India (II)

Karnataka, Kerala, Tamil Nadu y cuatro cosas de Sri Lanka

Al alba, cuando todos aún duermen en Golden Garden guest house, nosotros ya nos encontramos atando nuestras pocas pertenencias a las motos y repartiendo la carga.

Con los primeros rayos de luz, abandonamos Hampi, no sin antes echar un vistazo atrás, e imaginarme al otro lado del rio, a Devi, levantando a sus hijas, para ir a la escuela.

En los 350 km, que separan Hampi de Gokarna, a cada parada, los tres arrancamos la conversación, comentando la sonrisa que tiene Devi y un gesto que tiende a hacer con la cabeza, con el que habla aquello que el idioma no le permite.

Al atardecer, ya tenemos hotel en Gokarna. El más barato de todos y en unas condiciones aceptables.
Recomiendo al viajero, que en vez de irse a las dos playas que están situadas a la izquierda del pueblo, Oms y … Siento no acordarme.

Pues a pesar de que estas son más bonitas, están plagadas de hotelitos y no es más que Copilandia.

LA FÓRMULA DEL ALOJAMIENTO

Alojarse barato y en un lugar tranquilo, siempre es fácil. Solo hay que ir al lado contrario de donde van todos.
De esta manera el lugar indicadoen Gokarna, es la inmensa playa que se encuentra a la derecha del pueblo. Pues aunque no está ausente de hoteles, hay menos y son mucho más baratos.

Nosotros, en uno de ellos encontramos alojamiento por 300 rp. (2,75 €), la habitación para tres, con baño dentro.
Lo mejor, es que el lugar, además de tranquilo, es barato y tienes a todo el personal a tu disposición casi las 24 h.

Gokarna es un lugar de peregrinación, interesante, pero que no consiguió, que el dedo de mi mano apretara el botón de la cámara fotográfica.

Está lleno de personas (más extranjeros que locales), que van a meditar, a hacer cursos de yoga, limpiezas curativas etc. Los locales, van por ser un lugar de peregrinación importante para los hindús.

Como factor en común entre estos “iluminatis” (foráneos que buscan en su interior), está, el que todos llevan alguna prenda naranja, se dejan crecer la barba y el pelo (ambos sexos). Hablan de manera relajada y siempre con una media sonrisa sospechosa. A veces cuando dicen algo durante un largo tiempo suelen entrecruzar los dedos de las manos, y en ocasiones también tienen en común que tocan instrumentos de la misma manera en la que hablan.

Suelen perder la calma, cuando no encuentran el sosiego y la paz extrema y plena que esperan.

DAÑOS A TERCEROS

Después de disfrutar de la sintética calma de Gokarna, ponemos rumbo al sur, con pretensión de llegar al norte del estado de Kerala.

En el camino, cuando adelanto a una moto en un puente, esta al no verme, ya que los indios jamás utilizan los espejos retrovisores, me toca y se va al suelo.

Regreso, y nos encontramos en cinco minutos, rodeados por indios, que intentan sacarme las llaves de mi moto, para que no me marche, pues al ver que soy turista, esperan que gratifique de alguna manera a los accidentados, que ya están en pié.

Para no comenzar una disputa, prefiero esperar a la policía, para que aclare el asunto.
Cuando llega, me indica que en un accidente en India, cuando no está clara la culpa, los daños tienen que ir a medias.

A mi negativa, pues yo no he tenido nada que ver en el accidente, es más, a punto he estado yo de tener uno por la temeridad del accidentado, el policía me dice que debemos de ir a comisaría, para hacer el atestado y demás trámites. Viendo que me puedo tirar todo el día con esto, decido pagarle a los accidentados el hospital.

La cuenta asciende a 3,70 €, pero al ver que hemos accedido a pagar el hospital, coaccionan al policía, para que este me haga también pagar la reparación de la moto.

En todo momento y gracias a Ho Chi Ming, Salvataja ha permanecido callado, lo que agradezco, pues ya me he visto en alguna situación parecida.

Le digo directamente al policía que me detenga, porque no pienso pagar ni una sola rupia, por algo de lo que no he tenido la culpa.

Viendo el policía, que de mí no va a sacar nada, nos deja marchar ante la consternación de los demás.

ALOJAMIENTO PRIVADO

Llegamos al norte de Kerala, y pasamos la noche en un hotel de los que denominamos pulgoso (solo recomendado para pasar una noche y con la alarma de roedores e insectos puesta). Al día siguiente, tenemos en mente hacer 40 km. para llegar a Kannur.

Después de intentar encontrar hotel tranquilo en la ciudad, nos separamos de la urbe, y comenzamos a tomar un laberinto de caminos que salen de un pueblo pesquero.

Llegamos a final de camino y por casualidad, vemos una playa y una casa a la que no se puede acceder con vehículo.
Tiene la pinta de un pequeño hotel y decidimos preguntar.

Al tomar un sendero de palmeras y canales, donde las aves invaden el silencio con el canto, tanto Salavataja como yo, nos percatamos que es un lugar fantástico.

Hay varios hoteles, que se cuentan con los dedos de las manos y al preguntar, los precios son muy altos en comparación a nuestro presupuesto.

En uno de ellos, el chico que lo regenta, nos indica que en la casa de al lado vive su hermano y que nos puede alquilar una habitación de su casa.

Al final, pagamos 1300 rp. (16,25 €), por la habitación para los tres, tés, cafés, baño dentro y un maravilloso entorno.

01 Totaima (Kerala) (66)

02 Totaima (Kerala) (69)

03 Totaima (Kerala) (65)

04 Totaima (Kerala) (68)

Pasamos la tarde en la playa, y a la noche, vamos al pueblo a cenar.

Nos percatamos que es un lugar virgen de turismo, pues los pocos forasteros que hay, se encuentran en los hoteles cercanos al nuestro y nunca salen de allí.

Todos en el pueblo se paran a hablar con nosotros y cuando tomamos camino a la playa, entablamos conversación e intercambio de bebida con los pescadores locales, que finaliza tarde y con la promesa de volver al día siguiente para comer todos juntos.

CEREMONIA MUY TEMPRANA Y EN ASCUAS

Al llegar a la casa donde nos alojamos, el dueño nos pregunta si por la mañana, a las 4 de la mañana, queremos ir a una ceremonia que se celebra en los templos, debido a que este mes hay una festividad.

Aunque ya he estado en ceremonias hinduistas en Bali, no quiero perder la ocasión de ver las de aquí. Mis compañeros tampoco, aunque solo nos queden tres horas de sueño.

A las cuatro y media, estamos siguiendo un Ritzo, por caminos que ascienden y descienden por la selva, que en esos momentos duerme.

Llegamos a un templo, donde están preparando un fuego enorme.

05 Totaima (Kerala) (3)

06 Totaima (Kerala) (4)

07 Totaima (Kerala) (5)

La ceremonia que se realizara, será una donde las personas entran en trance y pisan ascuas como prueba de ello.
Al quedar aun bastante tiempo, para que haya ascuas, deciden movernos de lugar a nosotros y a cinco turistas más que han ido con los ritzos, para llevarnos a otro templo donde la ceremonia está a punto de comenzar.

Llegamos al lugar donde ya hay varias decenas de personas, situadas alrededor de un pequeño templo y con una explanada llena de un montón de cenizas.

Hay una persona, con la cara y el cuerpo pintados de una manera tribal y vestida al igual que un dios mitológico Indio.

Esta persona comienza a bendecir a todos los presentes y luego es conducido hasta otra persona, que al ser tocada porque va pintado entra en trance.

Se agarran de las manos y comienzan a darle patadas al montón de ascuas que hacen que los espectadores cercanos se quemen, al igual que un servidor, ya que se debe de entrar descalzo.

08 Totaima (Kerala) (9)

09 Totaima (Kerala) (14)

10 Totaima (Kerala) (12)

11 Totaima (Kerala) (21)

12 Totaima (Kerala) (27)

13 Totaima (Kerala) (22)

14 Totaima (Kerala) (8)

15 Totaima (Kerala) (16)

Después de un tiempo y cuando ya ha amanecido, decido retirarme de la ceremonia, y uno de los conductores del Ritzo, me explica, que por la noche han hecho una función de teatro (como la que expliqué en la ceremonia de luna llena de Bali). Y que ahora en la segunda parte de la ceremonia es cuando las personas entran en trance cuando son tocados por el que va pintado que representa a un Dios.

DE TERTULIA CON COÑAC

Marchamos a las 8 de la mañana para descansar, pues por el medio día debemos de ir a ver a los pescadores de la noche anterior.

Cuando llegamos de nuevo a la playa del pueblo, donde viven los pescadores, somos recibidos por al menos la mitad de los hombres del barrio.

Todos quieren hablar con nosotros aunque no sepan inglés. También, nos invitan a beber (coñac con agua), y pasamos un día entre buenas comidas hechas por las mujeres y una compañía inmejorable, la de gente sencilla que es la primera vez que un turista se interesa por su vida.

16 Totaima (Kerala) (28)

17 Totaima (Kerala) (30)

18 Totaima (Kerala) (37)

19 Totaima (Kerala) (32)

20 Totaima (Kerala) (34)

20 Totaima (Kerala) (41)

21 Totaima (Kerala) (35)

22 Totaima (Kerala) (38)

23 Totaima (Kerala) (40)

El coñac, poco a poco va haciendo que el estado de los pescadores vaya apagándose y nosotros decidimos marchar antes de que nos pase lo mismo.

Nos quedamos un par de días más en el lugar, para disfrutar de algo, que será inevitable que, con el tiempo, se convierta en Copilandia.

Visitamos una fábrica de Virits, unos cigarrillos hechos a mano y con tabaco y liado en una hoja de árbol llamado en India Charbal.

24 Totaima (Kerala) (59)

25 Totaima (Kerala) (60)

26 Totaima (Kerala) (49)

27 Totaima (Kerala) (62)

28 Totaima (Kerala) (54)

29 Totaima (Kerala) (47)

30 Totaima (Kerala) (61)

31 Totaima (Kerala) (63)

32 Cherai (3)

32 Totaima (Kerala) (64)

Eladio, por supuesto que me he acordado de ti.

SIN UNA MOTO Y SIN PELIGRO

El día que decidimos marchar a Cherai, aconsejados por el dueño del hotel y que dista 280 km. Nada más levantarnos, Salvataja, decide abandonar la moto, pues cree que su etapa en moto debe de terminar.

Los pequeños episodios de pánico que ha seguido teniendo después de su primera cata de asfalto, no han remitido, ni siquiera con la ayuda de tomas diarias de cerveza.

Considera que viajar en moto por India y además con lluvia es demasiado.

Quedamos en Cherai, y el Ordenanza y yo ponemos rumbo de nuevo al sur.

Al ser un viaje de dos, se hace mucho más rápido y llevadero, aliviados en el peso de la conciencia, por ser en parte responsable de la persona que viaja con uno.

Por el medio día llegamos a Cherai y nada más hacer el camino que va a la playa, nos damos cuenta el porqué de la recomendación de nuestro anterior casero.

Cherai, se encuentra entre canales llenos de pescadores y el mar.

Los caminos que van desde la carretera que pasa por los pueblos cercanos a Cherai, hasta la costa, son algo que el viajero no debería de perderse de India. Solo aquel que llegue a Cherai, podrá comprender lo que le digo.

La estampas que el visitante podrá retener en su memoria y en su cámara del lugar son algo cautivador.

33 Cherai (8)

34 Cherai (4)

35 Cherai (5)

36 Cherai (7)

37 Cherai (10)

38 Cherai (13)

39 Cherai (14)

40 Cherai (16)

41 Cherai (20)

42 Cherai (19)

43 Cherai (22)

44 Cherai (24)

45 Cherai (26)

46 Cherai (27)

Nos alojamos en un hotel cercano a la playa, nuevo y donde el dueño, nos permite que nosotros pongamos el precio a la habitación. Después de ver los alojamientos, decidimos que 1000 rp. (12,5 €), es un precio justo, el dueño también.

Con el tiempo casi apremiando, decidimos que no podemos estar más de dos días, por lo que tan solo podemos recorrer el lugar en uno solo.

Marchamos de nuevo, y Salvataja, decide hacer en barca los Backwaters, que son los canales que se encuentran en el sur de Kerala y entrelazan ríos con el mar.

Al no admitir motos en los barcos, nosotros decidimos continuar al sur hacia Varkala.

UNA PAELLA SIN PRECIO

Varkala es un lugar precioso, lleno de acantilados y playas. Varkala Cliff, es el lugar más turístico, lleno de hoteles, restaurantes, tiendas y turistas.

47 Varkala Cliff (2)

48 Varkala Cliff (1)

Un poco más al sur, se sitúa el otro lado de Varkala, con muy pocos hoteles, playas desiertas y las mejores vistas del lugar.

Por casualidad llegamos a este último.

Al primer lugar donde llegamos, es en el lugar donde decidimos quedarnos, por tres motivos.

El primero son las vistas (me atrevería a decir que las mejores de todo el lugar). El segundo es por Corinne, la que regenta el resort Blooming Bay, pues habla español y no deja que me marche hasta que el precio se adapta a nuestras necesidades (he prometido no decirlo). El tercero, es que pone a mi disposición todo lo necesario, para cocinar una paella (Uno de los motivos por el que esta francesa me rebajo el precio de la habitación).

El Blooming Bay, está situado en Aliyirakkam, Chilakkoor PO. Varkala. www.cosha.fr. Los precios van desde 25 € la habitación más modesta en temporada baja a 65 €, la más cara en temporada alta.

48 Varkala Cliff (1)

50 Varkala Sur, en el hotel (3)

51 Varkala Sur, en el hotel (6)

52 Varkala Sur, en el hotel (8)

53 Varkala Sur, en el hotel (11)

54 Varkala Sur, en el hotel (15)

Salimos del lugar con las vistas más espectaculares en el que me he alojado en todo mi viaje desde que comencé, y ponemos rumbo a Kanyakumari.

Salvataja, no tiene más remedio que hacer un día más en moto, pues el transporte público hasta el cabo de Comorin, es complicado.

Kanyakumari, era anteriormente el Cabo Comorín y se encuentra en el estado Tamil Nadu de la India.

Es la última parada del sur de la India y es una punta en el mapa. El nombre de este lugar se ha derivado de la famosa diosa Kumari Amman.

EN EL OJO DE LA DERIVA DE LOS CONTINENTES

Kanyakumari, tiene como atractivo, la visita al Templo Bhagvathy, Mahatma Gandhi Memorial, en este lugar se guardaban las cenizas de Mahatma Gandhi. La estatua Thiruvalluvar, de 40 metros y medio de altura, construida sobre la base de piedra tallada de aspecto natural, pero que a día de hoy no se puede visitar. Vivekananda Rock Memorial, donde en 1892 Swami Vivekananda meditó aquí por largo tiempo. Kanyakumari que es también el punto de encuentro del Océano Índico, el Mar Arábigo y la Bahía de Bengala.

En este lugar, se encuentran rocas que solo hay en el sur de África y en la Antártida, prueba de cuando los continentes estaban unidos.

Los visitantes suelen ir a ver la salida y puesta del sol, por lo que es difícil el poderlo ver de una manera relajada.

Si bien tiene el atractivo que en el lugar confluyen la Bahía de Bengala, el océano Indico y el Mar Arábigo.

54 Varkala Sur, en el hotel (15)

56 Kanyakumari (5)

57 Kanyakumari (9)

58 Kanyakumari (10)

59 Kanyakumari (12)

60 Kanyakumari (14)

61 Kanyakumari (15)

62 Kanyakumari (13)

63 Kanyakumari (17)

64 Kanyakumari (16)

Después de dos días, tiempo sobrado para la visita al lugar, nos dirigimos a Madurai, a 240 kilómetros al norte, por una autovía, algo que agradecemos, pues el trayecto es más rápido y seguro.

Madurai es una de las ciudades más antiguas de India, que comenzó sobre el siglo III antes de Cristo.
Está conformada alrededor del templo Meeknashi, y las calles que lo rodean son de formas rectangulares y concéntricas, emulando la estructura del cosmos.

El templo Meenakshi Amman es un histórico templo hindú situado en la orilla sur del río Vaigai que recorre la ciudad.

Está dedicado a Parvati que se conoce como Meenakshi y su consorte Shiva, llamado aquí como Sundareswarar.

14 TORRES CON 33.000 ESCULTURAS

El complejo alberga 14 torres, llamadas gopurams, que van desde 45-50m de altura, la más alta es la torre sur, 51,9 metros de altura, y dos esculpidas de oro, son el santuario más sagrado de las principales deidades. El templo es un símbolo importante para el pueblo tamil, y ha sido mencionado desde la antigüedad en la literatura Tamil, aunque la estructura actual se construyó durante 1623-1655. Se estima que hay unas 33.000 esculturas en el templo. Este templo estaba en la lista de los 30 candidatos de las “Nuevas Siete Maravillas del Mundo”.

No se pueden hacer fotos en el interior y está prohibida la entrada de cámaras fotográficas pues hay registros exhaustivos en la entrada. También hay zonas en el interior donde las personas foráneas no pueden acceder.
Como contrapunto diré, que haciéndose el despistado como un servidor, se puede escaquear el pago de la entrada, pero no de introducir una cámara.

Alrededor del templo hay numerosos comercios y desde sus terrazas, se pueden hacer alguna foto del templo y comprobar la magnificencia de este.

Aconsejo al visitante que las mejores vistas del templo desde fuera se pueden ver visitando la tienda Cottage Arts Emporium, en el 44 de North Chitrai street. Además de la amabilidad de las personas que regentan el negocio, es sin duda un buen lugar para comprar recuerdos. Aunque he de decir, que en las afueras del templo, cerca de la puerta este, donde se encuentra el Putu Mandra, una consecución del mismo templo, donde los sastres callejeros trabajan con gran destreza en todo lo que el visitante imagine en relación a las telas.

Sin duda alguna, la visita a este templo es indispensable si se visita India.

65 Madurai (1)

66 Madurai (12)

67 Madurai (13)

68 Madurai (14)

69 Madurai (19)

70 Madurai (2)

71 Madurai (20)

72 Madurai (23)

73 Madurai (24)

74 Madurai (26)

75 Madurai (27)

76 Madurai (30)

77 Madurai (32)

78 Madurai (34)

79 Madurai (5)

80 Madurai (4)

81 Madurai (11)

SRI LANKA, BELLA PERO CORRUPTA

Nosotros decidimos quedarnos en el hotel Shree Kanna, en el 7 de West Marret street. Habitación doble por 800 rp (9,5 €), con baño dentro, pero sin wiffi ni desayuno. Sin embargo este hotel es perfecto si se viaja en moto, pues tiene parking incluido en el precio y donde dejamos a Andara y Nenuco, pues debo de salir de india para Sri Lanka a realizar un nuevo visado para volver a India.

Sobre Sri Lanka dejo tres datos de momento.

El primero es la gran diferencia de este país con su vecino India, pues las gentes, la limpieza, el orden en las calles y sus paisajes, hacen que me decida a volver más adelante y visitarlo por un mínimo de dos meses. Sri Lanka no se merece menos de un mes de visita.

El segundo es prevenir al viajero que pretenda sacar su visado para India desde Colombo, la capital de Sri Lanka.
La corrupción que hay en esta oficina es una barbaridad, obligando al turista a ir a los lugares que tienen concertados justo al lado de la oficina y que estos a su vez pagan a los funcionarios corruptos. Siempre hay una pega, para no admitir el formulario oficial que te puedes bajar de internet o las fotos. De esta manera se debe de pagar un total de 4 € por ambas. Además si se deja un billete dentro del pasaporte, te dan un visado de 6 meses y no el de tres que es el que dan a los que como yo no quieren pasar por el aro.

La tercera y muy importante es que dejo la dirección de sin duda el mejor hotel calidad precio de Colombo y de Mirissa, el lugar del sur más turístico.

El Colombo Beach hotel, situado en Seram Road nº 30, es sin duda el mejor hotel que tiene la ciudad. Aunque está situado en Mount Lavinia, ciudad cercana a Colombo, solo 15 minutos en Tuc Tuc o media hora en bus. La calidad de sus empleados, limpieza e instalaciones, hace que sea la mejor opción si se pretende visitar la capital.

Mirissa no deja de ser un copilandia, parecida a otros lugares de playa visitados con anterioridad. Tiene unas hermosas playas, pero llenas de chiringuitos y locales donde ofertan llevar al visitante a ver delfines y tortugas.

EL MEJOR LUGAR

Sin embargo, diré que alquilando una moto (dejo también un contacto de las motos más baratas (4,5 €, día) Sanka tlf. 0772936453), se puede huir de este lugar y en tan solo media hora hay pueblos donde al foráneo lo recibirán con los brazos abiertos y el turismo apenas existe.

El mejor lugar para quedarse en Mirissa es Bandhusema House and apartament, email dsenaratnal@yahoo.com. Situado a tan solo 100 m. de la playa, es un lugar tranquilo y relajado. Regentado por un matrimonio de profesores de gran amabilidad, harán sin duda de la estancia en este lugar un oasis entre tanta oferta de alojamiento. Habitaciones impolutas, wiffi y baño dentro por tan solo 1000 rpsr (5,6 € por persona).

EXCUSATIO NON PETITA… Y DE NUEVO EL AMOR

Nota- Siento la tardanza en publicar esta crónica que tengo escrita desde hace más de cuatro meses. Pero a veces pasa esto, uno no sabe cómo dar salida a todo lo que vive y siente a través de las palabras.

Esta crónica, parece más una guía de viajes que las experiencias que tengo, es por ello, que la siguiente crónica, será mucho más rica en fotografías que en palabras. Lo siento por el administrador, pero ya está bien que trabaje un poco.

Me acojo al refrán ”más vale una imagen que mil palabras”, hasta nueva orden.

El domingo, 2 de Marzo de este año, me enamore en Sri Lanka, no de un país, sino de una persona. La primera vez desde que emprendí el camino.

Saludos a todos los taravitazos de buena voluntad.

3 thoughts on “India (II)

  1. Te has adelantado al final de la crónica a uno de mis comentarios, je je… creo que la India te ha desilusionado, con tanto turista por todos lados…de ahí que ya te anticipes y nos digas que vas a poner más fotos que letras… Seguro que tu prima Pepi, seguramente se disguste cuando lo lea…ella es turista y ahora con las clases de yoga buscando la paz interior de la que hablas…ji, ji… Llevas razón al decir que parece más una guía de viaje, pero puntualizo algo al respecto se trata de una guía sin esencia o alma como nos tienes acostumbrados…pienso que disfrutas poco escribiendo incluso lo que describes…¡ pero que vamos a hacer !…Debes seguir escribiendo pero mas asiduamente, que me has hecho volver a la crónica anterior…para no perder el hilo de quien hablas.
    Las fotos siguen siendo estupendas y preciosas, los rostros y las águilas creo que son las que más me gustan. Hay algunas con las que he disfrutado verdaderamente.
    Viendo las fotos de las empresas y los trabajadoras…entiendo porqué multinacionales como las de las tabacaleras, telefónica, empresas como el corte inglés, Zara…etc se vayan a estos países…pagan “na y menos a los trabajadores”, los sindicatos no existen, las condiciones del trabajo pésimas (no existe riesgo laboral por ejemplo), etc. Y por nada se quejan.
    Te pido tranquilidad y que no actúes precipitadamente, te pongo el ejemplo del accidente en el que te ves involucrado, no aceptes la culpa tan a la ligera y menos si no la tienes… reconoce que tienes la suerte de poder seguir viajando…
    Por último respecto a lo que dices de SRI LANKA, BELLA PERO CORRUPTA…solo decir que todos lados se cuecen habas… ¿ ya ves como estamos en España?, pero está bien que nos avises….
    Ahhh… ¡ el Antonio enamorado !…¡no me lo puedo creer!…te pido más rapidez en la siguiente crónica para que nos informes y pongas fotos de tu pretendienta… Un saludo y un abrazo.

  2. Hola Antonio,
    Qué pais India!!!Toda llena de contrastes!!Muchas gracias por tu crónica (aunque se haya hecho de rogar..)Siempre nos acercas a esos paises lejanos un poquito y haces que por un momento podamos desconectar y volver a soñar.
    Espero impaciente la próxima crónica 🙂

  3. Antonio te has dejado el mencionar la aventura pasada por agua que vivimos en Sri Lanka, que por falta de una, repetimos en dos ocasiones más. Darte la enhorabuena por lo encontrado en el lugar. Y animarte para la siguiente crónica! Que desde marzo han pasado muchas cosas! Un fuerte abrazo desde bcn. Y cuídate!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *