Irán (VI)

Nota: Debido a los constantes problemas con el servidor, los cuales hacen que las fotos no se vean durante días, he optado por incluir un video con las fotos al final de esta crónica y así poder leerla hasta que encuentra otra solución.

Isfahán y Ashura

En principio en Isfahán había quedado con un chico de couch surfing, para alojarme en su casa. Debido a que he llegado muy temprano no me atrevo a llamar y molestarlo.

Me acerco al lugar donde habíamos quedado dos días atrás sobre las 6 de la mañana. Nada más bajar del autobús, encuentro un lugar donde sirven Kalapache (sopa de cabeza de cordero).

Bien empiezas en Isfahán Antonio, me digo, mientras me quito el frío con esta sopa.

He dejado mi ropa de abrigo en Teherán, para no tener que ir tan cargado en este mes. Pero no suponía que el invierno se presentara tan pronto.

Después del desayuno, espero fuera en la plaza en el único sitio donde una tenue luz del sol está presente y hace que pueda engañar a mi cuerpo hasta que lleguen las 8 de la mañana y pueda llamar a mi anfitrión.

El chico no me coge el teléfono y a la tercera vez que lo intento, el teléfono está apagado.

Viendo que esta persona se ha desentendido, no tengo más remedio que buscar alojamiento.

EN UN MAGNÍFICO HOTEL

Llego al centro de la ciudad y en la avenida de Hussein, encuentro después de un largo peregrinar, el mejor hostal calidad precio de toda la ciudad.

Amir Kabir Hostel, es un lugar donde el viajero será obsequiado con una amabilidad exquisita, con habitaciones calientes, baño fuera, pero impoluto, con un buen desayuno, un patio donde descansar y relajarse y además cuenta con wifi. Todo ello por tan solo 250.000 rials (6,25 €), la habitación compartida.

Cuando hablo de la amabilidad de las personas que trabajan allí, lo digo, porque cuando me presento sobre las nueve y media de la mañana, muy cansado por el viaje, las habitaciones más baratas están ocupadas.

El gerente no duda en llevarme a una habitación más cara, para que duerma unas cuantas horas y posteriormente cambiarme a otra que ya esté disponible sin cobrarme recargo. Además continuamente me ofrecen té y me invitan a desayunar.

Salgo ya por la tarde a pasear y me acerco al centro neurálgico turístico de la ciudad, la plaza del Imán Khomeini para hacer fotos al atardecer.

EN UNA PLAZA PATRIMONIO

Construida por el sah Abas el Grande a principios del siglo XVII, antiguamente llamada Naqsh-e Jahan Square que quiere decir en persa “imagen del mundo”, y actualmente se llama Imán khomeini. Es una plaza con 160 metros de ancho por 508 metros de largo y declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1979.

Se ha utilizado antiguamente como campo de polo y por la noche era donde las prostitutas ofrecían sus servicios en coche de caballos. Estos aún están hoy en día, pero desgraciadamente no las meretrices.

Cuentan los locales, que cuando un cliente subía al carro, la tarifa se cobraba por el número de vueltas que se le daba a la plaza. De esta manera la meretriz tenía un acuerdo con el cochero y dependiendo si el cliente les agradaba más o menos, hacían que el coche realizara el trayecto en mayor o menor tiempo.

En su perímetro encontramos las hermosas mezquitas Masjed-e Imam y Masjed-e-Sheikh Lotfullah, y el palacio Alí Qapu. En el lado norte se abre el magnífico Bazar de Isfahan. Todo de la era safávida aunque algunas partes de la estructura del bazar pertenecen a la dinastía selyucida.

01 Plaza del Iman Khomeini en Isfahan (208)

02 Plaza del Iman Khomeini en Isfahan (207)

03 Plaza del Iman Khomeini en Isfahan (210)

04 Plaza del Iman Khomeini en Isfahan (211)

NUEVAS AMISTADES

Allí se me acerca un chico que me pregunta de dónde soy, cuando le digo que español, comienza a hablarme en mi idioma. Me invita a entrar a su tienda y tomar un té.

Le prevengo que no voy a comprar nada, que ni mi bolsillo ni mi espacio en la mochila me lo permiten.

Me deja desarmado cuando me contesta que no quiere que compre, ni tan si quiera quiere que haga una sola foto de la tienda para recomendarla, pues lo único que busca es tener un rato de charla.

Navid, que así se llama, trabaja muchas horas en la tienda de alfombras situada en los soportales de la plaza junto a unos amigos.

En la tertulia le comento lo sucedido por la mañana, cuando el chico de couch surfing me ha dejado tirado.

No sale de su asombro que un iraní haya podido hacerme eso.

Yo tampoco; le contesto mientras tomo otro vaso de té, – sé lo amables y hospitalarios que sois.

¿Continuas con la idea de hospedarte en casa de un iraní?

Por supuesto, no hay mejor manera de conocer a los locales.

Comienza a buscar en su agenda de teléfono y en tan solo media hora ya ha contactado con un amigo que está dispuesto a alojarme.

Así conozco a Reza.

Reza es un chico de 24 años que vive con sus padres y es profesor de Inglés en una academia privada.

Quedo con él en una calle y nada más verme, me indica que llega tarde a su trabajo y que le acompañe.

Cruzamos las calles de la ciudad copadas por el tráfico en la moto de Reza y acompañados de un viento que hiela hasta la mirada, pues la noche ya se cierne sobre Isfahán.

Llegamos a la academia y me hace entrar en el aula, donde los alumnos mixtos que van desde los 20 a los 45 años, me inspeccionan con curiosidad hasta que se atreven a preguntar y entablar conversación conmigo.

DE  NUEVO EN CLASE

Después de un interrogatorio que dura diez minutos, nos hacemos fotos, primero con los hombres y luego con las mujeres. Después Reza me invita a bajar a la sala de profesores a esperarle tomando un té mientras finaliza la clase.

Hoy toca examen, -se disculpa cuando salgo.

05 con reza y sus alumnos en Isfahan (67)

06 las alumnas de reza en Isfahan (69)

En la sala de profesores conozco a los compañeros de Reza que continuamente me interrogan y me ofrecen té y pastas.

Finalizada la clase, los alumnos insisten en ir todos juntos a cenar.

Con la mirada mi nuevo amigo me interroga e inmediatamente asiento con la cabeza, estoy muy complacido de pasar la velada con ellos.

07 cena con los alumnos de Reza en Isfahan (72)

Después de la cena, Reza me pregunta si quiero irme hoy a su casa con él. Pospongo la invitación al día siguiente, ya que tengo pagada la primera noche en el hotel.

Por la mañana, dejo el hotel y marcho a su casa, donde la madre de mi amigo me recibe con té y dátiles.

Y DE NUEVO EN LA MEZQUITA, APRENDIENDO

Después de dejar mis pertenencias en su casa, salgo solo a ver la ciudad, pues Reza tiene trabajo corrigiendo los exámenes. Hago una visita fugaz al puente de los 33 arcos.

08 Puente deSio Seh Pol o de  los 33 arcos en Isfahan (64)

09 Puente deSio Seh Pol o de  los 33 arcos en Isfahan (65)

10 Puente deSio Seh Pol o de  los 33 arcos en Isfahan (73)

11 Puente deSio Seh Pol o de  los 33 arcos en Isfahan (63)

De nuevo visito a Navid, para darle las gracias y llevarle un vaso de maíz con setas y salsas, que en el día anterior me comentó era su plato favorito.

En mi visita y tertulia con Navid, llegan dos chicos que entablan conversación con él y luego conmigo.

Conozco a Amin Nasmi y un amigo suyo (siento no acordarme de su nombre), que viven cerca de la mezquita Rahim Kham, construida en el siglo XVIII y que no es muy visitada por los turistas. Ambos participan activamente en todas las actividades que se hacen allí.

El resultado de la charla es que acabamos cruzando Isfahán los tres Rahim, Amin y yo en una moto sin casco, para llegar a la mezquita y enseñarme como se preparan para la Ashura.

En el patio hay una representación con muñecos del martirio del imán Husein, motivo por el que se celebra la Ashura.

12 representacion del martirtio del iman Husein en la Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (1)

Husein, hijo de Ali ibn Abi Talib y Fátima, hija del profeta Mahoma, nació en Medina en el año 625.

La niñez de Husein coincidió con los días de esplendor y auge del Islam. Los acontecimientos que, desde temprana edad, Husein vivió junto a su padre y a su abuelo aportaron a su personalidad el aplomo y la firmeza de su abuelo, y la bravura y honestidad de su padre, lo cual queda evidenciado en la conducta manifestada la última parte de su vida.

A los 7 años de edad, Husein y su hermano Hasan, quedaron huérfanos de madre, por lo que su padre posteriormente vivió en Medina los siguientes 24 años, sirviendo como consejero a la causa del Islam donde quiera que le llamasen, para luego, durante 4 años y 9 meses, hacerse cargo del Califato, que se vio siempre amenazado por luchas internas, como muestran las batallas de Yamal, Siffin y Naharwan.

Sus hijos Hasan y Husein siempre estuvieron fielmente a su lado, y si algo les caracterizó fue el amor y la obediencia a su padre. Finalmente, Alí fue asesinado en el año 40 de la Hégira mientras rezaba en la mezquita de Kufa.

El hermano mayor, Hasan, no tuvo el soporte de los musulmanes y otros le abandonaron cuando Muawiya, el gobernador de Siria y perteneciente a la dinastía de los Omeyas, le arrebató el califato. Husein fue testigo de todas las sublevaciones y represalias que se fueron sucediendo, preparándose para hacer frente a lo que el destino le tenía reservado.

Muawiya continuó en el poder por más de una década, cambiando el modelo de justicia y equidad del gobierno islámico del profeta en una corte llena de pompa y fastuosidad, dejando a su hijo Iazid como su sucesor.

Cuando Iazid se hizo con el poder, ya era conocido por sus vida “viciosa y corrupta”, y su odio por la familia de Mahoma. No perdió tiempo en escribir una carta al gobernador de Medina con la orden de que obtuviese el juramento de fidelidad de Husein o de lo contrario le diese muerte.

Husein entendiendo que era el momento de enseñar a los musulmanes cómo su abuelo y su padre hubiesen actuado ante la tiranía y la corrupción, sin decir palabra reunió a su familia y compañeros más cercanos con el fin de dar el primer paso hacia su destino. Gente de todas partes de Medina vieron partir la caravana que llevaba al nieto de Mahoma con toda su familia al completo en dirección a la Meca.

La usurpación del califato por Muawiya e Iazid no suponía un peligro tan serio para el Islam como lo era su intento de transformar el gobierno islámico en un sistema hereditario; tenían la intención de suplantar la moralidad del Islam por la arrogancia del despotismo. Fingiendo ser los califas del mensajero de Dios, se proponían convertir el Islam en una tiranía. El levantamiento del Maestro de los Mártires o Príncipe de los Mártires, como luego fue llamado el imam Husein, fue una sublevación contra la soberanía de los hipócritas que se proponía, con estas corruptas medidas, “contaminar” el Islam.

Esto es lo que cuentan ellos, sin embargo, la dinastía de los Omeyas, que posteriormente tuvo que huir y se instaló en la ciudad española de Córdoba, hizo de esta ciudad, un lugar de convivencia y paz entre las personas de diferentes religiones. Esto llevó a que proliferasen las personas más intelectuales, se avanzara en todas las artes, medicina, filosofía, matemáticas, arquitectura, escultura, poesía etc. Las personas más ilustres de la época vivían en Córdoba, la calidad de vida de los cordobeses fue muy superior a la del resto del mundo. La metrópoli,  fue durante un largo periodo de tiempo, una referencia de prosperidad en comparación con el resto de las ciudades del mundo.  Durante la época en que los Omeyas reinaron en el Al-Ándalus, Córdoba fue la capital del mundo.

EN EL MARTIRIO

Estando en la Meca, el imam Husein recibió cientos de cartas del pueblo de Kufa, en Iraq, invitándole a unirse a ellos para luchar contra Iazid y rogándole que fuese su líder. Dada la insistencia con que era reclamado en Kufa, envió a su primo Muslim ibn Aquil como su emisario, mientras Iazid enviaba por su parte a Ibn Ziyad para impedir a Muslim conseguir sus objetivos, además de algunos espías a la Meca, aprovechando la época de Hayy, con la orden de matar al imam Husein, por lo que éste tomó la decisión de ponerse en marcha rumbo a Iraq.

El califa Iazid, emitió un bando, por el cual condenaba a muerte a todo aquel que diera cobijo o apoyo a Husein o cualquier miembro de su familia. La gran mayoría de habitantes de Kufa, le dieron la espalda a Husein.

Un habitante de Kufa, salió al encuentro de la caravana de Husein, para advertirlo, pero él contestó: «Seguiré adelante para encontrarme con mi destino y cumplir así con el propósito de mi vida. Mi muerte está llamándome«.

A pesar de que tuvo varias oportunidades de escapar o desviar su camino, Husein rechazó todas y decidió morir luchando contra un ejército de proporciones desiguales al suyo, sabiendo que moriría. Sin embargo también sabía que con su muerte seria un mártir y acabaría ganando la batalla posterior a su fallecimiento.

Todos los hombres murieron, sus cabezas fueron colocadas en las lanzas de los soldados enemigos y posteriormente en las murallas de Kufa como advertencia a todo aquel que se sublevara. Sus mujeres fueron convertidas en esclavas y los niños asesinados.

Durante todo el mes de la Ashura, se celebra precisamente ese hecho, siendo el 9º y 10º día los más importantes, pues fueron los días del martirio.

Es muy parecida a la Semana Santa católica en la que se conmemora el martirio de Jesucristo.

Me enseñan la mezquita y visitamos en un primer momento la sala de internet y juegos.

Pasamos un rato jugando a la consola donde me dan por todos lados, ya que no soy de videojuegos. A buen seguro me hubiera gustado tener la compañía del administrador del blog, para haber presentado digna batalla.

Luego me obsequian con regalos y comida.

13 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (6)

15 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (9)

14 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (7)

CASI DE PROCESIONES

Mas tarde, subimos al techo de la mezquita donde compruebo lo hermosa de la construcción,

No tiene ni una sola viga de hierro, me dice orgulloso Rahin.

16 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (3)

17 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (10)

18 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (11)

19 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (13)

21 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (19)

22 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (20)

23 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (25)

24 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (27)

25 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (17)

Después visitamos la cocina, donde preparan todas las noches del Ashura cena gratis para todo aquel que lo desea. Son donaciones de los fieles y el trabajo que desempeñan es totalmente gratuito.

26 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (29)

27 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (32)

A continuación visitamos el interior de la sala de oración, donde están dispuestas las “andas” unipersonales que sacan en procesión, todas llenas de simbología al igual que las católicas. Alguna llegan a pesar cerca de 200 kg.

28 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (35)

29 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (37)

30 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (40)

31 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (42)

Los iranís, al contrario de lo que yo pensaba, se enorgullecen de enseñar al visitante sus costumbres religiosas y en absoluto les importa que le hagan fotos. Están deseosos de compartir todo aquello que tiene que ver con su cultura o religión.

32 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (47)

33 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (50)

34 Visita a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (51)

Luego visitamos el pequeño bazar que hay en el lateral de la mezquita, en el que no hay un sólo turista y sí muchos artesanos con los que mi amigo Machuca, artista de mi pueblo, a buen seguro disfrutaría.

35 artesanos y sus obras en el bazar cercano a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (120)

36 artesanos y sus obras en el bazar cercano a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (121)

37 artesanos y sus obras en el bazar cercano a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (126)

38 artesanos y sus obras en el bazar cercano a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (127)

39 artesanos y sus obras en el bazar cercano a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (128)

40 artesanos y sus obras en el bazar cercano a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (130)

41 artesanos y sus obras en el bazar cercano a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (133)

42 artesanos y sus obras en el bazar cercano a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (134)

43 artesanos y sus obras en el bazar cercano a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (137)

44 artesanos y sus obras en el bazar cercano a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (139)

45 artesanos y sus obras en el bazar cercano a la mezquita de Rahim Khan en Isfahan (129)

Me despido de mis cicerones y dejo en este blog el contacto de Amín, ya que como el mismo me explica, estaría encantado de enseñarle a cualquier visitante lo mismo que me ha enseñado a mí.

Amín Nasmi, 09362522508, amin.nasmi1994@yahoo.com.

EL PUENTE DE LOS 33 ARCOS

Paseo por la ciudad, y me acerco a ver los dos puentes más importantes de la ciudad. El que he visitado por la mañana, el puente de Sio Seh Pol o de los treinta y tres arcos, que fue construido por orden de Sha Abbas I en 1602.

Es uno de los símbolos de Isfahán, aunque en la actualidad el río ya no pasa por debajo, ya que ha sido desviado por el gobierno, perdiendo mucho encanto del que disfruté hace cinco años. Anteriormente, había teterías en los bajos de éste que hacían las delicias del visitante.

46 Puente de Sio Seh Pol o de los treinta y tres arcos en Isfahan (140)

47 Puente de Sio Seh Pol o de los treinta y tres arcos en Isfahan (147)

48 Puente de Sio Seh Pol o de los treinta y tres arcos en Isfahan (148)

El puente Khaju es otro bello puente, de 1650, con 132 metros de largo. Sin duda alguna son mucho más bellos por la noche, pues están iluminados.

49 Puente Khaju  en Isfahan (147)

50 Puente Khaju  en Isfahan (149)

51 Puente Khaju  en Isfahan (151)

52 Puente Khaju  en Isfahan (152)

53 Puente Khaju  en Isfahan (158)

54 Puente Khaju  en Isfahan (161)

Luego marcho a ver a Reza a la academia y posteriormente tomamos un té con sus alumnos en uno de los numerosos puestos que hay ya por toda la ciudad, donde reparten té gratuitamente por motivo de la Ashura.

Y EL PALACIO DE LAS 40 COLUMNAS

Al día siguiente, visito junto con Reza el Palacio Chehel Sotun. Construido en el año 1647, en el final del período safávida. Se trata de uno de los mejores exponentes de la arquitectura real persa.
Lo llaman también el Palacio de las 40 columnas, ya que sus 20 columnas, se reflejaban en el estanque de la entrada principal, haciendo que fueran 40. Sin duda alguna sus murales históricos son algo que el visitante no puede perderse en su visita a Isfahán. Para mí es el palacio más bonito de todo el país.

55 Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan

56 Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan (1)

57 Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan (5)

58 Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan (13)

59 Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan (15)

60 Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan (16)

61 Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan (19)

62 Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan (23)

63 Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan (30)

64  Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan (27)

65 Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan (29)

66 Palacio de Chehel Sotun o de las 40 columnas en Isfahan (32)

Luego visitamos el Palacio Hasht Behesht, que significa «los ocho paraísos». Se trata de una obra de planta octogonal, cuatro lados largos y cuatro chaflanes cortos. Fue construido por Sha Abbas II, en el año 1669. Era el lugar de recepción de delegaciones extranjeras, en su ancho pórtico.

67 Palacio Hasht Behesht en Isfahan (34)

68 Palacio Hasht Behesht en Isfahan (35)

69 Palacio Hasht Behesht en Isfahan (37)

EN EL BARRIO CRISTIANO

Posteriormente vamos al barrio de Jolfa. En su plaza principal el viajero, puede quedar desconcertado, pues es el barrio cristiano armenio de la ciudad y tanto la arquitectura de las casas como sus calles nada tienen que ver con el resto de la ciudad.

70 Barrio de Jolfa en Isfahan (200)

71 Barrio de Jolfa en Isfahan (201)

72 Barrio de Jolfa en Isfahan (203)

Allí se encuentra la catedral de Vank, que a esas horas ya está cerrada. Es el templo armenio más importante de todo el país.

73 Iglesia de Vank en Isfahan (207)

En este lugar nos recogen los alumnos de Reza, para ir a una montaña cercana a la ciudad, en la que los locales pasan el día festivo y donde hay unas magníficas vistas de la ciudad. Debido a que es de noche y no llevo trípode, la foto no hace honor a la realidad como casi siempre.

74 en Isfahan (206)

75 en Isfahan (208)

A la mañana siguiente, decido marchar a Teherán, pero antes paseo de nuevo por la plaza del Imán Khomeini con disposición de entrar a las dos mezquitas que hay. Descarto la visita al palacio Ali Qapo, pues sé, a buen seguro, que no tiene nada interesante en su interior y vale más la pena por fuera que por dentro.

76 Palacio Ali Qapo en la plaza del Iman Khomeini en Isfahan (203)

77 Plaza del Iman Khomeini en Isfahan (215)

78 Plaza del Iman Khomeini en Isfahan (205)

Consigo colarme haciéndome el distraído en la mezquita Sheikh Lotfollah, El monarca Sha Abbas I ordenó la construcción de una pequeña mezquita en la plaza del Imám en el 1602. La fachada es interesante, pero el interior lo es mucho más, sobre todo la cúpula.

79 Mezquita Sheikh Lotfollah en Isfahan (3)

80 Mezquita Sheikh Lotfollah en Isfahan

81 Mezquita Sheikh Lotfollah en Isfahan (11)

82 Mezquita Sheikh Lotfollah en Isfahan (13)

83 Mezquita Sheikh Lotfollah en Isfahan (10)

83 Mezquita Sheikh Lotfollah en Isfahan (14)

84 Mezquita Sheikh Lotfollah en Isfahan (7)

Después intento hacer lo mismo en la Mezquita del Imán, pero en esta ocasión no cuela.

Sé que es muy interesante la visita a este lugar, pues cinco años atrás quedé maravillado. Es indispensable que el viajero visite este lugar.

85 Mezquita del Iman en la Plaza del Iman Khomeini en Isfahan (199)

86 Mezquita del Iman en la Plaza del Iman Khomeini en Isfahan (198)

Cuando me dispongo a sacar mi entrada a precio de turista, debatiéndome entre mis razones o darle una alegría a la vista de los lectores, miro hacia mi derecha y veo a la entrada un grupo de unos cincuenta turistas que están accediendo.

Es lo único que me faltaba para no entrar en un lugar que ya he visitado con anterioridad. Siento de verdad no poder mostrar al lector el interior del edificio, pero no estoy dispuesto a pagar un precio 10 veces superior al local, para satisfacer a un gobierno que asfixia a su pueblo cortando libertades de raíz en su propio provecho. Además, en absoluto me apetece estar en compañía de turistas que parlotean y se meten delante del objetivo de mi cámara haciendo que la visita no sea lo placentera que yo hubiera pretendido.

PERDIDO POR EL GRAN BAZAR

Decido perderme por el gran bazar y ver a los artesanos que realizan sus oficios igual que hace 500 años.

87 Gran bazar de Isfahan (221)

88 Gran bazar de Isfahan (212)

89 Gran bazar de Isfahan (215)

90 Gran bazar de Isfahan (217)

91 Gran bazar de Isfahan (222)

92 Gran bazar de Isfahan

93 Gran bazar de Isfahan (223)

94 Gran bazar de Isfahan (228)

95 Gran bazar de Isfahan (232)

96 Gran bazar de Isfahan (231)

En uno de estos talleres, cruzo la mirada con un anciano que me sonríe. Me es familiar su cara pero no sé de qué.

Señalándome me dice

Español.

No habla inglés, y busco a una persona que me haga de interprete. Resulta que a este anciano hace cinco años le compré unas copas y un cenicero labrado que hoy están en mi casa. Se acuerda de mí, porque cuando realizé la compra, me negué a regatearle el precio, pues tenía vergüenza. No quise regatear con un anciano que es un artesano y llevaba toda la vida en el oficio. No dudé en hacerme una foto con él.

97 Gran bazar de Isfahan (238)

Marcho para casa de Reza, recojo mis enseres y me despido de la madre obsequiándola con unos dulces que he comprado y con un abrazo a Reza. Éste aún está extrañado por no haber querido pagar la entrada a la mezquita del Imán.

Antes de marchar le digo alzando mi dedo índice,

La revolución y los cambios empiezan por uno mismo con pequeños gestos, no esperes a que los demás lo hagan por ti.

Él asiente con una sonrisa y cara pensativa.

Ya en la estación de autobuses, me llama Imán y Raha, los chicos que conocí junto a Doña Callada. Me conminan a quedar esa misma tarde a tomar té.

Declino la oferta, pues ya tengo el billete de autobús pagado,

– Quizás dentro de cinco años en Europa, -les contesto. Imán me responde.

Eso espero, Antonio.

LA CIUDAD MÁS BONITA DE ASIA

Salgo de la maravillosa Isfahán, extraordinaria ciudad donde las haya y que gracias al monarca Sha Abbas, que construyó numerosas obras de sabor artístico e histórico. Sigue siendo hasta el momento para mí la ciudad más bonita que he visitado de Asia.
Viajeros de aquella lejana época describieron a Isfahán como la ciudad más próspera del universo. Tenía cerca de un millón de habitantes.
Desde entonces, y pese a la pérdida de la capitalidad, la ciudad ha seguido siendo una atrayente urbe que ha seducido a poetas y viajeros como a un servidor.

Llego con la noche encima a Teherán faltando cuatro días para la Ashura Tashoa, los dos días más relevantes del mes de celebración de la Ashura.

El ambiente que me encuentro es una mezcla muy extraña, entre festivo y afligido. Dos calificativos que se contrapone, pero que tienen perfecta cabida en esta celebración.

Las calles están rebosantes de gentes y hay dispuestos numerosos puestos de té donde constantemente y con mucho volumen resuenan poemas tristes que conmemoran el martirio del Imán Husein.

Los colores predominantes son el negro en señal de luto, el rojo en señal de la sangre derramada y el verde, color del islám.

También hay carteles, donde se representa en algunos de ellos lo que se supone que era la cara del imán Husein. Digo se supone, pues no hay ni un solo cuadro que date de esa época, ya que el islám por aquel entonces, prohibía la representación del cuerpo humano, pues era algo reservado a la obra de Alá.

201 cartel de la Ashura en Teheran

Sin embargo, me llama especial atención uno, que representa al imán Husein sin rostro, que es martirizado por  otro con la cara de Netanyahu, primer ministro de Israel.

99 Cartel de la Ashura (2)

NIEVE Y ÚLTIMO VISADO EN REGLA

Al día siguiente, hago la última renovación de mi visado, y veo como a luz del día la montaña cercana a Teherán ya está cubierta de nieve.

200 La nieve se acerca a Teheran

El viajero que desee realizar algún trámite durante los días previos a la Ashura Tashoa, debe de tener en cuenta, que al ser parecida a la Semana Santa, hay tres días festivos entre semana, estando los edificios oficiales cerrados.

Me hospedo en casa de Majid y salgo por las noches con Ramín, sobrino de éste, y sus amigos a recorrer los diferentes barrios para ver como celebran la Ashura.

Nada más caer la noche, los puestos de té y las numerosas cofradías, comienzan a cantar versos a través de los altavoces dispuestos en las calles. Son parecidos a las saetas de Semana Santa.

De vez en cuando, pasan con recipientes alrededor de los puestos donde queman unas hierbas pestilentes, para dar buena suerte, pero lo que más da es dolor de cabeza.

También en las cofradías y en las mezquitas, todas las noches de la semana en la que se celebra la Ashura Tashoa, por las noches hacen procesiones con las andas y se flagelan en la espalda al ritmo de tambores en la puerta de estas.

100 Cofradia  de la Ashura Teheran (2)

102 banda de tambores Dia 01 Ashura Teheran (24)

102 Dia 01 Ashura Teheran (28)

103 Dia 01 Ashura Teheran (9)

104 Dia 01 Ashura Teheran (13)

105 Dia 01 Ashura Teheran (15)

106 Dia 01 Ashura Teheran (14)

106 Dia 01 Ashura Teheran (20)

107 Dia 01 Ashura Teheran (27)

108 Dia 01 Ashura Teheran (35)

109 Dia 01 Ashura Teheran (36)

112 Dia 01 Ashura Teheran (41)

113 Dia 01 Ashura Teheran (45)

114 Dia 01 Ashura Teheran (46)

115 Dia 01 Ashura Teheran (47)

116 Dia 01 Ashura Teheran (48)

117 Dia 01 Ashura Teheran (54)

119 Dia 02 Ashura Teheran (48)

120 Dia 02 Ashura Teheran (38)

121 Dia 02 Ashura Teheran (16)

122 Dia 02 Ashura Teheran (20)

123 Dia 02 Ashura Teheran (22)

124 Dia 02 Ashura Teheran (23)

125 Dia 02 Ashura Teheran (29)

126 Dia 02 Ashura Teheran (35)

Otros sin embargo acompañan las procesiones dándose palmadas en el pecho al ritmo de los tambores en señal de aflicción y penitencia por la muerte del Imán Husein.

128 Dia 01 Ashura Teheran (49)

127 Dia 01 Ashura Teheran (51)

El que pueda ver en esto una barbaridad, le diré, que los látigos no hacen ningún daño, yo he probado uno y apenas se siente. Además, la mayoría va prevenida y llevan camisetas gruesas, para evitar el daño en el cuerpo.

Después de la ceremonia, reparten comida a todas las persona de forma gratuita, siempre con separación de sexos.

A la salida nos reunimos los amigos para comer juntos.

132 Dia 02 Ashura Teheran (10)

133 Dia 01 Ashura Teheran (42)

134 Dia 01 Ashura Teheran (40)

EN PLENA ASHURA TASHOA

El miércoles y jueves, los dos días de la Ashura Tashoa se hace lo mismo, pero durante todo el día.

Se viven estampas que van desde el exceso de la dramatización de algunos a la más tierna cuando se ven a los relevos futuros que continúan con la tradición. El rito dura hasta la 2 de la mañana durante la semana de los días de la Ashura Tashoa.

También hay lugares cerrados al público, donde el castigo al cuerpo va más allá de lo que se puede ver en la calle. Ya estuve en uno en Massahd y expliqué la experiencia. Pero están prohibidos, por lo que se hacen a puerta cerrada.

Escogemos el barrio de Monerías, donde viven los amigos de Ramín por ser éste uno de los más emblemáticos de Teherán y donde la Ashura se vive de diversas formas.

Cuando llega el miércoles, desde primera hora de la mañana, los versos a todo volumen ya me despiertan. Las calles están repletas de personas que, o bien participan en la celebración, o se acercan a ver pasar las procesiones.

La ciudad entera huele a sangre y muerte. En este día, se sacrifican miles de animales en la calle, desde corderos hasta camellos y yaks. Con su carne hacen comidas para luego repartir entre las personas.

135 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran

136 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (38)

137 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (56)

138 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (58)

139 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (59)

140 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (39)

141 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (64)

142 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (65)

143 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (71)

144 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (72)

145 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (74)

146 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (75)

147 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (60)

148 Dia 01 Ashura Teheran (1)

En los lugares más céntricos de cada distrito, la turba de personas se concentra, para ver las procesiones.

149 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (19)

150 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (20)

151 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (23)

152 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (24)

Es espectacular el recorrido de las andas, las banderas y el desfile de los fieles en procesión por todas las calles.

153 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (7)

154 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (1)

155 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (15)

156 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (22)

157 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (29)

158 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (33)

159 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (37)

EN EL COGOLLO Y COLABORANDO

En el distrito de Monerias, donde ya me conocen los responsables de las cofradías, de hacer fotos en los días anteriores, no dudan en cogerme directamente de la mano y llevarme a una casa antigua donde es tradición que un akhom o imán realice la plegaria y posterior sermón a los fieles en memoria del imán Husein.

Allí, se concentra una gran cantidad de personas, que escuchan con atención todo aquello que predica el religioso. Se ven muestras de dolor, que me dejan un tanto desconcertado, por el gran sentimiento de pena que despierta el martirio de una persona siglos atrás.

160 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (27)

160 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (40)

161 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (43)

162 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (44)

163 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (47)

164 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (48)

165 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (49)

166 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (53)

167 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (54)

Me invitan a leche caliente y pastas y me sientan en un lugar privilegiado. Las muestras de amabilidad y atenciones son constantes.

Por la noche vuelven a realizar más procesiones, en esta ocasión duran hasta bien entrada la madrugada.

168 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (79)

169 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (84)

170 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (85)

171 Ashura Tashoa dia 01 en  Teheran (86)

Al día siguiente, ayudo a la familia de Majid a repartir la comida entre la gente, pues tradición también que cada casa haga comida para varias personas y luego en la puerta la reparta a todo aquel que se acerca. El trabajo de dos días de preparativos, se reparte en tan solo 15 minutos.

172 Ashura Tashoa, dia 02, repartiendo comida en Teheran (10)

173 Ashura Tashoa, dia 02, repartiendo comida en Teheran (15)

174 Ashura Tashoa, dia 02, repartiendo comida en Teheran (18)

175 Ashura Tashoa, dia 02, repartiendo comida en Teheran (19)

176 Ashura Tashoa, dia 02, repartiendo comida en Teheran (8)

177 Ashura Tashoa, dia 02, repartiendo comida en Teheran (9)

Una vez finalizada la jornada, la intensidad de los actos disminuye considerablemente, pues los días de más relevancia han acabado. Si bien los jueves y viernes (fin de semana musulmán), vuelven las procesiones a la calle, pero son mucho más cortas y de menos preeminencia. En 20 días acabara la Ashura y todo volverá a la normalidad en Irán.

EN EL MUSEO Y LAS TETERÍAS

Uno de estos días, visito junto a Ramín y sus amigos, el museo islámico nacional de Teherán. Hay algunas piezas pertenecientes a Persépolis y a diversas épocas de la historia. Pero he de decir, que no es algo que sea de vital importancia, sobre todo si ya se ha recorrido el país.

178 Museo Nacional Islamico de Teheran (76)

179 Museo Nacional Islamico de Teheran (75)

180 Museo Nacional Islamico de Teheran (74)

181 Museo Nacional Islamico de Teheran (68)

182 Museo Nacional Islamico de Teheran (63)

183 Museo Nacional Islamico de Teheran (59)

184 Museo Nacional Islamico de Teheran (46)

185 Museo Nacional Islamico de Teheran (41)

186 Museo Nacional Islamico de Teheran (4)

187 Museo Nacional Islamico de Teheran (31)

188 Museo Nacional Islamico de Teheran (21)

189 Museo Nacional Islamico de Teheran (16)

En los días siguientes, el tiempo de ocio, lo paso en teterías donde se fuma en cachimba y después de visitar más de tres veces el mismo lugar, todos me acogen como uno más. Cada vez que entro, todos se levantan a saludarme y pelean entre ellos para que me siente a su lado.

190 Kaliuk en Teheran. (1)

191 Kaliuk en Teheran.

Debo destacar, que hay dos lugares que si el visitante debe de permanecer por algún motivo en la ciudad demasiado tiempo, no debería perderse. Están en un barrio modesto alejado del centro, que conocí por casualidad.

El primero es una heladería, abierta desde hace 80 años y donde me atrevería a decir, sirven el mejor bastamí de todo Irán. Se encuentra en la calle Dampezeshki con Khosh, cerca de la avenida Azerbaian. En la misma calle Khosh, a tan sólo 20 metros hay una tetería de dos plantas donde se fuma un magnífico tabaco de cachimba y a diferencia de la mayoría de estos lugares, la planta superior es mixta, pues lo normal es que la mujer tenga vetada la entrada.

192 Keliuk en Teheran (11)

193 Keliuk en Teheran (13)

194 Keliuk en Teheran (3)

195 Keliuk en Teheran

También doy paseos por la ciudad y de vez en cuando veo algún mural en las fachadas y alguna estampa interesante que reflejar.

196  murales en Teheran

197 Murales en Teheran

198 ventana furtiva a Teheran

Cinco días después de la Ashura Tashoa, recojo mi pasaporte de inmigración, y marcho a la embajada de India, para solicitar el visado para este país. Me dicen que es probable que tarde un mes y que además necesito una carta de la embajada de España en Teherán, para la solicitud.

Con el jarro de agua fría por el tiempo que tardan en hacerme el visado (mi avión sale en dos semanas), al día siguiente me persono en la embajada de España.

PAELLA PARA UN RÁPIDO VISADO

La vida y el destino hace que en ocasiones encuentres personas con las que desde el primer momento tienes una magnífica conexión. Personas que a pesar de haberlas conocido desde hace muy poco, parece que sea una amistad de años la que te une. Esto es lo que me pasa cuando conozco a Marieta, que trabaja en la embajada de España en Teherán.

Pasamos una mañana muy agradable de charla, interrumpida por la visita de unos antiguos compañeros míos de oficio, con los que recuerdo viejos tiempos en el norte de España.

Cuando entrego toda la documentación en la embajada de India, mis temores son confirmados y me dicen que el visado no tardará menos de tres semanas.

Con el billete de avión comprado y no teniendo más renovaciones para la estancia en Irán, me veo en un gran problema.

Hecho mano a través de email de Marieta, con la duda planeando sobre mi cabeza de si ella pudiera hacer algo para solucionar mi problema.

Al día siguiente, me responde que se pondrá manos a la obra para ayudarme. En tan sólo tres días, me confirma que mi visado estará para la semana siguiente.

Me da una gran alegría, y no sé de qué manera puedo corresponder a la atención recibida. Me ofrezco para hacerle una comida española, cocinar es lo único que puedo ofrecer, pues no se con que otra cosa pudiera resarcirle.

Ella que es muy diligente, prepara una velada junto a más españoles en su casa, donde cocinare mi última paella en Irán.

Pasamos una velada de lo más española, con comida típica de nuestro país, regada con caldos de la tierra.

199 Velada Española en Teheran

El domingo, recojo mi pasaporte, y a los dos días salgo hacia India dejando atrás Irán. País que de volver algún día, a buen seguro habrá cambiado en algunas cosas para bien, pero en otras, habrá perdido la originalidad y la virginidad de tierras donde pocos extranjeros se atrevieron a ir, engañados por los medios de comunicación occidentales.

Sin embargo, doy por bueno esto, a cuenta de que por fin los persas puedan respirar en libertad, y puedan elegir que religión o que costumbres practicar. Porque la religión jamás debe de ser obligatoria, ya que perdería todo el sentido con la que en su día fue fundada.

REFLEXIONES TEOLÓGICA CAMINO DE LA INDIA

El problema real reside en que los Ayatolas que actualmente ostentan el poder, tienen un miedo atroz no a que las personas dejen de creer, sino a que ellos por egoísmo, pierdan el poder y las riquezas que hoy en día tienen.

Tanto en la Biblia como en el libro sagrado del Corán, se deja claro que hacer negocios con dinero, es un pecado grave.

Sin embargo, en mezquitas o catedrales, donde se venera a Dios o a los grandes hombres de la religión, hay bancos pertenecientes a esa misma religión. Pero parece que a los que ostentan el poder en las religiones, esto es un pecado menor en comparación con que una persona pueda decidir si beber alcohol, tener relaciones sin estar casado, utilizar medios anticonceptivos o simplemente llevar cubierta la cabeza.

Sin duda alguna ellos, poco a poco, van teniendo más miedo que el pueblo que anhela la libertad de poder decidir. Es una lucha perdida, pero si no están atentos a realizar una transición moderada, las tornas pueden cambiar peligrosamente y los que actualmente tienen el poder, se vean perseguidos y desterrados. Algo con lo que tampoco yo estaría de acuerdo.

También tienen miedo a que la ciencia vaya ganando terreno a la Fe, pues es fácil demostrar actualmente que varias afirmaciones con las que se sustenta la fe de los creyentes, queden desmontadas, como la muerte del Imán Reza. Hecho que enfrenta a Sunis y Chiís, pues unos dicen que fue asesinado y otros que fue de muerte natural.

Prefieren que haya muertes a costa de no saber la verdad y por miedo a que las personas pierdan la fe en la religión.

Nunca se perderá la fe en las religiones, pues el hombre siempre ha sentido la necesidad de creer en algo más o darle una explicación a hechos que han escapado a su comprensión.

Ninguna religión es mala, pues ninguna dice que hay que matar, robar o mentir. Sin embargo el hombre las ha utilizado y manipulado para a su vez manipular a otros hombres. En todas, la ley más importante es el respeto a la vida. Pero a lo largo de la historia, en nombre de Dios, Yavé o Alá, el hombre ha matado o ha hecho padecer a su semejante por la grandeza de su religión.

Una religión que necesita obligar a los demás a creer, es una religión débil y carente de sentido. La base de una gran religión, es el respeto a los demás. Solo así el hombre honra a su Dios.

Sin duda alguna, la mejor definición de lo que es la Fe, la dijo Mark Twain “La verdadera Fe es creer en algo que sabes que no es cierto”.

 

 

11 comentarios en «Irán (VI)»

  1. Excelente esta crónica Antonio. Ya la había leído antes, cuando no había fotos y sólo estaba el vídeo. Mucho mejor así, con las fotos incorporadas en el texto, como siempre; aparte de que tienen más calidad de esta forma.
    Me gusta toda ella pero resalto expresamente la narración sobre el Ashura, una celebración que me hubiera gustado presenciar y que no pude por las fechas en las que estuvimos en Iran; es realmente interesante (aunque similar a nuestra semana santa, como comentas) y el reportaje gráfico que la acompaña es muy bueno. También estoy de acuerdo contigo sobre las bellezas de Isfahan que son muchas y es una ciudad que requiere varios días de visita para poder llegar a apreciar una parte de lo mucho que ofrece, pero no estoy de acuerdo contigo cuando afirmas que es la ciudad más bella de Asia (es algo de lo que hablamos alguna vez), lugar que ocupa, para mí, la bellísima y sin para (hasta la fecha) Luang Prabang, en Laos…..pero claro, eso es lo que tu sientes y así lo dices. Sobre la hospitalidad de los iraníes también estoy muy de acuerdo contigo y no se puede juzgar a todo un país por una persona o dos que no respondan a lo que esperamos de ellas. En fin, esta crónica es un buena despedida de este fantástico país y ya estoy esperando las de la India. Un abrazo. J.Antonio.

  2. My brother recommended I would possibly like this website. He used to be totally right. This submit actually made my day. You cann’t imagine simply how so much time I had spent for this info! Thank you!

  3. Querido Lolailo,tengo poco tiempo y por eso he tardado en poder leer tu crónica.Que estrés llevamos encima con trabajo,fiesta sorpresa,familia.Uffff.Bueno qué decirte.Preciosa ciudad pero sin duda lo que más me ha impresionado es la celebración de la ashura.Qué parecidas son todas las religiones.Me he quedado con ganas de verte de costalero,con lo que te gusta.Tu reflexión sobre religión de diez.Y ya sabes que no estoy de acuerdo con María José de Rosalia.Creo que se ha pasado un pelín.Eres «económico» y miras mucho por lo que tienes pero no eres miserable en absoluto,al contrario, depende de con quién eres generoso.Bueno a ver si te pones ya manos a la obra que quiero una crónica de India YA.Besitos y gracias por tus llamadas

  4. Hello here I am hence delighted I set up your weblog, I especially establish you by misinterpret, at the same time as I was probing resting on Google for something else, Anyhow I am here straight away and would merely approximating to articulate cheers for a remarkable column and a all rotund exciting blog (I too adore the theme/design), I don’t have calculate to browse it all by the side of the moment but I have book-marked it and also incorporated your RSS feeds, accordingly when I have calculate I will be move backward to recite a lot additional, Delight do deposit in the lead the superb work.

    1. Thank you very much for your comments, thank you visit this site and enjoy with chronic travel. We constantly change for the better, and we are open to suggestions.

      regards

  5. Antonio…!!! Felices Fiestas Chiquillo..!!! Y tú, por esos Mundos.
    Vaya suerte tuviste encontrarte a Navid, el muchachito que vendía Alfombras, te abrió las puertas..Su comida preferida el Maiz con setas y la mía las Lentejas..jajajajaja!!!!
    Muchos besitos y pásalo bien.- Empieza a buscar las 12 Uvas, que no te da tiempo…

  6. Antonio, muy buena crónica, me gustan sobre todo tus últimas reflexiones, se nota que te vas de Irán con y que no te fiabas de decir algo así andorreando por el país de los Ayatolas…je…je…disculpa si molesto, pero me pareces el Antonio de antes…Algo descafeinado en el país que acabas de visitar…
    Las fotos muy buenas, aunque la vaquita ensangrentada y muerta no me gusta. Aunque la fotografía es así, capta un momento de la realidad que has vivido. Menos mal que has puesto las fotos, el vídeo no he podido verlo.
    A continuación, te quiero comentar algunas cosillas, aunque te aburra que sepas que me he currado lo que voy a decirte:
    Antonio, no todos son buenos y hospitalarios en oriente, hay mucho “chichiribaila”, por ahí suelto prometen y prometen pero a la hora de la verdad hacen como esta persona tan wuay que te prometió alojamiento y después desatiende tus llamadas…Esto es bueno para ti, no tienes más remedio que buscar alojamiento…cosa que nos hace sonreír a los lectores conociéndote como conocemos que no te gusta gastar dinerito.
    Observo y aprendo a través de lo que escribes y observo que en las religiones siempre son iguales cuando peligra la fe en la que se fundamenta, surgen auténticas cruzadas, martirios, sacrificios… Husein hizo lo propio, sin importarle qué hacer para restituir la fe perdida. Los fanáticos de todas las religiones son iguales, sacrificios absurdos para pulgar sus pecados (muy buenas fotos al respecto). Y me permito hacer la siguiente reflexión quizás tú tengas la respuesta si ellos creen que están perdonados nada más que orando, sacando procesiones o flajelándose, están equivocados…¿para qué creo Dios el purgatorio entonces? … Para los que son buenas personas y no van a misa por ejemplo. ¿?
    Respecto a que divagas entre pagar y no pagar una entrada, observo que eres un poco adicto a no gastar, si te das cuenta encuentras en un “pispas”la solución, lo lamentas por nosotros pero tú encuentras las excusas perfectas: hay mucha cola para entrar, se entrometen los turistas en tus objetivos, lo he visto no entro…al final lo de siempre “no gastas”, “qué puñetero eres”
    Me asombra cuando dices que le arte islámico de antes prohibía representar las figuras humanas con rostro y te extrañas cuando dices que te llama especialmente atención uno, que representa al imán Husein sin rostro, que es martirizado por otro con la cara de Netanyahu, primer ministro de Israel. Si te gustará mas nuestra cultura en vez de irte al extranjero, habrías descubierto que en la Alhambra de Granada, hay una representación de este tipo. Y te explico el poner cara de Netanyau, tiene su lógica y se la pintan porqué está condenado por Alá y no va a entrar en el paraíso. Le ponen la cara para que Alá no dude a la hora de echarle. ¡ Ves Antonio, en España también podías haber hecho crónicas muy buenas ! .
    …Respecto a la chica de la embajada, te daré un tirón de orejas….eres un interesado…echas mano de ella porqué te hace falta…quizás de otra manera hubiese pasado desapercibida por tu vida…lo bueno que tienes y lo reconozco es que eres agradecido y si tienes que ayudarla en otra ocasión te prestarás a ello. Pero añado algo más así no supone gasto alguno!.
    En un punto de tu crónica te haces el olvidadizo, respecto al nombre de uno de los chicos que te acompaña, pero me alegro al comprobar que sólo es un decir, en el párrafo siguiente le nombras. No esperaba menos de ti.
    Por último Antonio…Feliz navidad y próspero año de toda la familia García Maestre. Besos especiales de la Rosalía. ¡ y avisa siempre a tu prima Pepi en un mensaje de que publicas crónicas, que se molesta contigo!.

  7. Felicidades Antonio por tu ultima crónica de Irán, me encantan los cambios que está viviendo el taravitazo, por cierto, lo del vídeo con las fotos es muy original, felicita al caraja del administrador.

    Aquí seguimos pendientes de tus próximas crónicas!!!

    1. Gracias Juan M. Vargas por tus felicitaciones y por lo de caraja, siempre es un placer que alguien deje un mensaje y mas con una crítica tan constructiva, estoy abierto a sugerencias.

      Antonio, cuando nos veamos me vas a tener que invitar a un litro de cerveza por aguantar los comentarios de Juan M. Vargas!! (jajaja, es broma, es un tío majo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.