Taiwan

Cuando te esperas lo peor, te sorprende lo mejor.
Este fue el primer pensamiento que me vino a la cabeza, al día siguiente de llegar a Taiwán. Gran parte de culpa la tuvo Emily, Dennis, Spencer y Mama, la familia que me acogió los primeros días en Taipéi.

En cinco años de viaje, ha sido la primera vez, que han venido a recogerme a un aeropuerto. A pesar de que mi llegada no fue temprana, sino más bien lo contrario, pasada la una de la mañana, Emily y su marido Dennis, allí estaban.
A la mañana siguiente, decidí visitar el templo de Longshan. Emily y su marido, ya estaban fuera trabajando, y en su casa solo estaba Mama.
SIN BARRERAS AL TEMPLO
Mama, no habla inglés y yo evidentemente no hablo chino. Sin embargo, no fue barrera alguna, para que ella me indicara como ir al templo. Es más, al final me acompañó hasta allí y me indicó otro lugar más para visitar de Taipéi. Luego, volvió ella de nuevo a su casa y yo me quedé de visita.
El templo de Longshan que significa “Dragon de la montaña”, es el más famoso templo antiguo en Taipéi. Construido en 1738 por colonos procedentes de la China continental, que fundaron un puesto comercial en el lugar 15 años antes. El templo estaba donde los residentes locales alababan a Guanyin Bodhisattva y esperaban encontrar protección y solución a sus problemas.
En la guerra chino-francesa de 1884-1885, el templo se convirtió en un punto de reunión para la defensa de Taiwán en contra de las tropas francesas. Terremotos, tormentas y un gran ataque de termitas obligó a la comunidad a reconstruir el templo en varias ocasiones entre el siglo XIX y principios del siglo XX. En 1945, los bombardeos aliados contra los ocupantes japoneses LO destruyeron, pero la estatua de Guanyin, debajo de la que muchas personas del barrio se habían refugiado, se mantuvo intacta.

 

01 Templo de Longshan en Taipei  (2)

 

02 Templo de Longshan en Taipei  (3)  

03 Templo de Longshan en Taipei  (4)  

06 Templo de Longshan en Taipei  (9)

05 Templo de Longshan en Taipei  (7)  

04 Templo de Longshan en Taipei  (5)

07 Templo de Longshan en Taipei  (10)

 10 Templo de Longshan en Taipei  (17)

 

08 Templo de Longshan en Taipei  (11)

 

09 Templo de Longshan en Taipei  (15)
12 Templo de Longshan en Taipei  (21)

 

13 Templo de Longshan en Taipei  (22)


14 Templo de Longshan en Taipei  (25)

 

11 Templo de Longshan en Taipei  (20)


15 Templo de Longshan en Taipei  (27)

 

Luego visito Xi Men Walker, una calle céntrica con comercios y muy transitada a todas horas.

16 Xi Men Walker en Taipei  (1)


17 Xi Men Walker en Taipei  (4)

18 Xi Men Walker en Taipei  (5)


19 Xi Men Walker en Taipei  (2)

20 Xi Men Walker en Taipei  (3)

De vuelta a la casa, Emily, me dice que esa misma noche me va a dar una fiesta de bienvenida con amigos y familiares.

PAELLA EN LA AZOTEA
Me indica que prepare una paella, apenas sin tiempo para hacerlo.
A las ocho de la tarde, ya estamos todos en la azotea del edificio contemplado las espectaculares vistas de la ciudad y listos para cenar.
Allí conozco a Spencer, hermano de Denis. Desde el primer momento, Spencer y yo fraguamos una muy buena amistad.
Dos días después, Mama y yo decidimos visitar por la mañana el 101, el sexto rascacielos más alto del mundo.

MEDIO KILÓMETRO DE ALTURA
El rascacielos Taipéi 101, de 508 m de altura, se comenzó a construir en 1988 y se terminó el año 2003. Desde el observatorio del 85 piso, ofrece una vista panorámica inigualable de Taipéi y sus alrededores.
La estructura del edificio revela ciertas características tradicionales chinas, como su diseño en forma de caña de bambú y estructuras de grupos de ocho pisos, número homófono de “prosperar”. A pesar de su altura da impresión de gran flexibilidad, y es una mezcla armónica de la arquitectura tradicional china con elementos típicos de Taiwán.
El centro comercial del rascacielos 101 comprende varios bancos, tiendas, restaurantes, pequeñas cafeterías y puestos de tapas y refrescos.
Sin embargo la mayoría son oficinas.
Recomiendo un recorrido por las tiendas donde venden coral, pues el visitante disfrutara de verdaderas obras de arte esculpidas en coral con una delicadeza excepcional.
Todos los años el día 31 de diciembre, delante de la explanada del Ayuntamiento, se celebra una fiesta de despedida del año viejo y bienvenida al nuevo, y a las doce de la medianoche se encienden fuegos artificiales en los pisos más altos del rascacielos.

21Edificio 101 en Taipei (36)

23 Edificio 101 en Taipei (43)


22 Edificio 101 en Taipei (44)

24 b Edificio 101 en Taipei (57)


24 Edificio 101 en Taipei (45)

25 Edificio 101 en Taipei (46)


26 Edificio 101 en Taipei (52)

27 Edificio 101 en Taipei (55)


28 Edificio 101 en Taipei (53)

La visita, pica un poco en el bolsillo, 500 TWD (15 €). Intento por todos los medios invitar a Mama, pero ella se niega y paga la entrada de los dos. A cambio, yo decido invitarla a comer en un buen restaurante. SOLDADOS ESTATUAS Por la tarde, visitamos las calles antiguas de Taipéi. Todo un placer que el visitante no debería de perderse.

29 Antiguas calles y mercado de Taipei  (1)


30 Antiguas calles y mercado de Taipei  (2)

32 Antiguas calles y mercado de Taipei  (4)


31 Antiguas calles y mercado de Taipei  (3)

34 Antiguas calles y mercado de Taipei  (10)


33 Antiguas calles y mercado de Taipei  (7)

35 Antiguas calles y mercado de Taipei  (13)


36 Antiguas calles y mercado de Taipei  (14)

37 Antiguas calles y mercado de Taipei  (16)


38 Antiguas calles y mercado de Taipei  (20)

También visitamos el Memorial Hall National Dr. Sun Yat-sen, que fue el padre de la República Popular China y de la nación de Taiwán. Es todo un espectáculo, el contemplar a los soldados que custodian el lugar, pues no se mueven ni un solo centímetro de su puesto y es muy difícil verlos incluso pestañear. Los alrededores del edificio también son de interés por sus jardines e imágenes que deja en el visitante.

39 Memorial Hall National Dr. Sun Yat-sen Taipei (40)


40 Memorial Hall National Dr. Sun Yat-sen Taipei (41)

40 Memorial Hall National Dr. Sun Yat-sen Taipei (44)


42 Memorial Hall National Dr. Sun Yat-sen Taipei (47)

41 Memorial Hall National Dr. Sun Yat-sen Taipei (46)
44 Memorial Hall National Dr. Sun Yat-sen Taipei (49)

43 Memorial Hall National Dr. Sun Yat-sen Taipei (48)


45 Memorial Hall National Dr. Sun Yat-sen Taipei (50)

46 Memorial Hall National Dr. Sun Yat-sen Taipei (51)

Mientras paseo por el lugar, me informo de la historia de Taiwán.

 

UN POCO DE HISTORIA
En la isla de Taiwán, los aborígenes primigenios procedían de Malasia y Polinesia que se organizaron en distintas tribus. Los navegantes portugueses fueron los primeros europeos que avistaron la isla, por la que pasaban en la ruta comercial que unía la colonia portuguesa de Malaca con Japón. Éstos dieron a la isla el nombre con el que se la conocería hasta épocas recientes en Occidente, Formosa (hermosa). En español, la isla fue conocida como Isla Hermosa durante los siglos XVI y XVII.
Aunque los portugueses avistaron la isla desde el mar y le dieron el nombre de Formosa a principio del siglo XVI, ningún europeo llegó a pisar la isla hasta julio de 1582 cuando un barco portugués que hacía la ruta entre Macao y Japón naufragó junto a la costa de la isla. Varios jesuitas portugueses y españoles formaban parte de la tripulación, que se refugió en la isla. A uno de estos jesuitas, el portugués Francisco Pirez, corresponde la primera descripción escrita de la isla en un idioma europeo.
Posteriormente la isla fue controlada entre 1624 y 1662 por los holandeses, siendo expulsados por Zheng Chenggong (también conocido como Koxinga), un antiguo pirata a las órdenes de la dinastía Ming. Los colonos chinos desplazaron gradualmente hacia el interior a los aborígenes de la isla. Entre 1680 y 1880 el gobierno Manchú intentó controlar a los habitantes de Taiwán provocando revoluciones periódicas.
En 1895, tras la Primera Guerra chino-japonesa, China fue obligada por el Tratado de Shimonoseki a ceder Taiwán a Japón a perpetuidad.
Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945, Japón aceptó los términos de la Conferencia de Potsdam que hacían referencia a la Conferencia de El Cairo por la cual la isla volvió a estar bajo soberanía china. Las tropas recién llegadas masacraron a unos 30.000 nativos, produciéndose posteriormente una llegada de dos millones de refugiados desde el continente, tras la derrota en la guerra civil.
En el tratado de paz de San Francisco que entró en vigor el 28 de abril de 1952, Japón renunció formalmente a la soberanía sobre la isla y las Islas Pescadores. El tratado no hacía referencia a quién debería entregarse la isla, lo cual ha servido como justificación a los partidarios de la independencia de la isla, en contraposición al la postura del gobierno chino que reclama la soberanía de Taiwán.
A finales de los años 70, debido a una estabilidad política y al apoyo de Estados Unidos, Taiwán experimentó el llamado Milagro Taiwanés, época en la que el crecimiento económico fue impresionante, basándose principalmente en la producción de alta tecnología, que fue incrementándose hasta llegar a ser en 1997, el 70 % de la industria manufacturera.
Actualmente es el mayor proveedor de monitores, scanners, interfaces, módems y placas base del mundo.
En el lado político, el Kuomintang mantuvo una férrea dictadura hasta 1991. Primero dirigida por Chiang Kai-shek, luego por su hijo Chiang Ching-kuo, y después por Lee Teng-hui.
Hasta 1987 se mantuvo el estado de guerra y en los años 90 se asistió a una progresiva democratización de la isla, culminando en las elecciones del año 2000.
Por primera vez el KMT fue derrotado por el Partido Democrático Progresista, proclamándose presidente, Chen Shui-bian, que fue reelegido en 2004. Ambas elecciones estuvieron marcadas por “extrañas circunstancias” que favorecieron la elección del Partido Democrático Progresista, cuando las encuestas apuntaban a una victoria de KMT.
Tras ocho años de legislatura del Partido Democrático Progresista, la economía se ha caracterizado por una clara recesión y las relaciones con China se deterioraron. Hasta el punto en el que China tiene actualmente más de 700 misiles apuntando hacia Taiwán, con un crecimiento en el número de misiles de aproximadamente 120 anuales.
En las elecciones presidenciales de 2008, el candidato del KMT, Ma Ying-jeou, fue electo presidente. Uno de los motivos principales de dicha elección fue el deseo en ese momento por parte de los taiwaneses de que se aliviaran las tensiones entre China y Taiwán y resurgiera la economía.
En mayo de 2008 Taiwán y China reanudaron las conversaciones oficiales, y en junio se abrieron los vuelos directos entre las principales ciudades de los respectivos lados del Estrecho de Taiwán.
Actualmente, la mayoría de los taiwaneses, están en contra de que Taiwán pertenezca a China. El gigante asiático, por su parte ha realizado una política de compra selectiva de terrenos, negocios e industria, que tienen como finaIidad, que la isla dependa económicamente de China

 

UN POCO DE COCINA ESPAÑOLA Y VICEVERSA.
Después de la visita, volvemos a casa y decido hacer la cena en agradecimiento al magnífico día que Mama me ha hecho pasar.
El menú, salmorejo y pollo al chilindrón. Toda la familia queda muy complacida y me instan a que al día siguiente les vuelva a deleitar con otra cena española.
Por la mañana recorro varios mercados en compañía de Mama, para comprar los productos necesarios para hacer la cena, lomo con almejas.
Pasamos el día juntos y nos desternillamos de risa con las mil y una situaciones que nos acontecen. A pesar de que la comunicación es limitada por el idioma, no necesitamos demasiado para reír.
En mi último día en la ciudad, Spencer, decide invitarme a comer en uno de los mejores restaurantes de cocina tradicional Taiwanesa.
El restaurante Shinyeh, es uno de los mejores de la ciudad, y es elegido por los visitantes que van por trabajo, para cerrar o celebrar negocios. Se encuentra en el 34-1 de Shuang Cheng St.

 

47 Comida con Spencer y Mama en Taipei (90)

48 comida en Taipei (92)

Posteriormente, Spencer junto con Mama, decide llevarme a visitar el Grand Hotel. Es el primer hotel de lujo construido en la ciudad.
49 Gran Hotel en Taipei (93)

50 Gran Hotel en Taipei (95)


53 Gran Hotel en Taipei (98)

51 Gran Hotel en Taipei (96)


52 Gran Hotel en Taipei (97)

54 Gran Hotel en Taipei


55 Gran Hotel en Taipei (100)

56 Gran Hotel en Taipei (101)


57Gran Hotel en Taipei (103)

58 Gran Hotel en Taipei (107)

Finalizada la visita, me despedido de Spencer y Mama, y los emplazo para mi regreso a Taipéi, antes de mi vuelo a Seúl.

 

TREN A TOPE
He decidido darle la vuelta al país. Debido a que no tengo demasiado tiempo, haré solo tres ciudades del oeste del país y una del este.
Y lo haré todo en tren, pues este transporte va muy bien en todo el país con multitud de horarios y se le puede dar la vuelta a todo él por tan solo 45 €.
Mi primera parada es Taoyuan, cerca de Taipéi.
Esta ciudad no tiene nada excepcional, sin embargo está cerca de una pequeña localidad, que es muy interesante de visitar, Dasi.
He decidido alojarme en todo el país a través de couchsurfing. No por el ahorro del dinero, que es lo que algunos pueden pensar. Pues lo que ahorro en hotel, siempre decido gastarlo en comida y bebida con mis anfitriones.
Lo hago más bien, porque he quedado gratamente sorprendido, por los taiwaneses, su hospitalidad, carácter abierto y ganas de conocer todo sobre las diferentes culturas.
En Taoyuan, me hospedo en casa de Qlong, en un pequeñísimo apartamento en el centro de Zhongli.
Qlong que trabaja desde la mañana hasta la noche, me indica que no me podrá acompañar, pero me dice como llegar hasta allí.
Con un autobús que no tarda más de 40 minutos y 44 TWD, se puede viajar desde Taoyuan a Dasi.
La pequeña ciudad de Dasi, está flanqueada por un río, que en su día fue lo que la hizo prosperar, hasta la llegada del ferrocarril.
Los tres principales productos de la ciudad, son la madera, el té y las canteras de piedra.
El barrio viejo, está lleno de casas antiguas de estructura japonesa, museos gratuitos y en sus calles, se amontonan los restaurantes callejeros con una gran diversidad de tofu y otros productos que deleitarán al viajero.

59 Desi (1)

60 Desi (3)


61 Desi (4)

63 Desi (6)


62 Desi (5)

64 Desi (7)


65 Desi (9)

66 Desi (10)


67 Desi (12)

Regreso a casa de mi anfitrión y lo espero para cenar. Vamos a lo más típico que visitan los taiwaneses para cenar, el mercado nocturno. Lleno de puestos y variedades, donde es imposible aburrirse.

68 Mercado nocturno en Taoyuan (1)


69 Mercado nocturno en Taoyuan (2)

70 Mercado nocturno en Taoyuan (3)


71 Mercado nocturno en Taoyuan (4)

Por la mañana marcho a Taichung, a un par de horas de Taoyuan. En esta ocasión, me quedo en casa de Sia, Nin y Anita. Tres chicas jovencísimas taiwaneses, que tienen tres perros, Uno, Cota y Nabi. Sia me indica, que la ciudad de Taichung, no tiene en sí nada interesante más allá del mercado nocturno. Por la tarde visito la universidad de Tunghai, donde he quedado con una amiga que estudia allí. Me enseña el campus más grande de todo Taiwán, y su perla, la iglesia Luce Memorial Chapel, diseñada por el famoso arquitecto chino Ieoh Ming Pei.

72 Taichung (1)

PERRITOS CON ARROZ
Por la noche, vamos a cenar en el mercado nocturno, uno de los platos más famosos de todo Taiwán, los perritos calientes taiwaneses. Delante del restaurante donde los venden, hay una cola de más de 30 personas.

 

73 Taichung (3)

74 Taichung (4)

75 Taichung (6)

La verdad es que no son una maravilla. Son muy parecidos a los que nosotros comemos, pero la diferencia, es que en vez de estar metidos en medio del pan, están rodeados de un bollo que en si es otra salchicha mas pero toda de arroz. En los días siguientes, me dedico escribir y a cocinar para mis anfitriones, que quedan muy encantados y no pierden detalle de cómo cocino, para posteriormente repetirlo ellos.

76 Taichung (7)


77 Taichung (9)

Tomo el tren de nuevo para llegar a Tainan, la ciudad más antigua de todo Taiwán. Allí, me alojo en casa de Neil, un cocinero que trabaja en un restaurante italiano. Neil en su casa, ya de inmediato abre una botella de vino blanco y mantenemos conversaciones hasta entrada ya la madrugada. La ciudad de Tainan es una autentica maravilla, por sus templos, calles, casas y museos. PERDERSE POR TAINAN Algo que no debe dejar de hacer el visitante, es perderse en sus calles. De esta manera será sorprendido constantemente, por templos casuales, casas antiguas o calles de artistas.

78 Tainan (1)


80 Tainan (9)

79 Tainan


81 Tainan (10)

82 Tainan (11)


83 Tainan

84 Tainan (46)


85 Tainan (47)

86 Tainan (48)


87 tienda de te enTainan (36)

88 b Tainan (44)

89 Tainan (16)


90 Tainan (18)

91 Factory Rice, la comida mas deliciosa para mi en Taiwan, Tainan (21)

Tainan comenzó su historia moderna con los holandeses, que se establecieron en Fort Zeelandia en 1624. En esa época gran parte de la actual ciudad estaba sumergida y la fortaleza rodeada (y protegida) por un anillo de agua. En 1662, y tras 9 meses de asedio, se rindieron ante la superioridad de las tropas del general de la dinastía Ming Zheng Chenggong, (conocido como Koxinga). Durante el reinado de la familia Zheng la ciudad de Tainan prosperó notablemente y fueron construidos los mejores templos.
En 1664 uno de los últimos descendientes de la dinastía real Ming, el príncipe Ningjing, se trasladó a la isla. Cuando la dinastía Zheng se rindió ante el almirante chino Shi Lang, en 1683, la ciudad pasó a llamarse Taiwán-Fu y se convirtió en capital de la isla.
En 1823 una devastadora tormenta provocó movimientos en el terreno que propiciaron que Anping (la zona sobre la que se encontraba Fort Zeelandia) quedase permanentemente unida a tierra firme. El Tratado de Beijing (1860) permitió a una pequeña comunidad de comerciantes extranjeros comerciar con té y opio. Pero después de la ocupación japonesa de Taiwán en 1895, la venta de opio se convirtió en una franquicia del gobierno y allá por 1911 la mayoría de los mercaderes abandonaron la zona.
Cuando Taiwán se convirtió en provincia (de China) en 1885, la ciudad pasó a conocerse como Tainan-Fu (literalmente ‘Sur de Taiwán’) y perdió su estatus de capital en detrimento de Taipei. Hoy en día es la cuarta ciudad de Taiwán con una población de 770.000 habitantes.
Como lugares a destacar e imprescindibles en la visita a esta maravillosa ciudad, es la zona de Chickan, que cubre la parte norte de la ciudad antigua. Es aquí donde encontramos algunos de los mejores templos de Tainan y la Torre de Chichan.

92 Tainan (38)

93 Tainan (40)


94 Tainan (41)

95 Tainan (42)


96 Tainan (32)

97 Tainan (14)

Este fue el emplazamiento del Fort Provintia, construido por los holandeses en 1653. Aunque hoy en día apenas se conservan dos pabellones de estilo Fujian. El fuerte fue capturado por Koxinga en 1861, antes del asedio al Fort Zeelandia.
Tras la derrota de los holandeses el lugar cayó en el abandono hasta que un templo fue construido sobre sus ruinas en 1875. Los dos pabellones que se conservan son el Sea God Temple (en honor al Dios del Mar y que actualmente alberga una exposición sobre Koxinga y el fuerte holandés) y detrás suyo, el Wenchang Pavilion.

98 Tainan (22)

99 Tainan (23)


100 Tainan (25)

101Tainan (26)


102 Tainan (28)

103 Tainan (30)


104 Tainan (31)

CIUDAD DE TEMPLOS

A diez minutos al norte desde la Chihkan Tower, encontramos el War God Temple. Es uno de los templos más atractivos de la ciudad, dedicado a Guan Di, dios de la guerra. Saliendo del templo del dios de la guerra, a mano derecha cogemos una calle que nos lleva hasta el Templo de Datianhou Temple, que se encuentra donde Ningjing construyó su palacio en 1664. El Templo de Tiantan se encuentra 15 minutos al sur de este último. Literalmente significa “Templo del Cielo”. El templo está dedicado al emperador Jade y actualmente sirve principalmente para acoger festivales en la ciudad. Tampoco nos podemos perder en otra zona de la ciudad el templo de Confucio, que es el más antiguo y venerado de toda la ciudad. Data del año 1666, aunque ha sido reconstruido en numerosas ocasiones.

105 Templo de Confucio en Tainan (60)


106 Templo de Confucio en Tainan (58)

107 Templo de Confucio en Tainan (55)


108 Templo de Confucio en Tainan (56)

En la puerta este del templo, damos a la calle Fujhonh. Por favor no perderse esta calle, llena de artistas y tiendas de una exquisitez no muy común.

109 Tainan (53)


110 Tainan (54)

111 Tainan (52)

Por la noche Neil siempre hace una magnifica cena, regada con buenos caldos y en ocasiones cava.

112 Neil cocinando Tainan (61)

Salgo de Tainan, con la sensación de haberme faltado más tiempo para visitarla. La idea de volver a Taiwán con más tiempo para su visita, empieza a germinar en mí. Llego a Kaohsiung, donde me espera Ethan, con quien he contactado para alojarme en su casa.

Después de dejar mi mochila en ella, decidimos visitar el parque de Caishan, entre el mar y la ciudad. Muy bien señalizado y preparado para su visita, este parque cuenta con multitud de caminos para hacer tracking, además de una diversidad de flora y fauna. Los lares para descanso, tienen agua potable y están muy bien preparados. Incluso tienen agua caliente y té.

113 Parke y vistas de Caishan en Kaohsiung (1)


114 Parke y vistas de Caishan en Kaohsiung (2)

115 Parke y vistas de Caishan en Kaohsiung (3)


116 Parke y vistas de Caishan en Kaohsiung (4)

117 Parke y vistas de Caishan en Kaohsiung (5)

 

DE PROCESION
La ciudad de Kaohsiung, es moderna y tiene poco de antigua, en comparación con Tainan. Esto me hace aprovechar, para estar en compañía de Ethan y sus amigos y de esta manera entender un poco más la manera de vivir de los jóvenes Taiwaneses.

 

118 Kaohsiung (10)

119 Kaohsiung (9)


120 Kaohsiung (106)

Al día siguiente, en la calle encontramos una procesión con numerosas personas, que van en representación de los templos de la ciudad, y visitan pequeños templos expuestos en la calle. Es el cumpleaños de la diosa Matsu, y es visitada por los demás dioses, en compañía de música, danzas, guardaespaldas y cómo no, fuegos artificiales.

121 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (14)


122 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (16)

123 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (21)


125 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (41)

124 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (29)


126 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (46)

128 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (50)


127 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (48)

131 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (62)


132 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (66)

130 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (56)


129 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (55)

133 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (67)


135 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (70)

136 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (72)


134 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (68)

137 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (39)


139 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (78)

140 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (80)


141 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (88)

142 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (99)


138 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (76)

143 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (103)


144 Procesion en honor a la diosa Matsu en Kaohsiung (102)

Taiwán, es un país en el que el budismo prevalece desde las dinastías antiguas y ha ejercido gran influencia junto con el confucionismo en la mentalidad de todos los taiwaneses. Sin embargo, ellos no solamente rezan a un único dios sino que son politeístas.

Hay miles y miles de dioses a los que se reza en los templos o en los altares familiares, y los dioses tienen distintas procedencias. Algunos de ellos existían en los tiempos remotos y fueron santificados por su virtud, o su valentía en la guerra. Pero otros se derivan puramente de la imaginación de los creyentes taiwaneses.

Aunque esos dioses son incontables, son pocos los que gozan de gran popularidad y reciben ofrendas en los templos principales o menores. Entre ellos, está en primer lugar a la diosa Matsu, numerosas apariciones para el rescate de los desvalidos la transformaron en la diosa protectora de los primeros pobladores de la isla de Taiwan.

Debido a sus gracias, la gente nunca es avara en la donación para la construcción de templos para agradecerle su protección. De esta manera, se pueden encontrar numerosos locales religiosos en todas partes de la isla, a los que concurren los creyentes, día y noche, para pedirle su amparo o tener mejor fortuna.

PROTECTORA DE BARCOS Y NAVEGANTES

En tiempos remotos, la carencia de tecnología en la construcción de barcos hizo peligrar la pesca en los revueltos mares cercanos a Taiwán y lo único que los pescadores pudieron hacer fue pedir a Matsu más seguridad en su labor. Matsu, llego a Taiwán, debido a las flotas chinas, que frecuentaron las costas de Taiwán. A pesar de que la creencia en Matsu nació en las clases populares, su difusión tuvo mucho que ver con la política marítima de las dinastías posteriores.

La primera condecoración de Matsu por un emperador chino, se originó en la dinastía Sung del Norte, pero llegó a popularizarse en la Dinastía .Sung del Sur, ya que ésta estaba expandiendo su territorio hacia el sur del continente, donde era abundante el cultivo del arroz y la pesca de mariscos, así que muchos templos fueron construidos en las aldeas costeras para garantizar la segundad de los transportes de alimentos.

En la Dinastía Yen, fundada por los mongoles, los transportes marítimos eran importantes, ya que tuvo su sede en Yenkín (Pekín) y necesitaba los alimentos del sur. Para no fallar en los transportes de arroz, las ceremonias dedicadas a Matsu antes de la partida de las flotas eran solemnes y grandiosas. Los transportes marítimos en la Dinastia Ming llegaron a su apogeo histórico.

Se intercambiaron representantes con los países Asiáticos y los trueques de mercancías prosperaron mediante las rutas marítimas. Sin embargo, los piratas aparecían muy a menudo en esos mares, y amenazaban la seguridad de la navegación sin que el gobierno chino pudiera poner freno suficiente a tales saqueos y crueldades. De esa forma, Matsu se volvió en la única protectora de los navegantes.

Las revueltas de los “Boxers” y la política estimulante de emigración provocaron que muchos chinos cruzaran el Estrecho de Taiwan. A medida que aumentaban los emigrantes a Taiwan, Matsu se convirtió en el centro de la vida religiosa de los habitantes, y su influencia alcanzó no solamente a los pescadores sino también a todos los isleños.

Hoy en día, muchos festivales en homenaje a Matsu se están celebrando repetidamente en todo el país. Es una verdadera suerte para la cámara y los sentidos el poder presenciar uno. Marcho de Kaohsiung hacia Hualien, en centro este de Taiwán, y donde lo más famoso de esta localidad, es la belleza de sus alrededores y el Parque Nacional de Taroko, el mejor del país. En la estación me espera Shuer, amiga de Emily, mi anfitriona en Taipéi. Shuer es profesora de inglés en la universidad de Hualien, y me ha encontrado alojamiento en la casa de la familia Chang.

 

EN EL PARQUE NACIONAL

Ningún miembro de la familia habla inglés, y mi chino es casi inexistente a estas alturas. Eso como ya sabe el lector no es ninguna barrera para mi comunicación, pues siempre acabo encontrando la forma de entenderme con los demás. Siempre he dicho, que lo más importante en la comunicación, son las ganas de entenderse. Mr. y Miss Chang, trabajan en el parque Nacional de Taroko, por lo que he tenido nuevamente mucha suerte.

Mi visita en este país ha estado llena de ello. Por la mañana temprano, la señora Chang, me prepara un gran desayuno, y marchamos todos a Taroko.

145 Parque Nacional de Taroko (12)

Taroko, está situado en la parte oriental del país, y abarca parte montañosa y de mar. En el este se encuentra el Pacífico, y al oeste están las crestas de montañas. Los paisajes y topografía de los valles alpinos de este parque lo hacen mundialmente famoso. Siendo uno de los ocho grandes paisajes de Taiwán, se considera una de las atracciones entre las maravillas del mundo; también es único y digno de visitar su valle de mármol.
En las dos primeras horas, voy acompañado de Mr. Chang, pero ante sus deberes, me indica los lugares de interés y lo recorro solo y a pie.
Se puede hacer perfectamente a pie, pues lo más interesante de este parque no va más allá de unos 25 kilómetros.
Además, es gratis y todo está perfectamente bien cuidado y limpio.
Recomiendo, visitar el centro de información, donde el amable personal, informará al visitante de todo de una manera muy cordial y detallada.

146 Parque Nacional de Taroko (13)

149 Parque Nacional de Taroko (23)


150 Parque Nacional de Taroko (29)

147 Parque Nacional de Taroko (17)

148 Parque Nacional de Taroko (18)

152 Parque Nacional de Taroko (42)


151 Parque Nacional de Taroko (30)

153 Parque Nacional de Taroko (43)


154 Parque Nacional de Taroko (53)

156 Parque Nacional de Taroko (61)


157 Parque Nacional de Taroko (64)

158 Parque Nacional de Taroko (58)


155 Parque Nacional de Taroko (57)

159 Parque Nacional de Taroko (66)


160 Parque Nacional de Taroko (71)

161 Parque Nacional de Taroko (73)

Las estampas de Taroko, son muy bellas en todas las estaciones del año, me comenta la señora Chang, cuando ambos me recogen en la carretera y me llevan hasta los límites del parque con el Océano Pacífico.

162 Parque Nacional de Taroko (79)

163 Parque Nacional de Taroko (85)


164 Parque Nacional de Taroko (87)

165 Parque Nacional de Taroko (88)


166 Parque Nacional de Taroko (89)

167 Parque Nacional de Taroko (9)


168 Parque Nacional de Taroko (90)

POR LA COSTA SUR

Por la mañana, Mr. Chang, que nunca se toma días libres, ha decidido coger uno, para llevarnos a Shuer y a mí, por la costa sur de Hualien. Visitamos en primer lugar un templo Zen, donde las monjas se encuentran cantando. La paz que se respira en estos templos es total.

169 Costa Sur de Hualien (2)


170 Costa Sur de Hualien (3)

171 Costa Sur de Hualien (5)

Luego, marchamos a Huting, un complejo de artistas y artesanos, a pie de una magnifica playa.

172 Costa Sur de Hualien (7)

173 Costa Sur de Hualien (8)


174 Costa Sur de Hualien (11)

175 Costa Sur de Hualien (13)

Posteriormente Mr. Chang, nos lleva a un barranco, donde antiguamente los chicos aborígenes, al cumplir los 18 años, para demostrar su valía, saltaban con una pértiga de bambú de un lado al otro.

Este barranco, tiene más de 50 metros de alto y unos 35 metros de ancho, toda una proeza.

 

176 Costa Sur de Hualien (17)

177 Costa Sur de Hualien (19)

Después marchamos a comer arroz en bambú y Factory Rice, my plato favorito de Taiwán, en un mirador con unas vistas espectaculares.

178 Costa Sur de Hualien (23)

179 Costa Sur de Hualien (24)

En la sobremesa, Shuer me introduce en la música aborigen taiwanesa. Quedo muy sorprendido sobre los ritmos y canciones tradicionales de este país.

Emplazo al lector que al menos escuche estos dos enlaces y después decida, no perderá más de diez minutos de su tiempo y es posible que gane mucho.

https://www.youtube.com/watch?v=nTvdhACl0gg y https://www.youtube.com/watch?v=XaZNIXLGnOk.

A la vuelta, paramos en un lugar que conoce Mr. Chang, para comer erizos frescos de mar.

180 Costa Sur de Hualien (25)

181 Costa Sur de Hualien (34)


182 Costa Sur de Hualien (32)

Toda la amabilidad por parte de esta familia y Shuer, la pago haciendo una cena española para todos. A mi regreso a Taipéi, me alojo de nuevo con Emily y Mama. Es solo una noche, pero nos ponemos al día de todo lo que ha pasado en mi viaje por este país. Al día siguiente, antes de tomar mi avión, visito con Emily y Mama el museo nacional de Taiwán.

183 Museo nacional de Taiwan en Taipei


184 Museo nacional de Taiwan (3)

185 Museo nacional de Taiwan (4)

Posteriormente, almorzamos en las cercanías a la capital en uno de los lugares donde los urbanitas, en sus días libres escapan del bullicio de la ciudad y se relajan comiendo en magníficos jardines.

 

186 Comida y paseo entre flores en Taipei (1)

187 Comida y paseo entre flores en Taipei (2)


188 Comida y paseo entre flores en Taipei (4)

189 Comida y paseo entre flores en Taipei (5)

En unas horas, marcho de este maravilloso país, que me ha dejado gratamente impresionado.

LO QUE NO ES TAIWÁN
Taiwán, no es compra de tecnología. Taiwán, es cultura que se respira en la calle. Una magnifica gastronomía. Es modernidad y herencia histórica mezclado a la perfección. Es naturaleza extremadamente bien cuidada y conservada. Todo esto, no dejaran impasible la persona que tenga la gran suerte de visitar este país.
Pero sin titubeo alguno, Taiwán es lo que hace a la mayoría de los países, su gente.
Los Taiwaneses, son cultos, amables, pacientes, respetuosos y sonrientes. Siempre se interesan por todo lo desconocido y por encima de todo aman la gastronomía. El lector tendrá la mejor de las suertes, si algún día decide venir a este maravilloso país. Es posible que solo entonces entienda lo que ahora estoy escribiendo.
Para mí, debido a las experiencias que he tenido en este país y lo que me ha sorprendido su cultura, paisajes, naturaleza, civismo, gastronomía e historia. Taiwán se merece un 10 con toda justicia.
Al igual que el día en que llegué, Emily me deja en el aeropuerto y me fundo en un fuerte abrazo con ella y con Mama. No puedo evitar, que las lágrimas afloren en mis ojos.
Gracias por todo Taiwán, la mejor sorpresa que hasta el momento me he llevado de un país, del que en un primer momento, no esperaba nada.

7 thoughts on “Taiwan

  1. Me ha gustado la crónica sobre Taiwan, muy descriptiva y útil para el viajero que busca información sobre un pais desconocido. Pero me gustan más sus fotos que son preciosas. Me quejaba nada más verlas y sin explorar que ya no seleccionabas las mejores, pero curioseando en flicrk he visto que están todas, lo que seguramente ocurre es que no tienes tiempo para seleccionar las mejores. Además esta vez, has hecho trampa porque si no miramos en flicrk no vemos gente ya conocida., je, je, je…has jugado a buscar a Wally en el mejor sentido de la palabra… ¡Pepi que se te ha pasado el detalle y no me has dicho nada!. Todos muy guap@s en las fotos.
    La foto de los perritos en su carrito me encanta y se la he enseñado a mi Luisa para que tome el ejemplo y suba a su Lucki, cuando éste se canse de andar.
    Respecto los enlaces que pones para ver muy chulos y la música que contiene muy bonita.
    Y por último, si algún día podemos visitaremos Taiwan y seguiremos tus consejos. Bueno Antonio, perdona que haya leído esta crónica la última, no me di cuenta de la fecha, pero ya estoy puesta al día.
    Un abrazo y hasta la próxima, cuento a la familia. Y no pongas trampas…ehhhh…

  2. IMPRESIONANTE.Qué sorpresa con Taiwan.Me quedé hasta preocupada cuando me dijiste que te había encantado.Es curioso como tenemos ideas preconcebidas de los paises y qué alejadas pueden llegar a estar de la realidad.Se te nota encantado y eso me gusta. yY ya me contarás más de esa nueva modalidad del coachsurfing o como se llame y que es tan interesante pq creo que te da otra visión más real de los paises.Bueno te dejo.Muchas gracias por todo lo que nos enseñas.Un besazo.

  3. Por algo la llamaron en un principio Isla Hermosa, a parte de por sus paisajes parece que esta isla es hermosa por sus gentes entre otras cosas. Cuando lees algo así te cambia el concepto de “Made in Taiwan”.
    Me ha gustado mucho la crónica, también la música, aunque me ha resultado algo familiar.
    Queda apuntado Taiwan para cuando me toque la primitiva (ojalá).
    Gracias por compartirlo.
    Besos.

  4. Hola Antonio .
    De nuevo estoy leyendo tu blog ,no esperaba que Taiwan fuera así. Yo me lo esperaba como dice Campanilla ( made in Taiwan) ..Si, a ti te ha soprendido. Yo igualmente me lo esperaba así. Que bonito es con tantos templos .¡¡ y lo cordiales que son¡¡ ..Un saludo desde la victoria ..

  5. Hola Antonio!!

    Qué sorpresa con este país, es verdad!!!
    Todo el mundo ha oído el típico “Made in Taiwan “,pero se ve que hay mucho más que la electrónica afortunadamente.

    Aparte de los sitios que nos relatas parece que la gente es encantadora, todos tan amables e intentando hacerte sentir bien en todo momento. Qué majos!!

    Como siempre me ha gustado mucho tu crónica y aquí sigo al pie del cañón 🙂

    Un saludo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *