nos aconsejaron, por cercanía a la estación de trenes y al bulevar del centro, precio, limpieza, servicios y privacidad. No se equivocaron ni lo más mínimo.

La casa de huéspedes Atosam en C/ Zenea Nº 57 con calle Saco, ofrece habitaciones amplias, limpias, baño, aire acondicionado, una preciosa terraza con vistas a la ciudad y un trato excelente por parte de su atractiva propietaria Vivian.

El teléfono para reservas es el 54403666, muy recomendable, pues normalmente está llena.
Recorrimos posteriormente varios establecimientos de alojamiento, y ninguno llegaba a la calidad, precio o servicio ofrecido por Atosam.

El precio de la habitación normalmente es de 20 CUC, pero regateado fue de 15 CUC.
Uno de los atractivos de este lugar, es Manuel, el padre de la propietaria. Persona llena de sabiduría e historia, que desde joven no dudó en alistarse en el ejército revolucionario y del que se pueden sacar mil y una batallas o anécdotas de la historia viva del país.

Justo a 100 metros en la C/ Saco Nº 269, se encuentra la asociación gastronómica de Bayamo, donde como ya he dicho anteriormente, cuenta con un buen menú, un precio, una calidad y una atención inigualable en la ciudad.

Hacemos allí el almuerzo y la cena por tan solo 0,8$ el servicio de cada uno.

ENTRE PALADARES Y RESTAURANTES

Vivian, la propietaria del Atosam, nos enseña una lección más importante en el viaje de Cuba;

– En Cuba en todas las poblaciones es igual. Los lugares de comida del estado (mucho más económicos y de buena calidad), se llaman restaurantes. Los que son particulares y algo más caros se llaman Paladares.

Lección que guardamos como oro en paño para los 22 días que nos quedan en el país.
Descubrimos una ciudad llena de actividades culturales en Bayamo.

Paseos con esculturas, museos y casas culturales, en donde son del mi mismo pensamiento, que el que llevo defendiendo desde hace ya muchos años; La cultura y el acceso a ella, debe de ser libre y gratuita. Solo de esta manera, posteriormente, la persona ya adulta, puede decidir qué es lo que en realidad quiere tomar o desechar. Así, el intelecto crecerá y el individuo será libre.

205 Bayamo (1)
206 Bayamo (10)
207 Bayamo (12)
208 Bayamo (13)
209 Bayamo (14)
210 Bayamo (15)
211 Bayamo (16)
212 Bayamo (17)
213 Bayamo (19)
214 Bayamo (20)
215 Bayamo (21)
216 Bayamo (22)
217 Bayamo (23)
218 Bayamo (24)
219 Bayamo (26)
220 Bayamo (28)
221 Bayamo (29)
222 Bayamo (3)
223 Bayamo (30)
224 Bayamo (31)
225 Bayamo (32)
226 Bayamo (33)
227 Bayamo (5)
228 Bayamo (7)
230 Bayamo (9)

Recuerdo que este blog es totalmente gratuito. Al único que le reporta un detrimento económico es a un servidor que paga religiosamente todos los años por mantener esta web.

Solo con el atisbo de esperanza de acercar a las personas que por diferentes motivos no pueden viajar, y a las que si pueden, mostrarle lo que para nosotros con toda humildad, es una manera más pura de hacerlo. Sin tener que cometer los errores y equivocaciones que por ignorancia o falta de saber, hemos perpetrado.

Hay otros a los que pido perdón, ya que es probable que mis experiencias escritas le suponga un detrimento intelectual.

BUSCANDO EL RELAX

A pesar de estar a tan solo 125 km de Santiago de Cuba, que en un principio de nuestro viaje era la meta final, después de visitar lugares sin turismo y degustarlos mucho más que los que son más bonitos pero con turistas, hemos decidido de buscar un lugar tranquilo, bello, con buena playa y sin turistas. Algo que parece imposible en toda Cuba.

Salimos de Bayamo pensando que esta ciudad visitada esporádicamente por turistas, merece más días y más atención de nuestra estancia.

Tomamos un camión a Manzanillo (10 pesos) que salen desde el Hospital de la ciudad.
Cuando llegamos a Manzanillo, lo inspeccionamos y nos gusta, pero no es lo que buscamos, por lo que tomamos otro camión más al sur, hacia Media Luna (10 pesos).

A través de la aplicación Maps.me (la mejor aplicación que hay hasta el momento para mapas y que no necesita internet), vemos que esta localidad cuenta con una playa.

Buscamos alojamiento en unas cabañas del estado que están en la misma playa. No hay turistas ni foráneos ni locales, pero están ocupadas por trabajadores que están asfaltando la carretera.

La playa es limpia, hay un restaurante del estado con una magnifica y barata comida y dista del pueblo 1,5 km.

Ante la imposibilidad de alojarnos allí, vamos al municipio y descubrimos un precioso pueblo. No por sus casas coloniales (inexistentes), sino por los paisajes, la cercanía de la buena gente que lo habita y la vida normal que ofrece a todos los que quieran parar en Media Luna.

231 Media Luna (1)
232 Media Luna (10)
233 Media Luna (11)
234 Media Luna (12)
235 Media Luna (13)
236 Media Luna (14)
237 Media Luna (2)
238 Media Luna (4)
239 Media Luna (5)
240 Media Luna (6)
241 Media Luna (7)

Cerca de la estación de ómnibus, hay dos casas de hospedaje donde los precios son de 20 y 25$.

También hay un hotel del estado llamado Plenilunio que tiene cabañas, restaurante y en la puerta un lugar lleno de locales donde venden cerveza dispensada.

Aunque a los turistas no les está permitido alojarse en los hoteles del estado ni a los empleados alojarlo. Decidimos tirar la caña y preguntamos al encargado.

– Tenemos una habitación disponible, con aire acondicionado y baño dentro. El precio es de 50 pesos (2$), pero si ustedes me pagan 5$, recogen todos los días el equipaje por la mañana, la dejan libre por si viene alguna inspección y se alojan a partir de las cuatro de la tarde, es suya.

242 Media Luna (8)
243 Media Luna (9)

Ante la tentadora oferta aunque la habitación no es la más confortable ni limpia en la que hemos estado, debido a que el pueblo nos ha gustado y la playa es bonita, decidimos estar tres noches. Un día para ver el pueblo, otro para disfrutar de la playa y el último, para inspeccionar más lugares hacia el sur por si hubiera suerte en nuestra búsqueda del lugar perfecto.

Todas las tardes, mientras esperamos a que llegue la hora para entrar en la habitación, tomamos unas cervezas con los lugareños que están llenos de calidez y honradez.

En Media Luna, vemos que cerca de una de las casas de huéspedes hay un cartel que avisa que se venden viajes a La Habana. Decidimos informarnos y nos encontramos que hay una furgoneta con asientos tipo autobús, que lleva a la gente desde Media Luna hasta La Habana por 300 pesos (12$) en un trayecto de 796 km en 12 horas aproximadamente.

Pensamos que con los tres días que hemos decidido alojarnos en el hotel del estado, ahorramos el dinero para pagar la furgoneta y no tener que ir en tren desde Manzanillo.

La playa de Media Luna es muy tranquila en estos meses. Pero que en verano está llena de turistas locales, pues tiene disponible zona de barbacoa, numerosas sombrillas, chiringuitos y baños públicos. Nosotros en el día que permanecemos en la playa estamos totalmente solos.

En el ultimo día decidimos ir hasta la población de Niquero distante 21 km de Media Luna con camión (5 pesos).

Esta población tiene algunas casas coloniales, un hotel donde los extranjeros sí se pueden alojar (23$ la noche con desayuno, A.C. y Baño dentro) y una casa de huéspedes (25$ con A.C. y baño dentro).

244 Niquero (1)
245 Niquero (2)
246 Niquero (3)
247 Niquero (4)
248 Niquero (5)
249 Niquero (6)

También tiene dos playas buenas a 3,5 km de la población que hacen que estemos a punto de quedarnos. Pero dos cosas no hacen echarnos para atrás. El primero es el precio de los alojamientos que no bajan pues están llenos a excepción del hotel. Y el segundo es que la fábrica de Azúcar que tiene Niquero está en el centro de la población con la consiguiente contaminación ambiental y acústica. En ocasiones el ruido en la calle es ensordecedor.

Decidimos entonces tomar otro camión hasta Las Coloradas (5 pesos), una aldea a 24 km al sur de Niquero. Nuestro último cartucho.

Sin demasiadas esperanzas llegamos a Las Coloradas y constatamos lo que ya vimos en el mapa, una aldea de unos 500 habitantes.

Sin embargo nos deja un poco desconcertados que haya un ranchón (restaurante del estado) impresionante y nuevo.

– Es porque a 1 km está el museo del Granma (barco con el que Fidel, Raúl y El Che llegaron junto a otras 79 personas Cuba desde México para empezar la revolución) Nos comenta la amable camarera mientras comemos a dos carrillos gambas, ovejo, ensalada y pescado por menos de 2$ los dos.

Vemos que hay una zona de campismo en una maravillosa playa que encontramos (la mejor que hemos visto en toda Cuba).

Intentamos que nos alojen, pero nos dicen lo que ya sabemos;

– Los extranjeros tienen prohibido alojarse aquí, y nosotros tenemos inspecciones todos los días.

PARA UN AÑO CASI

Entonces, probamos suerte en una de las casas de hospedaje que hay a tan solo 100 metros de la playa.

Herleys, la dueña, desde un primer momento es muy honrada con nosotros y nos da un precio de 10$ la habitación doble con ventilador, nevera y gran baño en el interior. Cuenta con cuatro habitaciones y está todo nuevo ya que lleva abierta desde hace tan solo dos meses, de ahí que aun no tenga A.C. en las habitaciones. Sin embargo aseguro al lector que no hace falta ninguna pues son frescas y siempre corre el aire, lo que hace que no haya mosquitos.

El teléfono es el 54402667, y su email herleys.torres@nauta.cu.

250 Las Coloradas (1)
251 Las Coloradas (2)

Miro a Yokito San que tiene la cara iluminada como un Gusiluz y ya sé que le encantaría quedarse aquí por 1 año, le pregunto a la dueña, si nos la bajaría a 8 $ quedándonos 13 días (hasta nuestro regreso a La Habana).

Inmediatamente sin vacilación, acepta y cerramos el trato.

Volvemos a Media Luna dando saltos de alegría por haber encontrado el lugar y el alojamiento que buscábamos.

Por si fuera poco, esa misma noche en el cabaret que está al costado del hotel de Media Luna, recibe una buena banda de música tradicional cubana compuesta por 16 músicos y cantantes que está recorriendo la provincia de Granma.

Tanto la entrada como el espectáculo son totalmente gratuitos. Unido a que el vaso de 33 cl. de cerveza cuesta tan solo 7 pesos (0,28$), pasamos una magnifica velada en nuestra última noche en la preciosa Media Luna.

Por la mañana sin dilación, tomamos dos camiones que nos llevan de nuevo a Las Coloradas.

Esta población se llama así, por tener la tierra de color rojiza. Esto hace que el agua de la playa de unos 500 metros de longitud, sea tricolor.

En los primeros cinco metros de color rojizo, luego de color turquesa pues la arena en el interior es blanca y aun más adentro, cuando es más profunda de azul marino.

253 Las Coloradas (3)
253 Las Coloradas (4)
253 Las Coloradas (5)
254 Las Coloradas (14)
255 Las Coloradas (13)
256 Las Coloradas (16)
257 Las Coloradas (15)
257 Las Coloradas (17)
258 Las Coloradas (18)
259 Las Coloradas (19)
260 Las Coloradas (20)

Además, en la zona de campismo, venden el vaso de cerveza dispensada muy fría por 12 pesos (0,48$).

¿Se puede pedir más? nos preguntamos. Pues sí, parece respondernos el destino.

En la misma playa los fines de semana, hay un puesto que vende cucuruchos con cinco pescados frescos fritos por tan solo 0,4$.

Más ya no se puede pedir, pero el destino y la honrada Herleys, nos vuelven a contestar de nuevo, cuando le preguntamos el precio del plato de langosta para hacer la cena de navidad en la semana siguiente.

– A ustedes que son clientes, se lo dejo por 5$ por persona con todo incluido, ensalada, vianda, arroz y postre. Además, si quieren, mi hijo es vigilante nocturno del museo y el día que lo deseen, lo pueden ver como una visita privada y de manera gratuita.

Qué habremos hecho para merecer esto, nos preguntamos mientras hacemos amistad sincera con diferentes turistas locales que los fines de semana se acercan a la zona del campismo y con los que compartimos ron y comida.

291 Las Coloradas (7)
292 Las Coloradas (31)
293 Las Coloradas (30)
294 Las Coloradas (29)
295 Las Coloradas (28)
296 Las Coloradas (27)
297 Las Coloradas (22)

A los tres días de estar en el lugar, visitamos el museo del desembarco del Granma que se encuentra a tan solo 1 km del pueblo.

Este museo es de lo más interesante. Lo visitamos al atardecer, algo más placentero que el hacerlo en las horas de calor.

Gracias a Daniel, que también nos hace de guía del lugar, la satisfacción y disfrute es doble.

261 Las Coloradas (32)
262 Las Coloradas (33)
263 Las Coloradas (34)
264 Las Coloradas (35)
265 Las Coloradas (36)
266 Las Coloradas (38)

Desde el emplazamiento de la réplica del yate hasta el desembarco, hay aproximadamente 1,3 km a través de un camino que cruza el manglar.

Aconsejo a los viajeros que si tienen la oportunidad, visiten este lugar al atardecer. Pues llegar al lugar, con la luz del ocaso, es una experiencia que no se olvidará fácilmente.

En el interior del museo, hay objetos de fotografías de los 82 participantes del desembarco.
También se puede visitar la réplica del yate en su interior. Y la primera vivienda, perteneciente a un campesino, donde el equipo descansó.

Otro de los días, visitamos Cabo Cruz, a 8 km al norte de Las Coloradas.
Es un fantástico lugar, donde el agua turquesa y la panorámica, embelesarán al viajero y vale la pena al menos estar un día.

267 Las Coloradas (39)
268 Las Coloradas (40)
269 Las Coloradas (41)
270 Las Coloradas (42)
271 Las Coloradas (43)
272 Las Coloradas (44)
273 Las Coloradas (45)
274 Las Coloradas (46)
275 Las Coloradas (47)
276 Las Coloradas (48)
277 Las Coloradas (50)
278 Las Coloradas (51)
279 Las Coloradas (53)
280 Las Coloradas (54)
281 Las Coloradas (56)

El problema es que a pesar de que el agua está limpia, solo hay pequeños emplazamientos para darse un baño. Pues en el fondo hay rocas y la corriente hace peligrosa la inmersión.

Esta aldea, a pesar de ser más pequeña que Las Coloradas, cuenta con una tienda, un bar, escuela, dentista y un restaurante del estado.

Allí conocemos a Maxím, un chico francés de 22 años, licenciado en derecho y política, que está de viaje por Cuba, incrementando sus conocimientos lingüísticos e ideológicos.

EMULANDO A FIDEL

Enseguida hacemos amistad, y decide venirse con nosotros a nuestro hotel en las coloradas por una semana.

En otro día de nuestra estancia, decidimos hacer parte del camino de los expedicionarios.
Este sendero, es el mismo que hizo Fidel Castro junto a la tripulación del Granma, camino a Sierra Maestra.

Es muy bello, a través de la selva y no demasiado duro. El problema, es que es muy largo y no se puede hacer en un solo día. Es por lo que decidimos hacer tan solo una pequeña parte, 22 km en un día, desechando la idea de realizarlo por completo.

282 Las Coloradas (59)
283 Las Coloradas (60)
284 Las Coloradas (61)
285 Las Coloradas (62)
286 Las Coloradas (63)
287 Las Coloradas (64)
288 Las Coloradas (66)
289 Las Coloradas (68)
290 Las Coloradas (70)

En el día de Navidad, tengo la suerte de ser llevado en ambulancia e ingresado en el policlínico de Niquero por una infección.

Sí, he dicho suerte, pues debido a esto, compruebo de primera mano la calidad del servicio de salud de Cuba.

A pesar del férreo, injusto y criminal bloqueo que EE.UU. y demás países someten a Cuba y sus ciudadanos, soy atendido de maravilla y con muy buena eficacia y rapidez a pesar de los pocos medios con los que cuentan.

De una manera totalmente gratuita, me hacen análisis, diagnostico y medicación.
Cundo le pregunto al doctor sobre la factura, ya que soy extranjero. Este me contesta;

– En Cuba, la sanidad y educación, incluida la universidad libros y gastos de estancia, son gratuitos para todo el mundo, aunque cuestan.

Cuando mi mujer se acerca a la farmacia a por las medicinas recetadas, antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos, con un semblante sorprendido me comenta que todas las medicinas han costado un total de 0,4$.

Esto me hace pensar, que nosotros que nos creemos vivir en un país desarrollado, mientras que pensamos que Cuba es tercermundista. Es más que probable que tengamos estos conceptos un tanto equivocados. Que estemos muy manipulados por gobierno y farmacéuticas, que lo único que ven en nosotros son un mero negocio y no personas que necesitan de algo necesario, humanidad.

También creo, que nos hemos dejado robar o hemos mal vendido lo que es básico por lo superficial.

Tachamos a Cuba y su régimen de ser un país sin derechos humanos debido a la manipulación de los medios de comunicación, que están en manos de grandes corporaciones.

A todos los que leen este blog, les hago dos preguntas;

– ¿Qué derechos humanos han tenido las poblaciones de Irak, Siria o refugiados de guerras?, guerras que instigaron los países desarrollados por un interés económico. El motivo de toda guerra es el económico, sino, no hay guerra.

– ¿Qué derechos han tenido aquellas personas que fueron engañadas, y perdieron todo, a manos de grandes corporaciones? Corporaciones, que a su vez adjuntaron a sus consejos de administración a antiguos políticos que mandaban e hicieron leyes a favor de sus intereses económicos y no a favor del pueblo, como era su obligación.

No soy un estúpido, no creo que el socialismo sea perfecto y un paradigma de virtudes. Para que el socialismo funcione, tiene la necesidad obligada de la perdida de libertades por parte del pueblo. Algo con lo que no estoy de acuerdo.

Pero actualmente en los países capitalistas, nosotros mismos, hemos ido vendiendo poco a poco derechos fundamentales y organismos necesarios, a cambio de tener lo que menos importante y mas esclavizador hay en la vida. El maldito consumismo.

Esa imperiosa necesidad de poseer más que el de al lado. De hacer ver que tenemos una vida exitosa y llena de lujos que no hacen más que incrementar las deudas y como consecuencia ampliar nuestro tiempo de esclavitud. Es el veneno auto impuesto por nosotros y nuestra falta de prioridad y objetividad.

AÑO NUEVO: TABACO Y RON

Volvemos para celebrar el año nuevo en La Habana, donde Odalys y la familia nos esperan, para celebrarlo juntos.

También me reencuentro con Harry, con quien coincidí en Mumbay y sabiendo que estaría en La habana para fin de año, me ha esperado en la ciudad.

298 Fin de Año en la Habana (1)
299 Fin de Año en la Habana (2)
300 Fin de Año en la Habana (3)
301 Fin de Año en la Habana (4)
302 Fin de Año en la Habana (5)
303 Fin de Año en la Habana (7)

Sobre el tabaco y el ron, los mejores que hay en el mundo, he de aconsejar al lector, que basta con comprar cigarrillos en las tiendas del estado, donde el cartón de 10 cajetillas cuesta 3€.

Los puros, que son muy buenos, nosotros tuvimos la suerte de hacernos amigos de un liador de la fábrica de Cohibas, y nos regaló cinco puros a cada uno, por lo que no puedo decir nada a este respecto.

Sin embargo, he probado de otras marcas que se venden en las tiendas del estado y son maravillosos. Cuestan tan solo 1 peso (0,04€).

Cuba tiene más de cien marcas de ron y cada marca no menos de tres variedades, por lo que el haber intentado probarlas todas, nos hubiera llevado directamente a Alcohólicos Anónimos.

De las 28 marcas que probamos, la que más nos agrado fue la marca Santero, que cuesta 5 € el litro en la variedad blanco. Sin embargo, en los bares del estado, venden rones a granel de una calidad muy alta a 25 pesos la botella (1€). Solo hay que tener en cuenta de llevar la botella vacía, para que nos la rellenen.

Realizamos las compras de última hora con lo que nos ha sobrado de nuestro presupuesto además de 100 $ más, que cambiamos en el aeropuerto antes de salir para México.

En total nuestra estancia, incluyendo regalos, extensión de visado, errores que hemos cometido y mucho ron ha salido por 320$ por persona y mes.

Si el lector ha tomado nota de todo lo que he relatado y ha aprendido, le aseguro, que al no cometer nuestros errores, y tener ya nuestra experiencia, su gasto se verá reducido a 250$ por persona y mes. Me apuesto una botella de ron y una langosta en el paraíso de Las Coloradas.

El haber tenido este presupuesto, también nos ha hecho enriquecernos con la experiencia de estar aun más cerca del pueblo cubano, sus costumbres, cultura y manera de pensar.

Concluyo, que un visitante, no puede entender Cuba si no ha hecho cola en una tienda o para comprar una simple tarjeta de internet. No se puede entender Cuba, si no se viaja junto al pueblo llano en camiones incómodos o guaguas apretadas. No se puede entender Cuba, si no se está esperando un transporte por casi más tiempo de lo que dura el trayecto. No se puede entender Cuba, si no se tienen largas tertulias con los cubanos que están a favor y en contra del gobierno. No se puede entender Cuba, si no se comparte una botella de ron a granel o cerveza dispensada, mientras a uno le insisten que baile sepa o no. No se puede entender Cuba si no se comparte con el de al lado lo poco que uno tiene mientras sonríe y cuenta historias graciosas. No se puede entender Cuba si no se ha estudiado la historia de su revolución y no sabe por las necesidades que los cubanos han pasado y continúan creyendo que la revolución sigue más viva que nunca. “Nunca entenderás un país, si no te mezclas con el pueblo e intentas vivir como él”. Regla de oro numero 3 de El Taravitazo.

 

CUBA SEGÚN YOKITO SAN

VISITA LA PÁGINA DE EL TARAVITAZO EN YOUTUBE

 

5 thoughts on “Cuba (II)

  1. Hola Lolailo.Muy buena crónica.Ese es mi Lolailo.En la anterior me perdí un poco con tanto dato económico.Me gusta cuando te pones filosófico,esté de acuerdo contigo o no.Sigue escribiendo asi.Y las fotos extraordinarias.Un besazo para ti y para Yoko.

  2. Hola Antonio!!
    Lo primero felicitarte efusivamente por un relato tan detalladosobre un viaje distinto a Cuba y que me ha enganchado rápidamente. Quiero visitar el país este año (mochila a cuestas); necesitaría, por favor, hacerte algunas consultas específicas. Me podrías dar una dirección de correo electrónico a la que escribirte? (No manejo el tema de las redes sociales, lo siento)
    Vaya mi agradecimiento por adelantado
    Recibe un saludo
    Miguel

    1. Hola Miguel, soy el administrador de la pagina, me he puesto en contacto con Antonio, y te acabo de mandar a tu correo electrónico la dirección de Antonio para que puedas ponerte en contacto con el.

      Un saludo

  3. Buenos días Antonio, … buenos días Yoko…hoy domingo de carnaval en el pueblo, lo recuerdo por si se os olvida.
    Está crónica de Cuba me gusta más que la anterior, dejas al lado el guía viajero que eras, para convertirte en un buen escritor…je, je, je…mezclas.
    las fotos estupendísimas, Yoko ya te gana en algunas instantáneas que toma.
    Observo que allí Artsur está de moda, lo digo por las fotos que nos mostráis…dile a Machuca y a tu hermana que lean ésta en especial, encontrarán muchas ideas…
    Por fin hablas de Fidel, no esperaba menos … momento histórico en el Taravitazo poder sentir … como el pueblo cubano…dónde no todo es malo…que más quisiéramos en España tener una sanidad o una educación como Cuba… y respecto a las libertades…nada que criticar ni envidiar , pues aquí tenemos la actual ley mordaza y una justicia diferente para los ricos y para lo pobres…
    Un abrazo de la familia García Maestre, para el cronista y la fotógrafa más dicharachero/a del Taravitazo….impacientemente esperaremos la próxima crónica.

  4. Hay un proverbio de no se donde que dice: “Se puede conocer un pais por el precio de su cerveza” … me encanta Cuba!!!

    Por cierto, pregúntale a los niños donde han comprado el paraguas!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *